Tesoros Nivel IV

La cuarta entrega de la lista de Tesoros de este fabuloso juego.

Alfombra Voladora: Tesoro Nivel 4

Uno de los tesoros más comunes entre las hadas de Oriente Medio y la India son las alfombras voladoras, Estos míticos tesoros tienen la apariencia de elaboradas alfombras persas con intrincados dibujos y grecas. Y como antaño, todavía se puden encontrar en muchos de los bazares del Sultanato de Hejaz y el Califato de los Cedros.

Las alfombras voladoras sólo vuelan, no pueden hacer piruetas típicas de avionetas de competición y en ningún caso se manejan solas. Para que una alfombra voladora “despegue” se ha de gastar un punto de Glamour temporal y hacer una tirada de Glamour Permanente (a diicultad igual a la mayor Banalidad de todos los que suban a la alfombra) y la alfombra volará una hora por éxito conseguido, siempre y cuando no haya complicaciones, en cuyo caso se deberá de hacer la correspondiente tirada de Destreza + Conducir (el Narrador podría pedir que el jugador poseyese una Habilidad Suplementaria denominada Pilotaje de Alfombras Voladoras o algo por el estilo, pero en su defecto se puede usar Conducir para simplificar el asunto).

En caso de fallar la tirada de despegue la alfombra no levantará el Vuelo. Si se fracasa enm dicha tirada, la alfombra “enloquecerá” y será sencillamente incontrolable.

Una alfombra voladora puede alcanzar un velocidad de 50 metros por turno y puede llevar entre 2 y 6 personas (dependiendo del tamaño de la alfombra en cuestión). Por lo general los viajeros suelen colocarse de rodillas durante los trayectos.

Nomeolvides: Tesoro Nivel 4

El nomeolvides es una flor prensada que los kuberas dotan con una sola habilidad: un changeling que coloque una entre las páginas de cualquier texto impreso o escrito a mano (libros, expedientes, notas, cartas, etc.) y gaste un punto de Glamour es capaz de copiar el contenido de ese texto. El proceso lleva unos segundos, y la copia resulta perfecta (sin señal de degradación). Posteriormente, puede “descargarse” situando el nomeolvides (cada flor sólo puede contener un texto al mismo tiempo) dentro de un cuaderno o libro en blanco, y dejándolo toda una noche. A la mañana siguiente, se dispondrá de una copia completa lista para utilizar.

El desarrollo del nomeolvides es una polinización cruzada de un juego infantil y una tecnología puntera, con una consideración medioambiental agregada en su justa medida.

Los espías sluagh en particular se muestran contentos por disponer de un escáner portátil impulsado por Glamour en sus arsenales, y los archivistas Estirpes ven en los nomeolvides un método perfecto para copiar incluso los textos antiguos más frágiles. Un feudo completo de nockers de Silicon Valley está trabajando duro para intentar adaptar los nomeolvides a los medios electrónicos. Han asegurado a la Reina Aeron que una hoja de roble digital y la disquetera para leerla se encuentran en fase de producción.

La Trituradora: Tesoro: Nivel 4

Como era de esperar, las Trituradoras tienen el aspecto de una antigua máquina de hacer salchichas manual, de las que ya no se ven.

Son todas de medio metro de altura, y suelen estar hechas con alguna especie de metal de un vago color bronce. Todas están llenas de manchas, agujereadas y grasientas. Para que las hubieran usado a fondo en una carnicería i un matadero. Muchas hacen algún tipo de chirrido desagradable al hacer girar la manivela; todas apestan asquerosamente a carne pasada, sangre seca y otras cosas menos reconocibles.

Desdichadamente, la Trituradora es algo peor que su olor. Al fin y al cabo, es una máquina de hacer salchichas. La diferencia es que mientras que la materia prima que se utiliza con un aparato normal de este tipo suele restringirse a varios tipos de carnes, mientras que una Trituradora redcap acepta prácticamente cualquier cosa. Un redcap con una Trituradora puede meterle absolutamente lo que quiera, cualquier cosa. No importa como sea de grande o pequeña. Ni siquiera importa de qué esté hecha. Tarde o temprano, la Trituradora se la traga y la escupe en forma de una pasta vagamente comestible de un gris rojizo.

No está de más insistir en que la Trituradora puede comerse cualquier cosa. ¿Metal? No hay problema. ¿Cadáveres? Esta chupado. ¿Un elefante? Puede que tarde un poco, pero está hecho. Y se meta lo que se meta, sale la misma pasta que-llana-pero-que-no-está-muy-rica. Por supuesto el tamaño de los objetos que se le meten y los materiales con los que están hechos afectan al tiempo que tardará la Trituradora en tragárselos para siempre, pero al final, si el redcap que le da a la manivela está dispuesto a trabajárselo, el trasto puede se puede encargar de prácticamente cualquier cosa imaginable.

Sólo hay dos cosas que la Trituradora no aceptará. La primera es cualquier tipo de Tesoro, cosa que molesta a ciertos redcaps que estarían encantados de triturar toda la cacharrería mágica que cae en sus manos. Sin embargo, las Trituradoras reconocen ese tipo de cosas, aunque estén camufladas u ocultas (un tipo particularmente imaginativo hizo que una de sus víctimas se tragara un tesoro y luego intentó embutir su cadáver, pero no coló).
La segunda cosa que no aceptarán las Trituradoras son los dientes de un redcap. En cuanto tocan las hojas de la Trituradora, todo el mecanismo se cae en pedazos acompañado de un enorme estruendo. Tal vez eso explica porque hay tan pocas, ya que en las cortes hay un montón de cuentos acerca de valientes y jóvenes héroes que hacían grandes sacrificios para dejar caer un diente de redcap en una Trituradora. Por supuesto, el hecho que un diente de redcap se cargue el invento no salva al resto del redcap, si se empieza por los pies.
Afortunadamente, se sabe que sólo queda un puñado de artefactos de este tipo. Los redcaps que consiguen una Trituradora tienen tendencia a ponerla en funcionamiento a destajo, y las consecuencias suelen ser molestas y desagradables.

Utilizar una Trituradora:
Aunque el tiempo exacto que tardará una Trituradora en tragarse un objeto en particular queda a discreción del Narrador (no tenemos espacio para poner una tabla que vaya desde el papel de aluminio hasta las zarigüeyas), se pueden establecer unos criterios generales. Para cualquier cosa de la consistencia del tejido animal o vegetal, calcula que una Trituradora necesita más o menos un minuto por cada tres kilos. La conversión de peso de la materia prima al material para hacer salchichas sería de 3 a 1. Nadie sabe por qué, pero la conclusión es que la Trituradora tarda media hora en convertir un cadáver de 90 kilos en 30 kilos de material para salchichas.

Ten en cuenta que meter algo en la Trituradora no es lo mismo que tener que mantenerlo dentro. Cualquier cosa que siga vivita y coleando cuando se intenta embutirla va a hacer todo lo que esté en sus manos por escapar, y eso significa que va a hacer bastante jaleo. Una Trituradora provoca un nivel de daño agravado por cada turno que se mantenga a un ser vivo dentro sin escape.

Otro factor que puede incrementar el tiempo que necesita la Trituradora para tragarse algo y escupirlo es la dureza. Cuanto más duro sea el objeto, más tardará en triturarlo.

Material – Tiempo
Madera – 1,5 x normal
Metal Blando – 1,5 x normal
Hueso – 2 x normal
Piedra – 3 x normal
Metal Duro – 5 x normal

Mosaico Minoico: Tesoro Nivel 4

El antiguo arte de los mosaicos fue desarrollado en la Antigua Grecia. Consiste en engastar pequeñas piezas de baldosa coloreada en argamasa para formar un dibujo o un diseño decorativo. El Mosaico Minoico es originario de Creta, durante el reinado del Rey Minos. De acuerdo con la leyenda, este Tesoro muestra la imagen de una persona sin cara hasta que un changeling fije su mirada en él por un largo período de tiempo. Con la inversión de Glamour (un punto), el hada comienza a ver el rostro de su amor verdadero apareciendo entre las baldosas.

Todo el mundo ha oído la historia de Narciso y de cómo, viendo su propio reflejo en la tranquila superficie de un lago, enloqueció enamorándose de sí mismo. No pudo escapar y murió allí donde estaba sentado, mirando fijamente su propia imagen. La flor del narciso creció allí don él había estado y fue llamada así en su honor. Lo que poca gente sabe es que algunos años antes, escudriñó el Mosaico Minoico, pero se decepciono cuando la única imagen que encontró fue la suya. Proclamó que el Mosaico era una falsificación, sin embargo, más tarde él demostró que estaba equivocado.