Misericordia, Caballero Inquisidor

Libertad frente a organización, voluntad frente a rectitud, antiguos frente a neonatos… Todas estas luchas caracterizan a los vampiros del Sabbat, que parecen unidos tan sólo por el odio que sienten hacia los Antediluvianos y por el desprecio que demuestran hacia el ganado.

Trasfondo: A pesar de su nombre, Misericordia no muestra tal rasgo. Su nombre de nacimiento es Allisandra, y este remoquete le viene de las súplicas de sus víctimas. Representa a toda la nueva raza de Sabbat violentos y jóvenes que están llegando al poder.

Como Inquisidor, su autoridad no es cuestionada por nadie de la secta. Natural de Río de Janeiro, Misericordia reside actualmente en Montreal, donde investiga los insistentes rumores sobre infernalismo. Si sólo se tratara de enderezar la situación independientemente de las consecuencias, Misericordia sería una candidata perfecta para el trabajo, pero, por desgracia, sus soluciones son invariablemente destructivas; incluso sus camaradas Inquisidores se refieren a sus tácticas como un “bombardeo de arrase”. En una ciudad como Montreal, donde tres cofradías se enfrentan por el poder, Misericordia podría ser la cerilla que encendiera la mecha del ya de por sí caliente polvorín.

Antes de su Abrazo, Allisandra fue una acólito mortal de La Regla Lucumí (en español en el original), una religión de una fuerte moralidad y responsabilidad que proviene de los Yoruba de África (N del T.- un pueblo negro de África occidental que habita en su mayor parte al SO de Nigeria). Como consecuencia de su Abrazo y su incorporación al Sabbat, encontró dificultades en reconciliar su religión con su nuevo estado de eggun, un miembro de los muertos. Su devoción se fue degradando junto a su humanidad, obligándola a buscar satisfacción religiosa primero en los cultos marginales de la santería, y luego en los apenas disfrazados cultos de sangre de los Lasombra y los Setitas. Con cada desliz su compasión y su amabilidad también fueron cayendo, terminando por dejar tras detrás a una mujer capaz de atrocidades impensables.

En Río, los Toreador de la camarilla compartían la influencia con los Lasombra en una tregua inestable e improbable que nacía de un interés común en la riqueza mineral de la región. Sin embargo, Allisandra desarrolló un don para la destrucción y el caos que amenazaban continuamente con alterar la precaria paz entre las dos sectas. Saboreaba su libertad y satisfacía su ansia de sangre sin consideración por la convención.

Los niños de la calle desaparecían cada vez en mayor número, y las autoridades encontraban regularmente partes de cuerpos flotando en la Bahía de Guanábana. En una ocasión, la policía descubrió a 11 miembros de una iglesia de santería que habían sido torturados y colgados como las piezas de ganado en un matadero. Aunque la historia nunca llegó al público, tanto los Sabbat locales como la Camarilla supieron de los informes y sospecharon que Allisandra estaba detrás de los hechos, ya que los devotos de la Santería asesinados habían sido sus amigos durante sus años mortales.

Por extraño que parezca, fueron los Lasombra los que reaccionaron, “animando” a Allisandra para que se fuera a Ciudad de México. Los Guardianes no querían censurar a su hermana antitribu Toreador, pero les preocupaba que sus continuas actividades pudieran amenazar la precaria paz. Allisandra se decidió por fin a marcharse después de encontrar a los miembros mortales de su culto de sangre asesinados y secos como aviso.

Fue en Ciudad de México donde Allisandra se convirtió en Misericordia, sobrenombre que ganó a fuerza de organizar partidas de tortura. Sin embargo, sus prácticas religiosas y el modo ritualista en que mataba atrajeron la atención del entonces Caballero Inquisidor Alfred Benezri, un miembro de la cofradía de los Pastores de Montreal. El Caballero Inquisidor encontró a Misericordia inocente de cualquier tipo de comercio infernal, y, muy pronto, ambos formaron una alianza. Él sentía curiosidad por la Santería, y ella, a su vez, estaba interesada por la Inquisición.

Finalmente, con su ayuda, la mujer se unió a la facción.

Durante los últimos cuatro años, la antitribu Toreador ha servido a la Inquisición del Sabbat como Caballero Inquisidor. A pesar de su responsabilidad, sigue siendo brutal. Sus camaradas Inquisidores han llegado a acusarla de destruir a miembros de la secta inocentes (si es que existe tal cosa) y de ser poco rigurosa. Lo único que la salva es su eficiencia en rastrear y descubrir infernalistas, así como su conocimiento de La Regla Lucumí y Mesa Blanca, dos religiones practicadas a lo largo y ancho de las Américas. Estas habilidades la han llevado a Montreal, que además de ser el dominio de su aliado Alfred Benezri, que ahora es Obispo, es un hervidero de herejes.

Debido a la fuerza del Sabbat en la región y al recurrente problema del infernalismo, la Inquisición mantiene a Misericordia y a su manada en el área para prevenir futuras herejías. Sin embargo, ella ve la corrupción por todas partes. Vigila a todo el mundo desde la distancia dejando que su presencia haga todo el trabajo por ella, e interroga regularmente a los Cainitas locales.

Imagen: Misericordia está tan lejos de ser guapa como lo está de la cualidad que le sirve de nombre. Sus rasgos faciales son compactos y rechonchos, aunque tiene una constitución proporcionada a su altura. Sus modales son brutales y suele llevar ropa de lo más “reveladora” a pesar de no tener un cuerpo bonito. Algunos se preguntan, para empezar, por qué la Abrazarían los Toreador, sin caer en la cuenta que los Degenerados sudamericanos están profundamente involucrados en las religiones propias de la región.

Sugerencias de Interpretación: Eres una Cainita, y te regocijas en el poder. Como Inquisidor, eres una cazadora entre depredadores, y no hay ninguna emoción que supere a esta. También eres un ser malicioso, y cambias con facilidad el papel de cazadora al de torturadora. Te gusta tener influencia sobre los demás, ya sea haciendo que la gente se sienta incómoda en tu presencia o rajándoles para oírles gritar pidiendo… misericordia…

Clan: antitribu Toreador
Sire: Dominique Santo Paulo
Naturaleza: Pervertido
Conducta: Monstruo
Generación: 10ª
Abrazo: 1899
Edad Aparente: Recién entrada en la veintena
Físicas: Fuerza 4, Destreza 3, Resistencia 4
Sociales: Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2
Mentales: Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 5
Talentos: Alerta 1, Atletismo 3, Callejeo 3, Esquivar 2, Interrogatorio 5, Intimidación 4, Lanzar 3, Liderazgo 2, Pelea 3, Subterfugio 2
Técnicas: Armas C.C. 3, Armas de Fuego 4, Conducir 2, Sigilo 2, Supervivencia 2, Trato con Animales 2
Conocimientos: Cultura de la Camarilla 2, Cultura del Sabbat 4, Cultura Local (Ciudad de México) 5, Cultura Local (Montreal) 2, Lingüística (inglés, español) 2, Medicina 2, Ocultismo 3, Secretos de la Ciudad (Montreal) 1
Disciplinas: Auspex 3, Celeridad 2, Dominación 3, Fortaleza 2, Presencia 2, Taumaturgia 2
Sendas Taumatúrgicas: Senda de la Sangre 3
Trasfondos: Mentor 2, Posición en el Sabbat 3
Virtudes: Convicción 4, Instintos 2, Coraje 3
Moralidad: Senda de la Catarsis 6
Fuerza de Voluntad: 7