Sombra de Huesos

Indagadores de los más oscuros lugares, que tratan de comprender el mundo espiritual que les es negado. La suya es una senda de sabiduría, de enseñanza de la necesidad de comprender las múltiples amenazas que emanan del Hisil.

 Hirfathra Hissu

Recompensa a cada espíritu con lo que merezca

El chico sabía que el lobo estaba allí. Ni los otros chicos lo creerían, pero sabía que el lobo estaba allí. Pensaban que mentía y que tenía miedo de los lobos, pero el chico no lo tenía.

El lobo había matado a las cosas malas que perseguían al chico en sus sueños. Nunca pensó en preguntar la razón de que esas cosas le persiguieran en sus sueños, o por qué el lobo las mató. Pero el lobo lo hizo porque era Hirfathra Hissu, uno de los Sombras de Hueso.

Las leyendas de los Sombras de hueso se refieren a Kamduis-Ur, el Lobo de la Muerte, el más silencioso de los cachorros de Padre Lobo y su caza, que abarcaba la Tierra entera. Con la intención de aprender de todas las bestias y presas, ascendió a las montañas y contempló a las cabras monteses dar a luz. Caminó por el cielo y contempló la sabiduría del águila en pleno vuelo. Fascinado, cazó en cada país y cada océano, enamorándose de todo lo que encontraba. Y aquello a lo que amaba, era lo que más investigaba y estudiaba, deseoso de descubrir los secretos ocultos en los patrones de la vida. Y cuando las respuestas le eludieron, inquirió a Padre Lobo. Compartió algunas revelaciones con él, pero guardó otras para sí, y le compelió a que continuase con su caza. Le mostró las sendas que conducían a las más altas cortes espirituales y le ayudó a encontrar su propio camino. Con el tiempo, Kamduis aprendió y celebró pactos que ayudaron Padre Lobo en sus deberes. Cunado padre Lobo murió, aulló apesadumbrado, no por su perdida, sino por lo mucho que aun le quedaba por enseñarle.

Con el paso de los años, otros buscaron a Lobo de la muerte como profesor. Los chamanes y ritualistas, los hombres de medicina y los sabios… todos estos hombres lobo (los Sombras de Hueso) ahora s consagraban al estudio de lo desconocido y a la restitución de las antiguas relación que Padre Lobo había mantenido con las cortes espirituales.

Descubrir y comprender el conocimiento que pereció con Padre Lobo requiere aventurarse en la espesura más profunda, en las más oscuras esquinas de la ciudad y en las sombras más profundas del inframundo. Es en estos lugares ocultos a los que los Sombras de Hueso acuden arrastrados por una curiosidad temeraria.

Apariencia: el nombre Sombras de Hueso es más que apropiado. Semanas de viaje, a menudo por los lugares más recónditos e insalubres, tienden a consumir hasta el último gramo de grasa de sus cuerpos. Los Hirfathra Hissu suelen ser fibrosos, incluso flacos, aunque es muy raro que enfermen. No pueden caminar por los lugares que lo hacen si esperar y estar preparados para los problemas. En forma Gauru, son espectros aterradores: altos, sombríos, y con garras que parecen más largas de lo que seria posible.

En todas las formas, los Sombras de Hueso exhiben multitud de baratijas y amuletos que intrigan a los hombres lobo de otras tribus. Cada uno es un “amuleto de la suerte” o protección contra uno de los muchos horrores con los que se encuentran durante toda una vida de viajes. Los de otras tribus suelen decir que la edad de un Sombra de Hueso se pude conocer por sus ojos. Si se trata de uno joven, puedes mirarle a los ojos directamente y sin parpadear, pero apenas puedes mantener la mirada de un viejo chamán.

Tótem: Kamduis, el Lobo de la Muerte, el más peculiar de los hijos de Padre Lobo. Viajó a extraños lugares en busca de perspectivas únicas que ofrecían en situaciones ordinarias, y solía actuar de enviado del Padre Lobo en las cortes espirituales inferiores. Los primeros Sombras de hueso trabajaron durante años para crear ritos capaces de invocarle y atarle para así pactar con él.

Trasfondo: muchos hombres lobo que se han convertido en Sombras de Hueso, han tenido experiencias con el mundo espiritual o con lo sobrenatural en general antes de su Primer Cambio. Advierten los signos de que hay más en el mundo de lo que los demás ven en él. Aunque lo que está oculto los podría horrorizar, siguen investigando. Aun así, no saber muy bien la forma más efectiva de hacerlo les lleva a caer en una conducta obsesiva y hablar de cosas que parecen imposibles, lo que les hace parecer locos cuando son incapaces de ocultar su frustración. Unirse a los Sombras de Hueso parece ser el único camino para encontrar respuestas a las preguntas que les corroen y para proporcionar cierta solaz en un mundo más surrealista y complejo de lo que la mayoría cree.

Iniciación: las ordalías Sombras de Hueso ponen a prueba la determinación del cachorro para retirar el velo de ignorancia que le cubría con anterioridad, así como el control sobre si mismo al contemplar los horrores del otro lado. Un mentor Sombra de Hueso podría conducir al miembro de tribu en potencia hasta los confines más lejanos del páramo espiritual, a la corte de un aliado espiritual de Lobo de la Muerte y juzgar la valía del cachorro basándose en la impresión de aquel. Algunos formulan acertijos bizarros y absurdos, y luego envían a los cachorros al Reino Sombra en busca de respuestas… si es que las hay. Algunos Sombras de Hueso incluso aseguran haber sido aceptados en al tribu como consecuencia de de las recomendaciones hechas por estos a los antiguos.

Creación del Personaje: aunque la agudeza mental es extremadamente importante para la tribu, la prueba real para los chamanes se halla en mantener la Compostura. Los espíritus son seres irascibles, rencorosos y caprichosos. El fallo más leve puede echar abajo todos los progresos hasta el momento a la hora de realizar un pacto. El Aplomo también es apreciado, puesto que encontrar la verdad en una profecía suele ser una tarea larga y ardua. Un gran número de Sombras de Hueso está relativamente capacitado en el Academicismo, valioso para sus estudios. Supervivencia y Expresión tienen tanta utilidad como Ocultismo. Conocer a los espíritus es importante, pero ser capaz de seguirlos y conseguir información también. Y lo más relevante de todo es la adecuada comprensión del Mérito Idiomas. Ninguna tribu cuenta con más versados en al primer Lengua, al voz de los espíritus. Invertir puntos de Mérito en diversos ritos también es apropiado.
Renombre Primario: Sabiduría

Lista de Dones Tribales: Muerte, Perspicacia, Protección.

Organización: los Sombras de Hueso a menudo toman un papel de consejeros de manada, incluso sus Rahu son más estrategas que guerreros. Los alfa planean con cuidado la situación antes de proceder a cazar o a guerrear, mostrando una paciencia que no se encuentra en el resto de hombres lobo. No suelen organizar grandes reuniones, pues prefieren encuentros personales con sus compañeros de manada para compartir información. Cuando dos o más manadas de Sombras de Hueso se encuentran, la reuniones algo prácticamente ritual, a menudo celebrada bajo una concreta conjunción de planetas. El resto de tribus dicen que cualquiera que trate de escuchar escondidas a los Hirfathra Hissu cuando se intercambian los nombres secretos y los tabúes de grandes espíritus atraerá una decena de horribles maldiciones sobre sí mismo.

Círculos: inspirados por algo misterioso, los hombres lobo del Círculo de la Profecía, actúan como oráculos y adivinos. Sin importar si hablan con el propio Lobo de la Muerte o espíritus alienígenas más allá del conocimiento de los Uratha, estos hombres lobo son capaces de echar un vistazo al futuro, y luego disponer los medio necesarios para que se cumpla o no.
Considerado por algunos como el legado de los Profetas de antaño, el Círculo de los Precursores se centra en el aquí y ahora, dedicándose a la reinterpretación de profecías y registros históricos hechos por sus ancestros, en el contexto moderno. Lo que es más importante, analizan todo portento espiritual actual en busca de signos que anuncien el cumplimiento de las profecías incumplidas.
Los miembros del Círculo de la Muerte van en pos de la sabiduría de los espíritus ancestrales, con lo que viajan a las profundidades estigias del inframundo en busca de secretos y conocimientos sepultados po el tiempo. Tratan de desenmarañar los misterios de la muerte, que pocos (si hay alguno) hombres lobo se a arrostrar.

Territorios: al igual que el resto de los hombres lobo, los Sombra de Hueso marcan y defienden territorios centrados en loci. Dominan, engañan o apaciguan a los espíritus de la zona a cambio de favores e intercambio de información, y conocen los pro y contra del mundo espiritual. Los Sombra de Hueso son también los hombres lobo más proclives a adoptar el dominio físico de cierto tipo de espíritu como territorio poco convencional. Tales dominios podrían incluir grandes extensiones de autopista, un río y sus afluyentes, o la senda de destrucción dejada hace tiempo por un tornado F-5. Estos territorios suelen trazarse a través de otros pertenecientes a diferentes hombres lobo, y decidir cuales responsabilidades tiene preferencia en una situación concreta es objeto de negociación entre los Uratha y los espíritus involucrados.

Conceptos: guardián de locus, cartógrafo de la sombra, mediador de cortes espirituales, guardián de ritos, necroarqueólogo, furia moderna, hombre de medicina reclusivo.
Cita: He recibido estas cicatrices de uno de los Heliones que mi manada rescató de un magath de lo que una vez fue un roble. El agradecido Helión desgarró mi carne de esta manera, para que cuando cayera la noche, pudiera demostrar a los Ithalunim lo que habíamos hecho.

Estereotipos
Garras Sangrientas: puede resultar difícil hablar con ellos como iguales, pero nuestro mutuo respeto por las fuerzas relativas trasciende la necesidad de las palabras. Probablemente…
Cazadores de las Tinieblas: los entrometidos son sabios al escuchar las silenciosas lecciones que los Cazadores enseñan, pero los Cazadores han de escuchar otras voces también
Maestros del Hierro: conocen los caminos de los patrones que rodean la existencia humana, pero no siempre proceden tan cuidadosamente como deberían.
Señores de la Tormenta: tienen la fuerza y la voluntad para recorrer las sendas que les mostramos, pero han de confiar en nosotros para desentrañar los misterios que allí moran.
Lobos Fantasmales: si podemos encontrar en los lejanos confines de Hisil de lo que carecen sus almas, no tendrán más excusas para no reconocer a las Tribus de Selene como sus hermanos.
Tribus Puras: su credo de odio posee antiguos lazos de compromiso con los Primeros, pero eso no significa que les hayan dado de lado.
Vampiros: cosas extrañas. Está claro que tienen un poder más allá de la carne, pero aún así, carecen de espíritu. ¿Donde se encuentra su lugar?
Magos: mucha sabiduría, mucha locura. O son la más brillante creación de la humanidad o los nuevos tiranos de la carne.
Humanos: se hallan alienados y no son conscientes de lo que pasa a su alrededor, pero su ignorancia no les protegerá ni evitará que aumente la fuerza de la oscuridad de la Sombra. Por tanto, debemos seguir cazando.