Mastigos

Brujos de la Senda de Sufrimiento, Vástagos de la Atalaya del Guantelete de Hie-rro en el Reino de Pandemonium, Feudo de Pesadillas y Morada de los Demonios.

Mientras que los “brujos” Mastigos suelen ser asociados con diabolistas e invocadores de demonios, son más bien maestros de esos impulsos infernales, aquellos que la fuerza de voluntad gobiernan aquello que en su interior es indeseable. Mientras todos los hombres pecan, los Mastigos aprenden de las manías de lo mortal y las usan para alcanzar un mayor poder.

Aquellos que Despiertan en la seductora pesadilla de la Senda de Sufrimiento están destinados a estar entre los magos de menos confianza de la existencia. Su conexión con el Feudo de Pesadillas les otorga un espeluznante y seductor impulso hacia la manipulación y la subversión. A pesar de la constante tentación que experimentan, sin embargo, permanecen en completo control de cómo expresan ese impulso.

Mientras que muchos Mastigos se acostumbran a sus mala reputación con el tiempo, muchos se toman las molestias de usar sus extraordinarios talentos en modos que en última instan-cia sirvan al bien común. Algunos se ven a sí mismos como sirvientes de un rol Darwi-niano. Afilandose en los defectos de otros, empujan a la gente a ser mas conscientes de sus defectos y así trabajan para consolidarse. Aunque esto pueda parecer innoble para algunos, muchos Despiertos juzgan las cosas más por la evolución de sus resultados que en base a una ética. Cuando la meta final es la ascensión al Mundo Superior, las debili-dades propias pueden resultar fatales. Es mejor tener a un amigo en el rol de catequista que a un enemigo.

Uno de los problemas que los Mastigos frecuentemente encuentran en las más tempranas fases de la Senda es la impresión de estar rodeados de gente que ocultan secretos. Ciertamente, el Arcano Mente les deja con la sensación de estar rodeado por otras presencias, todas las cuales tienen sus propios secretos. Esto a veces vuelve a los Mastigos recelosos y les deja con una proclividad por el espionaje y la manipulación que les sirve de mucho, salvo por lo que sufren sus reputaciones.

Los Mastigos no reconocen a ningún maestro salvo a sí mismos. Renuncian a cualquier código de conducta que no establecieran para sí mismos. En algunos casos, esto resulta en códigos de conducta hiperestrictos que uno esperaría más de un monje ascético que de un Brujo, pero los otros en la Senda de Sufrimiento usan su propia mar-ca de nihilismo como excusa para entregarse a cualquier comportamiento que les guste –sin importar las consecuencias para sí mismos o para otros. Muchos los asocian con la carta del tarot “El Diablo”, una poderosa voluntad libre de las ataduras de las preocupaciones morales.

Mágicamente, el sello de los Mastigos es la sutileza. Su magia es raramente llamativa o descarada, y muchos en esta Senda se encuentran extremadamente incómodos al usar cualquier forma de magia obvia.

Muchos otros magos asumen que todos los Mastigos están inherentemente corrompidos, pero estos mezclan los Brujos con las más bajas aplicaciones de sus filosofías. Es cierto que un mortal que ya está inclinado hacia la violencia pueden sacar el máximo de dicha inclinación una vez Despierta como Mastigos, pero simplemente es tan cierto que un mago inherentemente benéfico puede ejercer su voluntad para el bien común con igual facilidad.
Órdenes: Debido tanto a su actitud hacia el poder y a las Habilidades Arcanas que en-seña, la Escala Argentea es la orden favorita para los magos de la Senda de Sufrimiento. Casi al mismo nivel están los Guardianes del Velo, cuyos modos sutiles y Habilidades Arcanas resuenan concordantemente con la Senda Mastigos. En unas distantes tercera y cuarta posición se encuentran, respectivamente, el Mysterium y el Libre Concilio. La Flecha Adamantina siempre busca más Mastigos debido a sus extraordinarias habilidades de reconocimiento.

Apariencia: La mayoría de las veces, los Mastigos están impecablemente arreglados y vestidos adecuadamente. A menudo hacen excelentes primeras impresiones, ya que ponen mucha atención a los pequeños rituales de autodisciplina – etiqueta adecuada, buen acicalado – que ellos piensan que les ayuda a dominarse en modos que más adelante les ayudará a dominar a otros.

Sanctums: Como las ratas, cucarachas o termitas, los Mastigos pueden vivir casi en cualquier lugar y nunca ser detectados. Tienden a mezclarse con sus alrededores y prefieren un escenario urbano a los sanctums aislados. Un cómodo apartamento en un gran edificio donde puedan permanecer en el anonimato para sus vecinos es ideal para un Mastigos.

Trasfondo: El despertar de un Brujo suele caer mayormente en aquellos que son individualistas devotos. Hacen sus cosas independientemente de los que otros puedan decir de ellos. A menudo son rebeldes, innovadores, egoístas y pueden parecer inherentemente proclives al engaño, seducción o manipulación para lograr lo que quieren. Muchos en la Senda de Sufrimiento comenzaron como abogados, seductores, inventores, pornostars, mentirosos, iconoclastas, sociópatas, profesionales de la salud mental, escritores, tele evangelistas y embaucadores.

Creación de Personaje: los Mastigos son sutiles y les gusta alcanzar sus metas por me-dios indirectos. Dado su enfoque en los Atributos Sociales y Mentales, los Atributos Físicos suelen ser casi siempre terciarios. Aquellos en la Senda de Sufrimiento necesitan una gran cantidad de Fuerza de Voluntad.

Los Mastigos a menudo viven o mueren por sus Habilidades Sociales., por lo que éstas suelen enfatizarse, si bien las Habilidades Mentales vienen en un cercano se-gundo lugar. Latrocinio y Sigilo son Habilidades Físicas comunes.

Los Mastigos ven la Fortaleza como Virtud ideal, incluso aunque no la practi-quen. Se advierten los unos a los otros de la Lujuria, pero ese vicio aún parece ser en-démico a la Senda.
Atributo de Firmeza Favorecido: Resolución

Arcana Gobernantes: Espacio/Mente

Arcano Inferior: Materia

Nimbus: “De Pesadilla”. La percepción de profundidad adquiere una nueva claridad, y puede parecer que los objetos se ven desde todos los ángulos de un simple vistazo, o que las cosas parezcan imposiblemente lejanas, más allá de todo alcance. Los objetos parecen iluminados por una llama invisible, y fragancias exóticas flotan en los límites de la conciencia. Con magia poderosa, distantes gritos o aullidos de rabia pueden ser oídos a veces.

Asociaciones: Los magos en la Senda de Sufrimiento son extraordinariamente pruden-tes al respecto de con quién se asocian. Tienden a ser algo paranoicos, particularmente cuando tratan con otros que estén en su propia Senda (conocen a los de su especie demasiado bien como para confiar completamente en ellos). Sus estilos de vida relativamente movibles – permitido por el Arcano Espacio- también tiende a minar cualquier clase de organización o afiliación estable. Consecuentemente, las alianzas entre los Mastigos son frecuentemente tan breves como es posible. Cualquier interacción que tengan durante ese tiempo tiende a ser fría y rigurosamente formal incluso cuando se esfuerzan fuera del escenario para poner al otro en desventaja.

Las asociaciones mas duraderas que muchos Mastigos forman son aquellas con Acolitos (o con otros magos) cuyas mentes hayan condicionado hasta el esclavitud.

En ocasiones, los Mastigos que sirven a un mismo maestro (o que comparten un Acólito) están obligados a trabajar juntos por largos períodos de tiempo. Bajo esas circunstancias, sus interacciones dependen por completo de los magos involucrados y no se basan en ningún marco organizativo preexistente.

Conceptos: Infernalista escalofriante, matademonios itinerante, antihéroe luchador, ase-sino invisible, ronda-pesadillas, diplomático realpolitik, intérprete de sueños de la feria.

ESTEREOTIPOS

ACANTHUS: Mentirosos empedernidos, tramposos y serpientes todos ellos- y benditos con buena fortuna hasta las botas. Envidiable.

MOROS: Es facil reirse de su sentido superdesarrollado del drama, pero nunca, jamás subestimes a un mago con poder sobre los muertos y las piedras bajo tus pies.

OBRIMOS: Moralistas insufribles. desafortunadamente, tienen bastante potencia de fuego bruta que no podemos simplemente ignorarlos.

THYRSUS: ¿Noble salvaje? Creo que no.

Tu complejo de Edipo está escrito en toda tu alma, semejante neurosis sin importancia. ¿qué ocurrió con las grandes megalomanías del ayer?¿Los César y Napoleón?
Si te tienen que joder la cabeza, por lo menos intenta ser más estimulante.