Momias Famosas

Momia la Resurreción
Amam el Devorador

En vida era un sacerdote de Set famoso por su maldad y por extender la corrupción, a su muerte fue escogido para ser una de las Momias de Perdición, ahora hace de asesino, explorador y informador para Apofis, rara vez quedan restos de sus victimas. Posee sentidos del olfato y el oído extremadamente agudos ( Percepción 4, Alerta 5 ) pero es bastante estúpido y distraído ( Inteligencia 1 ) lo que hace que normalmente sean sus siervos los que le dan ordenes a el. Posee una boca capaz de ensancharse como la de una serpiente y devorar a algo de su tamaño, puede morder con una fuerza terrible ( Dificultad 5, daño letal de Fuerza +3 ). Para poder engullir a su adversario primero debe inmovilizarlo con una prueba de presa, para poder hacer luego un mordisco cada turno. Tarda una hora en digerir algo de su mismo tamaño.

Hau-Hra el del Rostro Vuelto

En vida fue un escriba del faraón que tras obtener demasiados conocimientos prohibidos y termino por unirse a los seguidores de Set, uso su influencia para aumentar el poder de Set a la vez que reducía el de sus enemigos, eso le llevo a ser escogido como Momia de Perdición. Era la Momia de Perdición más leal a Set y esta situación de rotura entre Set y Apofis le a hecho dudar de que camino debe tomar. Eso no impide que se vengue de sus dudas en sus victimas. Su Rostro esta realmente en la parte de atrás de su cabeza pero su flexibilidad le permite doblar sus codos y rodillas 180º grados lo que le permite moverse hacia atrás y hacia delante con la misma facilidad, esta flexibilidad le da Destreza 5 y Esquivar 6, ademas es una criatura educada y graciosa, pero con un retorcido sentido del humor tiene Inteligencia 5. Esta más al tanto de los tiempos modernos que cualquier otra Momia de Perdición excepto quizás Tutu.

Hemhemti el Rugiente

En vida el mercader más obeso y rico de su tiempo, era infame por controlar el trafico de grano, cobre y esclavos incluso en lugares tan lejanos como Creta y Babilonia, su excesos le llevaron a devorar a los animales sagrados de varios dioses de Egipto y de vez en cuando a devorar a sus esclavos, lo que terminaba de hacerlo desagradable del todo eran sus problemas intestinales que le hacían contaminar el aire a su alrededor de forma constante.
Esto le llevo a ser escogido como una Momia de Perdición, ahora es el estratega y pensador de las Apepnu, aunque no esta muy familiarizado con la nueva economía sabe lo bastante de comercio para mantenerse a si mismo y a la resta de Momias de Perdición.
Aprecia mucho a Amam el Devorador y ambos suelen tomar parte en concursos de Canibalismo donde intentan devorar el máximo de chucherías humanas en el menor tiempo posible. El cuerpo de Hemhemti esta lleno de gases provocados por la descomposición, cuando se enfrenta a un enemigo puede lanzar una nube de gas pestilente ( emitiendo un eructo flatulento ensordecedor que le da su nombre ). Las victimas rociadas con este gas deben hacer una tirada de Resistencia a dificultad 6 o quedar nauseadas durante 10 turnos menos su Resistencia. Durante el ataque de arcadas la victima pierde 2 dados de todas sus reservas.

Kharebutu el Tetrademoniaco

En vida frecuentaba los mismos círculos criminales que Tutu ( ahora llamado el Doblemente Perverso ), pese a ser un criminal endurecido su reputación se veía empequeñecida por la de Tutu, su rivalidad obsesiva en vida continua en su servicio a Apofis y haciéndose llamar el Tetrademoniaco tras hacerse llamar el Doblemente Perverso Tutu. Esta obsesionado con el numero cuatro, por ejemplo podría herir cuatro veces a su enemigo ( negándose a seguir luchando si sobrevive ) o estar acompañado por 4 Cosechadores o intentar dispersar en 4 grupos a sus enemigos antes de encargarse de ellos, de esta manera explica ser superior a Tutu que solo es doble.

Sus poderes difieren poco del de las otras Momias de Perdición pero a desarrollado un ritual nigromantico que le permite unir dos brazos más a su cuerpo siendo capaz de luchar con 4 brazos que le dan 4 dados extras a sus reservas que solo puede usar en acciones múltiples relacionadas con sus brazos.

Qetu, la Malhechora

Antaño una bailarina y ramera que atrajo a su perdición a muchos funcionarios honrados de la corte del Faraón, no tardo en llamar la atención de los sacerdotes de Set, ahora trabaja como agitadora para Apofis y es responsable de la condenación de varias momias a lo largo de los milenios, pues Qetu se a tomado la existencia de las Amenti como un desafió a sus habilidades de seducción y corrupción, a veces intenta parecer sofisticada pero inevitablemente siempre termina empleando el lenguaje sucio. A diferencia de la resta de Momias de Perdición ella es bella por fuera que le da Manipulación 3, Apariencia 5. Pero dicha apariencia es una mentira, pues lleva puesta la piel animada mediante magia nigromantica de alguna joven hermosa para ocultar su verdadero aspecto de arpía cadavérica en descomposición, cuando alguien descubre su engaño le tira la piel para distraerlo o capturarlo ( con una tirada de Destreza contra el oponente, este sufre un +2 a la dificultad durante este turno ). A pesar de su cuerpo decrepito, sigue conservando la gracia de una bailarina que le da Destreza 5, Atletismo 5 y Esquivar 5.

Saatet-ta, la Que Oscurece la Tierra

A diferencia de la resta de Momias de Perdición, no se sabe nada del pasado de Saatet-ta antes de convertirse en Momia de Perdición. Aunque es poderosa es la más débil de las Apepnu y la resta de ellas suelen tratarla muy mal. Esto la volvió loca poco después de ser resucitada, en un patético intento de ocultar su debilidad gusta de darse altisonantes nombres melodramáticos. Suele poner en marcha un plan megalómaniaco tras otro para intentar superar a la resta de Momias de Perdición. Antes, se cree que era una mujer muy hermosa pero ahora es un horror de metro y medio con la piel ennegrecida y arrugada y el pelo es una maraña de color gris acero, aunque a menudo trata de ocultar su aspecto con Hekau sus ojos siempre tienen el aspecto de arder con una luz febril. No posee poderes especiales y de sus sendas Hekau son un nivel inferiores a las de la resta de Apepnu.

Tutu, el Doblemente Perverso

Originalmente era un saqueador de tumbas despiadado y que le traían sin cuidado las maldiciones, tras ser decapitado fue escogido por los Sacerdotes de Set como una Apepnu, ahora Tutu acecha en la oscuridad como guerrero y saboteador al servició de Apofis. Tutu puede separar su cabeza y espinazo de su cuerpo volviéndose dos enemigos en vez de uno, cada parte tiene siete niveles de salud, la cabeza y la columna vertebral se pueden mover como una serpiente, aunque no puede hacer nada que requiera el uso de dedos, gana un +2 al Esquivar de mientras el cuerpo sufre menos un dado a Percepción y Destreza. La destrucción de cualquiera de las dos partes arrastra el alma de Tutu de vuelta al infierno de Apofis.

Ya que Tutu era un ladrón consumado en vida, añade un dado a Destreza, Alerta, Esquivar y Sigilo, añadiendo también Callejeo 4.

Asekh-Sen ( ” Cosechadores “, ” Cuatro tarros “)

Las Momias de Perdición solo son 7 lo que limita los frentes que pueden crear en su lucha contra Ma’at, eso a cambiado pues los Apepnu han encontrado la forma de crear unos horribles servidores, Kharebutu su creador encontró la forma de unir ifrits malignos a cadáveres creando momias con una horrible versión del ritual de los vasos canopes, menos poderosas que las Momias de Perdición suplen sus deficiencias con odio implacable. Los Hijos de Apofis emplean a los cosechadores en misiones simples o destructivas, para ir a donde ellos no pueden.

Los cosechadores son mejores como tropas de choque que como espías pues su carne pegajosa, su peste a tumba y su expresión horrenda hacen que difícilmente pasen por humanos, en las tierras islámicas gustan de llevar ropas gruesas y especialmente de hacerse pasar por mujeres con velo y todo para poder acercarse a sus presas, gustan también de llevar perfumes fuertes como incienso para tapar su olor.

Son llamados 4 Tarros pues poseen ese numero de tarros, cada uno tiene un ifrit ligado que permite a la Asekh-sen volver 4 veces de la muerte, aunque cada vez más deformada, a la 5 vez ya no regresa, el tiempo de vida y el tiempo que pasan entre las resurrecciones depende de la cantidad de Vasos Canopes que tenga el cosechador, actuando como la puntuación en Ba, las Asekh-sen tienen solo una manera de volver a la vida sin tener que emplear sus ifrit y es restaurando un vaso canope y llenándolo con partes seleccionadas de el cadáver de una Amenti lo que les permite volver sin deformarse aún más, ese les obliga a perseguir a las Amenti sin cesar.

Cosechador
Atributos : Fuerza 4, Destreza 2, Resistencia 5, Carisma 0, Manipulación 1, Apariencia 1, Percepción 1, Inteligencia 2, Astucia 2.
Habilidades : Armas de Fuego 1, Combate cuerpo a cuerpo 2, Intimidación 4, Ocultismo 1, Pelea 3, Sigilo 2.
Fuerza de Voluntad : 5.
Corrupción : 2-5.
Poderes : el cuerpo frío y húmedo de los cosechadores les da algunas ventajas, sufriendo solo la mitad del daño por armas de fuego y ataques contundentes que no les den en la cabeza, en combate cuerpo a cuerpo pueden arrojar una nube de cenizas contra su enemigo y este debe tirar Destreza a dificultad 6 o quedar cegado 10 – Resistencia turnos.