Relato de Tormus – Libre

Este es el relato ganador del primer lugar en nuestro Concurso de Relatos “Libre” por Tormus.

Que lo Disfruten.

Fsssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

El ruido a estática del viejo televisor era el único que las paredes del pequeño apartamento hacían rebotar.

Rtt

El oxidado resorte del control del cambio de canal fue el que interrumpió la estática. Mientras que el parpadeo del tubo dejó sin luz la habitación por una fracción de segundo, permitiendo cerrarse a esos cansados ojos durante aquel instante.

-You know, Mr. Bernstein, if I hadn’t been very rich, I might have been a really great man.

-Don’t you think you are?

-I think I did pretty well under the circumstances.

-What would you like to have been?

-Everything you hate.

La tenue iluminación volvió y las sombras se alargaron lentas y pesadas, como arrastrándose. El pequeño y deplorable altavoz vibraba al ritmo en que expulsaba palabras en un inútil esfuerzo de lograr un sonido claro.

Rtt

-Johnny, what are you doing for supper tonight?

-Oh, nothing exciting.

-Well, come on home with me.

-Nah, it’s getting to be a habit.

-What’s the matter? Don’t you like the food?

Otra vez el dedo castigaba el plástico del interruptor. Otra vez la luz iba y venia. Otra vez el joven parpadeaba. Otra vez el ruidoso altavoz…Otra vez…

Fsssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Nuevamente estática, ese sonido era el mejor amigo del mobiliario, como una parte más de aquel “hogar, estéril hogar”. El joven permanecía desparramado en su sillón con los ojos clavados en la pantalla, pero la mirada nublada, perdida en grises fantasmas de lo que fue una vida.

Su aspecto era lánguido y descuidado, pero también ajeno y apático, esporádicos bellos que atravesaban su epidermis eran el testimonio de que su rostro hacia 3 días que no veía una hoja de afeitar, al mismo tiempo que un brillo grasoso cubría su pelo que a gritos rogaba por un poco de agua. Un insano grisáceo era el único tono de su piel, interrumpido solo por el oscuro morado de sus ojeras, resaltando la sensación de que los ojos estaban demasiado hundidos en sus cuencas. Su boca, entreabierta, no emitía sonido. Quien sabe cuanto tiempo llevaba en ese mismo lugar, en esa posición, mirando aquella pantalla, pero tras largos minutos sus ojos volvieron a pestañear.

Dejó escapar algo de aire y comenzó a pasear su vista por el lugar sin mucha prisa. Con ayuda de los apoyabrazos del sillón se puso de pie, sus huesos tronaron al hacerlo y accidentalmente su codo golpeo el control de la televisión que golpeo contra el suelo desarmándose. El joven resopló frustrado y miró el artefacto, pero decidió dejarlo en su lugar, el piso parecia un lugar muy lejano desde donde sus ojos veían. Caminó con paso torpe, arrastrando los pies como si su calzado tuviera suela de plomo, y llegó hasta la cocina. Abrió la nevera y revisó su interior con desgano, alimentos medio comidos medio descompuestos y una botella de gaseosa abierta y sin gas puesto que la tapa se habría perdido hace tiempo, al menos estaba fría. Tomó un trago y volvió a guardarla, su vista se mantuvo fija en la puerta que se cerraba y su mirada volvió a nublarse y perderse, pronto empezó a sollozar, sus fuerzas medraron y cayó.

La estática seguía dominando la pantalla pero ya no era lo único que se oía, en aquella habitación gris un joven yacía en el suelo, en posición como fetal, y su llanto era el que se escuchaba.

BLUM!

Un fuerte golpe abre la puerta de un departamento del mismo edificio, la figura de un hombre corpulento y poco agraciado cruza el umbral entrando en la casa, esboza una burda y desagradable sonrisa que deja ver su maltrecha dentadura, al paso que cierra la puerta tras de si y avanza con su otra mano metida bajo su pantalón.

En el otro extremo del lugar una mujer que oía la radio se sobresaltó por el fuerte golpe de la puerta y, sorprendida, dirigió su vista rápidamente en esa dirección. Cuando la información de lo que sus ojos captaron llegó a su cerebro el rostro de la mujer se inundó con infinita tristeza, y de haber podido, hubiera llorado, pero ya no quedaban en si lágrimas que derramar.

Aquel burdo espécimen humano tomó a la mujer por la ropa para arrancársela con toda su fuerza y convertirla en jirones. Mientras la manoseaba y maltrataba, se regodeaba de su impunidad más que de placer y, en sus adentros, la pobre mujer rogaba por que es vez fuese rápido, que esa noche terminara pronto.

En la otra habitación un joven adolescente escucha el golpe de la puerta al abrirse y cerrarse, sabe lo que pasará, ya ha pasado antes y no será la ultima vez. A través de la pared se oye perfectamente como su madre es violada, una y otra vez, por aquel matón. Pero él nada puede hacer, solo cerrar los ojos y pretender que nada de eso esta pasando, girar la perilla de su equipo de música y rogar que tape los gemidos y gritos que desgarran su corazón y mente.

You need coolin, baby, Im not foolin,
Im gonna send you back to schoolin,
Way down inside honey, you need it,
Im gonna give you my love,
Im gonna give you my love.

Wanna whole lotta love?
Wanna whole lotta love?

Un joven que llora en la soledad de su vida gris, una mujer que ya no puede llorar y un hijo que cierra sus ojos para no ver. Todos ellos, y algunos otros, viven en un mismo edificio de departamentos, en una misma ciudad, en un mismo país y en un mismo mundo. Un mundo cubierto de sombras, cernido en constante oscuridad y corrupción. Un mundo que se precipita a su propia destrucción.
________________________________________
Notas Aclaratorias:

1. Decidí escribir este relato sobre una de las cosas más importantes del Mundo de Tinieblas, los Mortales. El Mundo de Tinieblas, es como el nuestro pero todo lo malo se encuentra multiplicado, eso ya o saben, hombres lobo que se matan ente ellos para ver quien defiende mejor el mundo, vampiros que conspiran y manipulan a todo y a todos para vivir un día más, hechiceros ególatras que tratan de forzar al mundo a ver como ellos lo hacen, fantasmas desesperados que atormentan a otros para olvidar su propio tormento… etc. etc. Etc. Y en el medio de todo eso, los Mortales tratando de vivir sus vidas, son las principales victimas de todo lo que pasa a su alrededor. Puede que muchos jamás tengan contacto con el mundo sobrenatural, pero todos se ven influenciados por él.

Esa de ahí arriba es mi visión del mundo que la Tecnocracia y el Wyrm (o seria más correcto decir la Tejedora si hablo del Wyrm) crean y fomentan. Esa es la realidad que hace al Mundo de Tinieblas, lo que generan los otros relatos.

2. En ningún lugar vi que aclarasen si el tema del concurso era Libre de Libertad o Libre de Sin Tema, así que yo opte por al 2º opción, pero bueno me que era el 1º cuando ya lo había escrito y no quería forzar la justificación del titulo haciendo un cambio nimio al final, así que es lo que es y si entra en el concurso bien y si no bue, tampoco me importa ganar o tener votos así que no es la muerte de nadie.