Meritos y defectos del Clan Malkavian

Existen multitud de meritos y defectos que resultan especialmente adecuados para los Malkavian.

Los que se presentan a continuación proporcionan un par de ideas para dar la ultima pincelada de extravagancia a un lunático.

Merito

Aura Inmaculada (Merito 1 Punto)

Ya sea debido a tu control de hierro o a un golpe de suerte, tu aura no se hace eco de tu locura. El aura no cambia ni se arremolina, ni siquiera te sientas confuso, estés en frenesí o seas presa de un ataque de psicosis.

Mentor Incorpóreo (Merito 5 Puntos)

A lo mejor las voces que escuchas de tu cabeza no callan nunca, pero Dios, si que es útil lo que te dicen. Tienes un guía y consejero personal (adquirido como de costumbre por medio del Trasfondo: Mentor) que existe dentro de tu cabeza. Quizá fuera un Malkavian que se descargo en la Red, o puede que se trate de una ilusión artificial con acceso a los recuerdos compartidos del clan. En cualquier cado, a tus enemigos les resulta excepcionalmente difícil impedir que escuches los consejos de tu mentor, y suele resultarte sencillo solicitar su ayuda cuando la necesitas. Por desgracia, este Merito también tiene sus inconvenientes; tu mentor puede dar contigo siempre que le plazca, y puede llegar a resultar un incordio cuando intentes hacer algo que a el le parezca irrelevante. Tampoco escapas de las obligaciones de vuestra relación; deberás hacer recados para tu mentor tan a menudo como cualquier otro pupilo, si no mas.

Sistema del Teatro de la Mente: Este rasgo no resulta apropiado para el juego en vivo, puesto que requeriría la atención constante de un Narrador.

Nervios Embotados (Merito 4 Puntos)

Tanto si se debe a una afección que sufrías en vida como si se debe a un extraño efecto secundario del Abrazo, a tu sistema nervioso le faltan unas cuantas conexiones. Tu sentido del tacto es casi inexistente, tanto ante el placer como ante el dolor. El perjuicio es evidente: Uno de tus sentidos esta gravemente mermado, lo que puede impedir que te percates de señales obvias (la punta de un cuchillo contra la espalda, por ejemplo… o en tu espalda). Sufres un +3 a la dificultad de cualquier tirada de Percepción relacionada con el tacto, y el Narrador podría pedirte que lances los dados para percatarte incluso de lo mas evidente; quizá ni siquiera te des cuenta de que te han disparado si la bala (o cualquier tipo de proyectil) no te tumba.

No obstante, tus sentidos embatados también te aíslan del dolor, lo que te permite ignorar tus heridas hasta que se te desprenda la carne de los huesos. Todas las penalizaciones por niveles de daño se reducen a la mitad, redondeando hacia abajo, en otras palabras, no sufres ninguna penalización hasta llegar al nivel de Herido, donde restas un dado de tu reserva de dados, e incluso cuando estés Tullido actuaras con una simple penalización de dos dados menos.

Si el Narrador estuviera dispuesto a ello, podría resultarle especialmente satisfactorio llevar la cuenta de los niveles de salud del personaje, permitir que el jugador conozca exactamente la gravedad de sus heridas. Incluso si el Malkavian se detiene para auscultarse con carácter de urgencia, el Narrador describirá su situación en los términos mas generales (P.E.: “Presentas varias heridas de bala (o cualquier otro proyectil) en el pecho, pero no sabes si los proyectiles están alojados en tu cuerpo o no”, “Tu brazo izquierdo esta paralizado, aunque no sabes por que”, etcétera). Esto supone una enorme cantidad de trabajo añadido para el Narrador (sobre todo si, en aras de mantener el misterio, realiza en secreto todas las tiradas de absorción de daño del Malkavian), pero puede añadir mucha mucha tensión y verosimilitud a la partida.

Sistema del Teatro de la Mente: Los personajes Magullados que posean este Merito conservan todos sus niveles de Rasgo en cualquier desafió que termita en empate. Cuando estén heridos, no tendrán que arriesgar Rasgos adicionales para intentar ningún desafió, aunque seguirán perdiendo automáticamente cualquier desafió empatado.

Sangre Benévola (Merito 1 Punto)

Tu sangre aun porta la Maldición de Malkav, pero sus efectos se han paliado en parte. Ningún ghoul que crees sufrirá los desquiciantes efectos que implica ingerir la sangre de un Malkavian pueden beber de su sangre hasta reventar, que no estarán mas cerca de conseguir un trastorno (esto no es obice para que vivir cerca de ti les provoque la locura, según lo exigente que sea tu realidad). Desde luego, cualquier chiquillo que abraces seguirá recibiendo un trastorno en el momento de su creación, como de costumbre, aunque tu vitae se diluya fácilmente en sangre mortal, la esencia pura continua transmitiendo la maldición como cabria esperar.

Vinculo Simpático (Merito 5 Puntos)

Por el motivo que sea, sin proponértelo, creas una peculiar y sobre natural especie de efecto reciproco por medio del lazo de sangre. Aunque no eres inmune a ser vinculado por sangre (y no puedes adquirir el Merito: Invinculable), si alguien te vinculara, tu regente se vincularía a ti del mismo modo. Aunque estuviera vinculado ya a otro vampiro, ahora se encontraría en la nada envidiable posición de tener que ejercer de regente sobre dos vampiros a la vez. Obviamente, esto puede propiciar relaciones de codependencia tan inesperadas como retorcidas

Defectos

Estigma (Defecto 2 – 4 Puntos)

Pierdes sangre constantemente a través de unas heridas fantasma; aun cuando tu carne esta ilesa, sangraras. El goteo es débil, pero incesante, y te cuesta un punto de sangre adicional cada noche (tachado justo antes de que amanezca). Si sangras por alguna localización visible (como las palmas de las manos, lugar común para los estigmas), la dificultad de todas tus tiradas sociales aumentara en +1, aunque es probable que algunos vampiros se tomen en serio tu reputación de vidente.

La versión de cuatro puntos de este defecto indica que sangras por los ojos; esto, evidentemente, imposibilita casi por completo que puedas pasearte por entornos sociales humanos, y perturba en gran medida a los demás Cainitas (la dificultad de de todas las tiradas sociales aumenta en +2) con tu visión, lo que añade uno a la dificultad de todas las tiradas de percepción visual.

Sistema del Teatro de la Mente: Este defecto cuesta dos o cuatro Rasgos. En ambos casos, perderás un Rasgo de Sangre adicional cada noche antes del amanecer. La versión de dos Rasgos te confiere además una penalización de un Rasgo a los desafíos Sociales, el defecto de cuatro Rasgos te supone una penalización de dos Rasgos en esos desafíos, además de una penalización de un rasgo a la percepción visual. No hace falta decir que este Defecto. Sobre todo la versión de cuatro rasgos probablemente deba reservarse para partidas jugadas en Halloween o lejos del resto de la población civil; si te parece que ya te miran mal por ir vestido de vampiro, imagínate su reacción al verte con la cara embadurnada de sangre falsa.

Contagioso (Defecto 3 Puntos)

Tu mordisco transmite la locura de tu clan. Cada vez que te alimentas de un mortal, el poder del beso los inmoviliza como de costumbre. Sin embargo, tu presa mortal recibe un trastorno temporal por cada tres puntos de sangre que le arrebates; la locura durara aproximadamente una semana. Los Malkavian que posean este defecto suelen ser los que tienen fama de asolar los manicomios; es el lugar mas discreto en el que pueden alimentarse.

Sistema del Teatro de la Mente: Este defecto cuesta tres rasgos; la presa recibe un trastorno por cada tres rasgos de sangre que pierda.