Clan – Ventrue

A través de la historia, mientras que los otros Clanes  se han arrastrado con sus pequeñas intrigas, los Ventrue han cosechado el favor del César, susurrado al oído de Carlomagno, financiado la Era de los Descubrimientos e, incluso, influido en la política de la Santa Sede. El suyo es un legado de gobierno, desde los Retoños Ventrue en su ascenso a la cima hasta los más poderosos Antiguos cuya influencia abarca el mundo entero. Han jugado durante mucho tiempo a poner reyes en las sombras del mundo mortal, y han sido durante mucho tiempo el Clan de los Reyes entre los Vástagos. El resto de los Clanes encuentra todo esto insufriblemente pomposo en el mejor de los casos, tediosamente punible en el peor. Alguien tiene que dirigir pero, ¿por qué siempre tiene que ser un Ventrue con ínfulas? Los Sangre Azul tratan de soportar las críticas de sus inferiores con…

Continuar Leyendo…

Convertirse en Assamita

Como todo lo demás, la decisión de Abrazar a un mortal es tomada por el clan en su totalidad, y no por un miembro individual. Esto no significa, como con los Tremere, que el clan reclute pocos miembros y que sea lento en recuperar pérdidas. A través de los siglos de contiendas y peligros, los Assamitas han desarrollado un programa de reclutamiento más eficaz que los de los demás clanes, asegurando que sólo los mejores aspirantes sean Abrazados. Parte de la tarea de los Assamitas en el mundo mortal es buscar a posibles reclutas. Al principio solo se Abrazaba a varones de Oriente Medio o de la etnia india. La primera mujer fue transformada en 1746, y hasta 150 años después los europeos no empezaron a ser admitidos. Ahora, cualquier candidato que se muestre prometedor puede ser tomado en consideración. Etiquetas: Vampiro La Mascarada

Continuar Leyendo…

El Principe – Segunda Parte

Como se ha dicho antes, no hay dinastías ni familias reales entre las que se seleccione a los príncipes (aunque algunos clanes podrían discutirlo). Tradicionalmente gobierna el vampiro más viejo de una ciudad, aunque no siempre es así: cualquier otro puede desafiarle. Un príncipe sólo gobierna libremente cuando nadie cuestiona su mandato. Si se ve frente a uno o más aspirantes, las cosas se complican. Se produce una enloquecida lucha por el trono, y quien sobrevive se convierte en el nuevo príncipe. Etiquetas: Vampiro La Mascarada

Continuar Leyendo…