Nagah

La tríada y Gaia proporcionaron una respuesta al problema antes incluso de que surgiese, los Nagah, son los sombríos vigilantes que se aseguran de que todos los engranajes sigan girando. Moviéndose discretamente, los Nagah miden con todo cuidado la importancia de las Razas Cambiantes y juzgan sus actos con fría eficacia.

A falta de un título mejor, los hombres serpiente son los ejecutores de Gaia, aunque no le deben especial lealtad. La suya es una tarea sagrada e ingrata, a la que dedican toda su existencia. Son la elite, los mejores asesinos jamás creados. Deben moverse en secreto. Si las demás Razas Cambiantes conociesen el propósito oculto de los Nagah, seguramente les destruirían como ya lo intentaron los Garou. Los Nagah no actúan nunca de forma directa.

Los siempre tranquilos y corteses Nagah del pasado son llorados como una de las grandes pérdidas de la Guerra de la Rabia. No hay una sola canción que no los describa como pacíficos. No hay pasajes escritos que mencionen su aptitud para el asesinato.

El problema llegó cuando subestimaron la ira de los Colmillos Plateados. Una cadena de acontecimientos hizo explosión cuando los Colmillos se ofendieron por la muerte de uno de los suyos, buscando una explicación entre las demás Razas Cambiantes. Con el tiempo los Nagah descubrieron que la culpa era de uno de los suyos. Mientras juzgaban y castigaban a los culpables de las demás Razas, uno de los suyos se había vuelto al Wyrm, casi destruyendo todo lo creado por Gaia y la Tríada.

Muchos creen que los Nagah están muertos, los hombres serpiente así lo prefieren; de hecho revelar la propia presencia es un crimen entre ellos. Los Nagah se mueven ahora por el mundo sin temor a ser reconocidos, y aunque su número es pequeño, se las arreglan para juzgar a las demás Razas Cambiantes y ocuparse de las tareas que les fueron impuestas cuando Gaia era joven.

Organizacion

Los Nagah siempre operan en grupos de 2 o 3. Los grandes cambios en el medio ambiente han llevado a los Nagah a asumir otra tarea: la de luchar contra el Wyrm. Los Nagah no buscan destruir al Wyrm sino restaurar el equilibrio.

Rasgos

Los Nagah tienen 4 auspicios que tienen que ver con las 4 estaciones. A diferencia con los Garou, no se asigna ninguna tarea especial al Nagah en función de su Raza o el momento de su nacimiento: todos comparten los mismos deberes.

Razas

Homínido, metis y cobra. Todas son consideradas igual, puesto que cada una tiene cualidades que equilibran la balanza del poder. Los Metis no sufren las mismas discapacidades que los Metis Garou: pueden concebir y criar hijos.

Cita

“¿Qué somos? Somos para vosotros lo que vosotros sois para el mundo. Como vosotros juzgáis, así deberemos hacerlo nosotros.”