Tribu – Colmillos Plateados

Los Colmillos Plateados son los líderes de los Garou, la tribu de los héroes. Aunque su miembros más valientes desaparecieron hace largo tiempo, las leyendas de sus héroes siguen aumentando con el paso de los años.

Los Colmillos Plateados hacen todo lo que pueden para mantener vivo su legado y a veces llegan demasiado lejos para mantener su gloria. A esta tribu todavía le quedan muchos años de heroicidad, y a todas aquellas bestias del Wyrm que sean tan estúpidas como para oponerse a ellos todavía les quedan muchos años de sufrimiento.


Los Colmillos Plateados creen que deben controlar la expansión de la civilización y consideran que su tribu tiene que ser la primera en dar ejemplo. Para ello (o quizás, con esta justificación) se intentan reproducir con los humanos que mantienen posiciones de poder y crían a su Parentela y sus cachorros entre los muros de piedra de la nobleza. A algunos líderes de la tribu les preocupa que estén perdiendo su sangre de lobo y su conexión con Gaia. Otros consideran que la Parentela joven se está ablandando, pues vive entre el lujo y se deja corromper por los banales deseos materiales y la política de los humanos.

Los Colmillos Plateados consideran que todo el continente es su protectorado, aunque dedican una atención especial a las estepas de Rusia. Cuando viajan, suelen intervenir allí donde sienten que otras tribus necesitan su ayuda… es decir, en todos los lugares. La mitad de las veces su ayuda es rechazada, aunque esto no los detiene.

Territorio:
Los Colmillos Plateados suelen estar concentrados en el este, en los reinos de Polonia, Lituania y la Kiev rusa. Sin embargo, son muchos y sus miembros viven en todos los lugares de Europa en los que hay realeza. En todos los acontecimientos importantes y poderosos del mundo existen poblaciones de Colmillos Plateados.

Se mezclan con la realeza, con la nobleza y con cualquier humano o lobo que tenga una fuerza o una belleza extraordinarias. En la actualidad conceden más importancia a la nobleza humana que a la destreza o a los atributos, y son muchos los que prefieren pasar la mayor parte de su tiempo entre las cortes de los humanos.
Solo se sienten amenazados por los vampiros y algunas Perdiciones, y por los Señores de la Sombra que desean usurpar su lugar en la jerarquía de los Garou. Sin embargo, tienen tan claro que su posición está asegurada que en algunos rozan la arrogancia… y se atreven a dar lecciones de derecho divino a los Garou especialmente rebeldes.

Les resulta extremadamente doloroso que el más disputado de sus territorios sea la patria de Rusia. Los Colmillos Plateados rusos llevan mucho tiempo viviendo allí y han pasado épocas muy duras. Las invasiones que dejan cicatrices en sus tierras se sucederán durante largo tiempo… y lo peor está aún por llegar. Pasará mucho, mucho tiempo antes de que se alcen los zares y regrese la gloria de la patria. Afortunadamente, disponen de abundantes territorios con los que suavizar el golpe y su presencia en Europa es muy fuerte.

Resulta bastante irónico que en esta época se iniciara el largo descenso de los Colmillos Plateados hacia la degeneración. En Europa, el poder hereditario se ha convertido en una tradición, de modo que los gobernantes del mundo del Medievo Oscuro raramente son escogidos por su capacidad. Los Colmillos Plateados, al insistir en reproducirse con los gobernantes, están adoptando inconscientemente las prácticas de endogamia que algún día infestarán a su tribu. Algunas almas sabias se han dado cuenta de esta perturbadora tendencia… pero casi nadie les escucha, pues los Colmillos Plateados no muestran ningún signo de debilidad. Todavía.

Casas:
Las casas de los Colmillos Plateados son fuertes, pues el tiempo y la locura aún no han erosionado sus piedras angulares. Los Ojos Brillantes mantienen el poder en el Santo Imperio Romano y en el norte de Francia, donde fomentan los ideales que con el tiempo darán a luz a la hidalguía. A veces alardean de que las prácticas de los primeros caballeros humanos derivaron del ejemplo de los Ojos Brillantes (aunque no se sabe si esto es cierto o no). El Corazón Inquebrantable mantiene el dominio (al menos en nombre) en Italia, España y el sur de Francia. De estos asentamientos, la casa tiene más fuerza en Francia (Italia es un estercolero de intriga y los reinos musulmanes del sur de Iberia no son más acogedores que los reinos del norte).

Actualmente, el Aullido Austero y su Parentela normanda se están forjando un nombre en Inglaterra, para gran disgusto de los Fianna y la Camada de Fenris. A ninguna de las dos tribus les resulta agradable que los Colmillos Plateados reivindiquen sus territorios, pero no tienen más remedio que inclinar la cabeza. La Casa de la Nieve Invernal sigue reinando en Sajonia y Dinamarca. Los Colmillos Plateados nobles pasean por los palacios de los gobernantes de Oriente Medio y el Mediterráneo, y el Corazón Sabio se aparea con los mejores y los más nobles de estos reinos. El poder del Corazón Sabio se está incrementando lentamente… aunque, lamentablemente, tendrá un gran contratiempo en el futuro. La caída de Constantinopla sacudirá la base de poder de los Colmillos Plateados, justo en el momento en que éstos se empiecen a establecer en el Imperio Bizantino.

Sin duda alguna, la casa más fuerte es la Casa de la Medialuna. Sus miembros vivieron tiempos difíciles durante el siglo pasado, cuando los invasores saquearon Kiev y cabalgaron por sus etapas… Pero resisten, pues son demasiado orgullosos y fuertes para permitir que la desgracia de su Parentela arrastre con ella a toda la casa. Bajo su orientación, según ellos, su Patria volverá a alzarse de nuevo.

La casa más débil es la Garra Conquistadora. Antiguamente estuvo unida al Imperio Romano, pero no logró adaptarse a los tiempos tras la caída de Roma. En la actualidad, mantiene algo de poder en las ciudades estado de Italia, pero muchos de sus miembros han sido destruidos por el Harano. El Corazón Inquebrantable y el Corazón Sabio están haciéndose con el territorio de la Garra Conquistadora, hecho que demuestra que esta Casa no seguirá perteneciendo al mundo durante mucho más tiempo.

Aliados y enemigos:
Los Colmillos Plateados poseen pocos aliados en el exterior de la Nación Garou (al fin y al cabo, según ellos, si todos los hombres lobo, excepto los Danzantes de la Espiral Negra, son sus vasallos, ¿es necesario algo más?). La mayoría de ellos ignora que otras Razas Cambiantes sobrevivieron a la Guerra de la Rabia (y estos cambiaformas, que recuerdan el papel de los Colmillos Plateados en el inicio de esa guerra, no tienen ninguna prisa en recordarles que perdieron a unos cuantos de los suyos). A veces se entretienen haciendo treguas con los etéreos nobles de los sidhe, aunque para los Colmillos Plateados, todos los seres feéricos, incluso los nobles, tienen un espíritu demasiado salvaje. Finalmente, algunos de entre el Clero de Marfil establecen contacto con los espíritus inquietos de los difuntos… pero estos aliados son un recurso del Clero, no de la tribu en su conjunto.

Por otra parte, los Colmillos Plateados tienen miles de enemigos externos. Como cualquier tribu guerrera, se ha ganado la enemistad de diversas bestias del Wyrm, incluida la de los Zmei, los grandes dragones corruptos. Entre sus enemigos también se encuentran las Razas Cambiantes europeas (algunos Ceilicanos y Ratkin están confabulando para vengarse de los Hijos de Halcón). Pero su mayor amenaza son los vampiros: al igual que los Colmillos Plateados, los vampiros son extremadamente territoriales e intentan ganar influencia entre la nobleza europea. También se dice que los vampiros fueron los culpables de la caída de Kiev… y eso es algo que los Colmillos Plateados jamás olvidarán.

Trasfondos: Los Colmillos Plateados tienen que gastar al menos tres puntos de Trasfondo en Raza Pura.
Dones iniciales: Llama Ardiente, Ojos de Halcón, Sentir al Wyrm.

Estereotipos:

Caminantes Silenciosos: Estos extraños vagabundos hacen las funciones de los ojos y los oídos de Gaia. Un rey amable debe tratarles con toda la hospitalidad que merecen.
Fenrir: Se encuentran entre los mejores guerreros de los Garou, pero también son una fuente constante de problemas.
Fianna: Los bardos de nuestra raza. Son sabios y apasionados… aunque a veces olvidan su lugar.
Furias Negras: Leales y sinceras. Recuerdan a Gaia en su Gloria y buscan una manera de regresar a los viejos tiempos. Su dedicación con las hembras es admirable, pero está un poco fuera de lugar en esta época. Incluso así, cuando nos visiten debemos tratarlas como a verdaderas sacerdotisas de Gaia.
Garras Rojas: Una tribu rebelde; sus gritos sobre la inminente condena resultan aburridos. El Apocalipsis es un simple rumor y sólo un loco creería que los humanos serán los que lo provoquen.
Hijos de Gaia: Poseen un don especial de sabiduría que transciende las líneas tribales. Incluso aquellos que afirman que no les respetan, acuden a ellos para que les curen y les ayuden. De todas las tribus son las que merecen una mayor confianza.
Protectores: Aunque sus costumbres puedan resultar extrañas a la mayoría de las tribus, proporcionan un gran servicio.
Roehuesos: La menor de las tribus, los Roehuesos pasan casi desapercibidos. Sin embargo, la noblesse oblige exige que no abandonemos a ninguno de los nuestros.
Señores de la Sombra: Sabemos que intentan apropiarse de nuestro puesto en el Trono de Plata. Este impulso les ayuda a ganar a los vampiros contra los que luchan, pero también les hace ser envidiosos. No son tan poderosos como nosotros, pero muchos gobernantes han sido destronados por un siervo traidor.
CITA: Recuerda tu lugar cachorro, o te lo recordaré