Meritos y Defectos – Sólo para Sluagh

Los sluagh pueden llegar a lugares donde ningún otro linaje puede, ver cosas que escapan a otras hadas, y oír sonidos demasiado tenues para cualquier otro oído. En parte es su naturaleza, lo demás es talento.Independientemente de su clasificación, sin embargo, existen ciertas ventajas y desventajas de los sluagh desconocidas para otros changeling de la Tierra; más abajo aparece una muestra de algunas de las manifestaciones más comunes.

Pies diestros (Mérito de 1 punto)

¿Manos atadas? ¿Demasiadas cosas que sujetar? No pasa nada… con Píes Diestros puedes trabajar igual con los pies que con las manos. Un sluagh con este Mérito puede hacer cualquier cosa que pueda hacer con sus manos (disparar un arma, dibujar, tocar un instrumento, etc.) con los pies, igual de bien. Claro está que un sluagh que sostenga algo con los dedos de los pies será incapaz de caminar.

Visión Nocturna (Mérito de 3 puntos)

La noche ciega muchos ojos, pero no los tuyos. Sin importar las condiciones de iluminación, tus ojos se ajustan automáticamente, con lo que puedes ver igual de bien a mediodía que a media noche. El reajuste es instantáneo, con lo que si estás en un cuarto a oscuras y alguien enciende la luz, ésta no te cegará.

Lengua Prensil (Mérito de 3 puntos)

Una de las cosas que ha dado a los sluagh peor fama de la que quizá merezcan, la Lengua Prensil es muy útil cuando no se tienen las manos libres. Básicamente, tu lengua es una extremidad más, capaz de llegar a medio metro de tu boca para coger y mover objetos.
Mientras que una Lengua Prensil no es la mejor de las armas, siempre puede meterse en un ojo o dar un desagradable tortazo. (El jugador deberá hacer una tirada de Resistencia, dificultad O, si alguien toca a su personaje con una Lengua Prensil; si falla, su personaje queda aturdido de puro asco durante un turno).
Nota: Para que un sluagh utilice Lengua Prensil para coger algo o cualquier cosa por el estilo, el jugador debe tirar Destreza + Atletismo (dificultad 7). Un éxito significa que el sluagh controla por completo su extremidad extra y no necesita volver a tirar durante esa escena para ver si puede utilizarla. Un fallo indica que no se realiza esa tarea en concreto; una pifia deja la lengua sobresaliendo desagradablemente, balanceándose enfrente del personaje.

Amigo de las Arañas (Mérito de 4 puntos)

Este Mérito podría llamarse más apropiadamente “Amigo de los Artrópodos”, pero fueron las arañas con las que los sluagh empezaron a hablar, y de ahí viene el nombre. No es que la relación que implica el nombre del Mérito sea más de amistad que de negocios, pero incluso los sluagh tienen sus tradiciones sacrosantas.

Si eres un Amigo de las Arañas, puedes hablar con cualquier tipo de bichejos (cuando el jugador tira Percepción + Enigmas, dificultad 7). Si bien la conversación no es tanto un intercambio de halagos como de imágenes e impresiones, una increíble cantidad de información se puede ganar hablando con las arañas de tal modo. Se pueden descubrir personas que hayan pasado recientemente, notar cambios en el viento (y lo que éste traiga), y otros detalles de vital importancia que de otro modo se habrían pasado por alto pueden sacarse en limpio de tomarse su tiempo para hablar con los soplones de ocho patas. El número de éxitos indica lo clara que resulta la información.

Dedos de Mosca (Mérito de 4 puntos)

En tu semblante feérico, tus dedos terminan en ventosas similares a los de una mosca. Eres capaz de trepar paredes verticales, colgar boca abajo del techo, y desafiar todas las leyes de la gravedad siempre y cuando tengas algo a lo que agarrarte. (El jugador debe tirar Destreza + Atletismo).

Nota: Los dedos en cuestión no pueden estar enfundados en guantes para que funcione el Dedos de Mosca. Los dedos de los pies de un sluagh con este Mérito resultan afectados del mismo modo, aunque sólo los de las manos pueden sostener el peso de un changeling.

Amigos Muertos (Mérito de 4 puntos)

Los sluagh siempre han sido capaces de ver, y a veces de hablar con, wraiths. Sin embargo, tú has llegado más allá de ese contacto esporádico hasta el punto de que has trabado amistad con unos pocos difuntos. Te proporcionan información, espían a tus enemigos, y por lo general te mantienen al día de las cosas que ningún contacto vivo podría nunca llegar a saber. Tener contactos capaces de atravesar paredes puede ser extremadamente útil a veces.

Por otro lado, estos amigos esperan que tú les hagas favores a su vez, y algunas de sus peticiones pueden llegar a ser bastante raras. Además, nunca sabes cuándo tu buen amigo wraith va a ponerse tonto sin motivo aparente, y sabe dónde vives…

Charco (Mérito de 5 puntos)

Con el arrastrar de los siglos, los sluagh fueron perdiendo gradualmente su habilidad para asumir cualquier forma que deseasen. Poco a poco se fueron volviendo más y más escasas las formas que podían adoptar, hasta que al final quedaron atrapados en un aspecto más o menos humano. Pero no tú. Con el Mérito de Charco, puedes reducir tu forma a la de un charco en el suelo, deslizarte a través de las rajas y rendijas más pequeñas, y derramarte a ti mismo dentro de objetos que no deberían ser capaces de albergarte… para después asumir tu propia forma, lo que no está mal a la llora de dar un susto. Este truco en concreto es muy útil para espías, correos y asesinos.

Para que un sluagh se licué en Charco, el jugador debe hacer una tirada de Resistencia + Atletismo (dificultad 6). Moverse en forma de charco requiere Destreza + Atletismo (dificultad 7), mientras que para revertir a su estado normal hace falta Resistencia + Atletismo (dificultad 7). Una pifia en cualquiera de estas dos últimas tiradas deja al sluagh hecho una masa inerte y temblorosa, fácil de coger y meter en un recipiente donde encerrarlo. Fallar tan sólo significa que el sluagh tendrá que intentarlo de nuevo.

Gregario (Defecto de 1 punto)

Entre las peores faltas de etiqueta que un sluagh puede cometer está el pasar demasiado tiempo en compañía de otros. Un sluagh Gregario puede hacer amigos e influenciar a otros de la Estirpe, pero es fácil que adquiera cierta mala fama entre los de su linaje. Si eres Gregario, serás dado de lado por otros sluagh, no te invitarán al Alto Té, y no te harán partícipe de ninguna información útil.

Jugador, tu sluagh Gregario tiene un -2 en todas las tiradas Sociales que tengan que ver con otros sluagh. Y no, no lo puedes mantener en secreto.

Poca Capacidad de Concentración (Defecto de 2 puntos)

Gran parte del tiempo de un sluagh puede emplearse en meditar acerca de ciertos problemas, separando el trigo de la paja de cualquier información. Eso requiere tiempo, esfuerzo y, sobre todo, paciencia.

Por desgracia, con Poca Capacidad de Concentración, la paciencia es algo que no te sobra. Saltas de idea en idea y de proyecto en proyecto, sin acabar nunca una cosa antes de meterte con otra. Aún cuando hayas prometido terminar un trabajo para alguien, nunca eres capaz de ponerte del todo a ello, sobre todo cuando hay tantas otras cosas interesantes a las que dedicar tu atención (al final, todas dejan de tener interés y te quedas con una ristra de tareas inacabadas, lo que te deprime tanto que sólo te dan ganas de olvidarte de todo y empezar algo completamente nuevo…)
Para un sluagh con Poca Capacidad de Concentración, finalizar cualquier cosa no es algo que se haga de una sentada; el jugador tendrá que tirar Fuerza de Voluntad (dificultad 6); de otro modo el asunto se quedará a medio hacer. Esta tirada hay que repetirla cada vez que se vuelva sobre el proyecto. Un sluagh con este Defecto será tratado como un crío por otros de su linaje. Un sluagh sin paciencia para observar no es un sluagh ni es nada.

Bocazas (Defecto de 3 puntos)

¿Secretos? ¿Qué secretos? Si sabes algo, no puedes evitar decírselo a todo el mundo. Ya que la información es la moneda de cambio del linaje, tú regalas literalmente la cartera cada vez que abres la boca. No es que quieras que se te escape, es que no lo puedes evitar. (Jugador, tira Fuerza de Voluntad, dificultad 8, para evitar que tu sluagh raje todos los secretos que sepa).

Claro está, en cuanto se corre la voz de que hay un sluagh con la lengua suelta en la ciudad, puedes esperar un montón de visitas… otros changelings en busca de los últimos trapos sucios y demás. Una vez más, la gente puede intentar utilizarte para hacer correr falsos rumores, lo que no va a hacer que los demás sluagh te miren con buenos ojos.

Recluso (Defecto de 3 puntos)

Más allá del desapego común a todos los sluagh por la compañía, lo tuyo es una fobia cuando se trata de estar con otros. Te cuesta un auténtico esfuerzo (Fuerza de Voluntad, dificultad 6) incluso salir de tu guarida, y otro más el no volver corriendo a ella. Te sientes más cómodo en casa, y por lo general no dejas que otros te vean, prefiriendo quedarte tras tus cortinas o las ventanas de un solo sentido.
Cada vez que el sluagh esté en compañía de más de una persona, tienes un -1 a todas las tiradas a menos que pases una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 5).

Embrujado (Defecto de 4 puntos)

En algún momento, alguien con quien no te llevabas muy bien murió. Esto no sería malo, si no fuese porque ahora es un wraith y está dispuesto a hacer de tu vida un (breve) infierno. No importa dónde vayas o lo que hagas, tu fantasma te seguirá y hará lo posible por incordiarte. A medida que te haces más poderoso, él también, y no descansará hasta verte destruido. Lo peor de todo, sin embargo, es que puedes verlo y saber qué es lo que va a hacer, pero la mayoría de las veces te ves impotente para hacer algo por evitarlo.

Sabe Demasiado (Defecto de 5 puntos)

Has aprendido lo que muchos consideran que es el mayor secreto de los sluagh: que las hadas sluagh están en su última encarnación y que después de esta vida se abre el vacío. Esta revelación ha deformado tu forma de ver las cosas de forma irreparable. Eres incapaz de ver nada bueno en este mundo o en los demás. Nada significa nada para ti, y la vida es tan sólo algo que soportar antes de que la oscuridad que te aguarda engulla inevitablemente tu espíritu.
Esto también significa que los demás lo tendrán muy difícil para convencerte de la urgencia de esta y aquella tarea, y es fácil que pierdas el interés de repente en cualquier cosa que estés haciendo, tan sólo porque requiere demasiado esfuerzo.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.