Miguel, el Patriarca

Miguel, el Arcángel de Constantinopla, el Creador del Sueño, el Patriarca de Nueva Roma un cielo sobre la tierra.

 

Miguel El Patriarca

Historia

Nacido como Mi Ka Il en el siglo XXII antes del nacimiento del mesias cristiano, el futuro del Patriarca de Constantinopla paso su vida mortal en la ciudad mesopotamica de Ebla, una poderosa población de un cuarto de millón de habitantes, considerada la Roma de la época. Hábil con las palabras y la escritura en un mundo en el que las palabras eran poder, Mi-Ka-il se convirtió en el escriba del rey. Esto llamó la atención de la Antediluviana Toreador que le abrazó. Mi-Ka-il pasó los 50 años de existencia que aun le quedaban disfrutando de los placeres de la divinidad y de la adulación de su amante, Ma-Ri.
Antes de que Ebla cayese ante los acadios, Mi-ka-il fue evacuado de la ciudad durante el día y llevado a Rish, en el Eufrates. Cuando despertó, ya era demasiado tarde para salvar a Ma-Ri que había quedado atrás. Fue una pérdida de la que Mi-ka-il no llegó nunca a recuperarse del todo.

Viajando por el Creciente Fértil, Mi-ka-il cambió su nombre por el de Besher al descubrir que los vampiros Acadios lo estaban persiguiendo. Desgraciadamente, había desarrollado un gusto por ser adorado y acumulaba seguidores allí donde iba. Logró escapar de sus enemigos en muchas ocasiones, pero sus ansias de adulación lo ponían en constante peligro.

Finalmente, Besher se lanzó al mundo en busca de si mismo. Tierras extranjeras pasaron bajo sus pies mientras pasaba el primer milenio observando diversas culturas. En el año 550 a.C. llegó a Bizancio, una colonia en el Bósforo construida por Byzar de Megara. El nuevo asentamiento y el paraíso costero inspiraron su corazón. Tras pasar masomenos un año en Bizancio, Besher prosiguió su viaje al salvaje Occidente, buscando un lugar donde establecerse que no estuviera bajo el control de su especie. Al fin llegó a las siete colinas y la naciente ciudad de Roma, y decidió quedarse allí.

Recordar los siglos pasados en la vida de Besher y Roma sería una tarea monumental. Podemos simplificarlo diciendo que era uno de los Cainitas más poderosos de la región y que permaneció en la ciudad, ayudándola a crecer. Como Toreador, su interés estaba en el arte, no en la política.

Besher pasó tambien algún tiempo viajando por los territorios adquiridos por su imperio, estudiando a los pueblos conquistados y asimilando las cualidades culturales que aprobaba. Cuando abandonaba Roma para vagar por el mundo, sus amigos Antonius el Ventrue y el Dracon, del clan Tzimisce, cuidaban de sus chiquillos y sus intereses. Los miembros del Triunvirato, como se les conoció más tarde, eran devotos amigos y amantes.
Durante sus viajes por el norte de Africa, Besher conoció a seguidores de una nueva religión conocidacomo cristianismo. Con curiosidad por sus postulados, volvió a Roma e hizo que los Nosferatus de la ciudad espiasen a las células cristianas ocultas en las catacumbas. Muchos de estos Nosferatus fueron atraidos por su doctrina, convirtiéndose.
Los espias de Besher le convencieron de unirse al cristianismo. Todavía deseoso de llenar el vacío de su vida, Besher estuvo de acuerdo y tomó el nombre de Miguel, por el primer y más poderoso ángel de la religión. En realidad, su arrogancia tuvo bastante que ver en todo esto: se veía como el salvador y protector de esa gente perseguida y despreciada. El antiguo vicio de Mi-Ka-il surgía de nuevo.

Cuando Roma empezó a deteriorarse, Miguel se dio cuenta de que había llegado el momento de marcharse. Pidió a sus amantes Antonius y el Dracon que escapasen con él para forjar un nuevo destino. Tras discutirlo, aceptaron, partiendo hacia Constantinopla, recordada con cariño por Miguel.

El resto de la historia de Miguel ya está explicado en el pasado de Constantinopla y en el de su familia. Lo último que queda por referir es la locura que embarga su alma. Entre la pérdida de Antonius y el Dracon y las manipulaciones del Malkavian Gregorius, Miguel ha sufrido una regresión a los antiguos rasgos de su carácter, sólo que con mayor convicción. Ya que no quiere ser visto como un ángel, sino que de verdad se considera uno. Planea hacer de Constantinopla su carruaje para ascender a la Divinidad.

Imagen: Miguel, por medio de una combinación de Presencia y Quimerismo, aparece como un ángel de vidriera. La luz resplandece a través de su forma, su rostro permanece inmutable en su tranquila benevolencia, las emociones se prenden en el brillo de su halo, y su cuerpo alado lanza destellos. Por encima de todo, su presencia exige adoración inmediata.

Refugio: Hagia Sophia.

Secretos: Constantinopla está llena de las obras de la mente de Miguel.

Destino: Miguel está destinado a sacrificarse. Decide que la Trinidad de la que él formo parte debería manifestarse en sí mismo. Siempre ha sido el Patriarca, el Padre, ahora debe convertirse en el Hijo y en el Espíritu Santo para la ascención.
En visperas de la Cuarta Cruzada, Miguel permite al Lasombra Pedro el Humilde que lleve ante su presencia a María la Negra. Deja que ésta le diablerice, cumpliendo con su papel como el Hijo mediante este sacrificio y quedando libre para completar su viaje como el Espíritu Santo.

Clan: Toreador
Sire: Arikel
Naturaleza: Innovador
Conducta: Juez
Generación: 4ta
Abrazo: Siglo XXII a. C.
Edad aparente: un poco mas de 20 años.
Atributos Fisicos: Fuerza 7, Destreza 8, Resistencia 7
Atributos Sociales: Carisma 9, Manipulación 8, Apariencia 9.
Atributos Mentales: Percepción 8, Inteligencia 7, Astucia 8.
Talentos: Actuar 3, Alerta 7, Empatia 9, Esquivar 7, Intimidación 7, Liderazgo 8, Pelea 6, Subterfugio 6.
Tecnicas: Armas CC. 7, Etiqueta 5, Pericias 9, Trato con animales 4
Conocimientos: Lingüística 8, Ocultismo 8, Sabiduria Popular 7.
Disciplinas: Animalismo 4, Auspex 8, Celeridad 6, Dominacion 7, Fortaleza 3, Potencia 6, Presencia 9, Quimerismo 6.
Trasfondos: Aliados 5, Criados 5, Influencia 5, Posicion 6, Rebaño 5, Recursos 5.
Virtudes: Consciencia 4, Autocontrol 5, Coraje 3
Camino: Camino de la Caballeria 9
Fuerza de Voluntad: 10