Túmulos

Corin Ojo-de-Piedra tocó el asfalto antes de que el estribo del camión se detuviera del todo. Contempló el trecho de autopista tras ellos. Bien. Sus perseguidores no estaban tan cerca como había temido. Disponía de algunos minutos para avisar a los demás.

“¿Seguro que quieres que te deje aquí?” El camionero asomó la cabeza por la ventanilla y miró en derredor. Por lo que podía ver, no había más que la interestatal. “Fijo. Gracias por el paseo.”

Encogiéndose de hombros, el camionero volvió a poner el vehículo en marcha y prosiguió su camino. La atención de Corin estaba en cualquier otra parte. Se detuvo para aspirar el limpio aire. El túmulo tiraba de su corazón, arrastrándole a casa. Había soportado una larga media luna en aquella retorcida pila de metal y piedra que los monos llamaban ciudad. Pero había valido la pena: había desvelado el plan de Pentex, forzándoles a acelerar su calendario. Ahora, si conseguía avisar a tiempo al clan, todo acabaría bien.

Antes de cruzar la línea de árboles y entrar en el boun, Corin echó una buena mirada en torno suyo. No le hubiese gustado encontrarse con un Primer Equipo emboscado, Su mirada barrió la zona. Conocía el lugar como el dorso de su zarpa. Conocía a los espíritus que moraban allí. Cerró los ojos y se concentró. Con un súbito cambio, se encontró mirando a través de una piscina para ver esquemas en el fondo… salvo que estaba atisbando a través de una realidad líquida. Aun tan cerca de los límites del boun, la Umbra mostraba los efectos de la interestatal.

De repente, Corin pudo oírel agudo lamento de unos automóviles que se acercaban. Había perdido demasiado tiempo. Nuevamente desesperado, se lanzó hacia el bosque. A los tres pasos, se vio arrojado hacia atrás contra un árbol, con una enorme lanza clavada en el hombro derecho. Sus piernas cedieron momentáneamente bajo el dolor. Concentrándose, tiró del asta mientras crispaba las mandíbulas para que no escapase su aullido. Con un súbito y bendito tirón, la lanza salió y Corin cayó sobre una rodilla. Segundos después se levantó en forma Glabro, la herida curándose ya.

“Deberías avisarnos cuando vienes, jefe.” El semblante cubierto de horribles cicatrices de Luna de Sangre apareció desde detrás de un gran saliente rocoso.

“No hay tiempo. Tengo a Pentex justo detrás.” Sin comprobar si ella le seguía, se internó en el conocido territorio.Una vez, mucho tiempo atrás, toda Gaia había sido así, completa e indivisa. Pero la Tejedora, el mismo poder tras el odioso pozo que Corin acababa de abandonar y la interestatal por la que había llegado, la había dividido en dos reinos, dejando ambos expuestos a la destrucción.

Corin podía oír los distantes ruidos de las tropas que le perseguían. Luna de Sangre lanzó un penetrante aullido, seguido por un grito humano que se cortó al instante. Él entonó su propio grito de aviso, una llamada a las armas. Sus hermanos empezaron a reunirse para la defensa. No permitirían que el túmulo cayese.

En general

Los túmulos son entidades complejas. Son más que simples círculos de piedras o arboledas mágicas: son el centro de la vida Garou. Aquí tienen lugar importantes encuentros y las manadas se preparan para misiones vitales. Para muchos Garou, el túmulo es el hogar. Se anima a los jugadores a basar su manada en un túmulo. Debería ser una fuente de poder espiritual, el corazón del círculo social y un escondrijo secreto, todo en uno. Abrazar tu túmulo con tanto entusiasmo como el que dedicas a tu personaje y otros elementos de la crónica puede recompensarte con un a mayor unión entre los personajes y su hogar. La atención a los detalles del túmulo también inspira elementos adicionales para que el Narrador los incorpore a la crónica.

Los túmulos tienen aspectos Umbrales aparte de propiedades físicas. Aunque todos comparten ciertas características comunes, cada uno es único. Intentar convertir los túmulos en barracones anónimos e idénticos destruiría su magia. Por esta razón, las siguientes notas sobre los túmulos han de ser aplicadas sólo en lo que creas que pueden ayudar a tu crónica. Como siempre, el Narrador debe sentirse libre para modificar estas reglas, siempre que mantenga el equilibrio del juego.

Areas físicas

Boun

El boun marca el límite exterior del túmulo. Como tal, es la primera línea de defensa. La demarcación exacta de cada boun es bastante laxa. En un túmulo urbano, el boun puede cubrir sólo unas pocas manzanas, mientras que el de un túmulo en plena naturaleza puede cubrir decenas de kilómetros cuadrados. Independientemente de esto, ningún hombre lobo puede confundir la sensación de entrar en un boun. Dentro del túmulo, los elementos gemelos de los mundos Garou, la corporeidad física y la espiritualidad de la Umbra, se hacen temporalmente uno. Los Garou sienten la cercanía de la Umbra y sacan fuerzas de esa intimidad. Sienten una mayor conexión con Gaia y todas Sus criaturas allí, pues en el boun los espíritus están despiertos y pueden comunicarse con los Garou.

Dada la importancia del túmulo para la vida de los Garou, en sus límites viven tantos hombres lobo como es posible. En un pequeño túmulo urbano, sencillamente no hay sitio para albergar a todo el clan sin llamar la inoportuna atención de las fuerzas de la ley y el Wyrm. En los túmulos en territorios salvajes, sin embargo, hay espacio suficiente para que todo el clan viva en armonía con Gaia y Sus criaturas. Además, facilita la defensa, al ser el hogar de las tropas. Los Parientes también se mantienen cerca, aunque es raro que la Parentela humana viva en el mismo boun: por lo general se congregan en el pueblo más cercano, con frecuencia a lo largo de la ruta más transitada, para ayudar a controlar el tráfico que va y viene del túmulo. Los Parientes lobos son bienvenidos en el túmulo, donde protegerles es mucho más fácil. No obstante, la naturaleza errante de los lobos hace difícil que una manada pueda vivir sin salir del boun, salvo en los más extensos.

Tumbas de los Héroes Venerados

Cada túmulo tiene un área que funciona como lugar de remembranza. Suele recibir el nombre de Tumbas de los Héroes Venerados, aunque las distintas tribus tienen su propia terminología. Muchos clanes predominantemente Wendigo lo llaman montículo ancestral; la Camada de Fenris se refiere a veces a la Puerta del Valhalla. Las Furias Negra hablan del Reposo de Gaia o, más raramente, de la Nekropolis. Por supuesto, los Fianna suelen llamarla el Cairn de los Héroes. Independientemente del nombre, aquí donde los vivos se reúnen para recordar a los muertos. La mortalidad es una parte integral de la vida. La muerte llega para todos. En cualquier grupo para el que la muerte es una amenaza tan constante, es importante recordar a los camaradas caídos. Esto ayuda a los jóvenes a enfrentarse con coraje a su propio posible fallecimiento. Algunos guardianes de la sabiduría Garou creen que los túmulos primitivos pueden haber evolucionado para cumplir tal propósito, y que tradiciones similares pueden incluso haberse filtrado en la cultura humana. Aunque el nombre de la zona suele hacer referencia a tumbas, por lo general los clanes no entierran a nadie aquí.

De hecho, suele ser difícil recuperar lo bastante del cadáver de un Garou para su entierro: la clase de daño necesario para matar a un Garou implica con frecuencia la completa destrucción de su cuerpo. Para complicar el problema, en muchos túmulos simplemente no hay espacio para enterrar los cadáveres. El cementerio es simbólico, un santuario a los caídos más que un verdadero osario.

Las Tumbas de los Héroes Venerados están siempre en un lugar tranquilo, donde una persona puede encontrarse a solas con sus pensamientos sobre los muertos. Debería, de todas formas, tener espacio suficiente para albergar una reunión dedicada a llorar a un camarada concreto o a todos los ancestros del clan en general.. Puede estar cerca de la zona de asamblea o tener su propio espacio íntimo.

Aunque los Garou no suelen poner lápidas al estilo humano, frecuentemente dejan algún tipo de señal relacionada con la vida y la muerte del individuo honrado. Esta señal puede ser una foto muy apreciada, un fetiche de gran valor o un estimado trofeo. Cada clan tiene sus propias tradiciones al respecto. La muerte de un compañero de manada nunca es insignificante, así que hasta el fallecimiento (inesperado o no) de un personaje del grupo puede ofrecer magníficas oportunidades para la interpretación.

Zona de asamblea

Uno de los objetivos primarios del túmulo es ofrecer un lugar seguro para la instrucción, discusión y preparación. Estas actividades tienen lugar en la zona de asamblea, normalmente la mayor porción de un túmulo, debido al potencial tamaño de los grupos que pueden reunirse aquí. Algunos ejemplos: anfiteatros naturales, almacenes abandonados o grandes cavernas o cañadas. Debe haber espacio suficiente para todo el clan, incluyendo manadas visitantes. LA organización de las reuniones (o la falta de la misma) suele reflejar las preferencias de la tribu que controla el túmulo.

Por ejemplo, los Moradores del Cristal, Señores de la Sombra y Colmillos Plateados tienen complejas estructuras e interrelaciones que afectan al orden de asiento, la posición, los oficiantes… etc. Otras tribus como los Wendigo y la Camada de Fenris, hacen del asiento una muestra de fuerza y posición sin otro significado particular. Los Roehuesos suelen limitarse a aparecer.

Corazón del túmulo

Todas las demás zonas existen en apoyo del corazón del túmulo. Aunque se le considera el centro, no se trata de una ubicación geográfica, sino espiritual. Sin el corazón del túmulo, el resto del territorio es un simple escenario. Esta zona llama constantemente a los Garou del clan con un canto de sirena. Es el lugar donde la Umbra toca el mundo físico y se desgarra la Celosía. En el corazón del túmulo, no es necesario tirar los dados para caminar de lado.

El corazón debe ser fácilmente identificable como un espacio autocontenido, que deja claro quién está dentro y quién fuera. Los ejemplos incluyen círculos de piedra, claros antinaturalmente circulares, pequeñas cuevas, chozas medicina, estanques, un viejo árbol o la cima de una meseta. El corazón está siempre muy vigilado. La mayoría de los miembros del clan entran raramente y siempre por invitación de los ancianos. El espíritu tótem del clan aparece con frecuencia en el corazón del túmulo o cerca del mismo, pues el lugar es una manifestación de su poder. Los líderes del clan se reúnen con frecuencia aquí para discutir el futuro del túmulo y el clan, así como otros temas.

Además, uno de los líderes está siempre presente como Protector del túmulo. Suele haber otros Garou en las cercanías, lo requiera su cargo o no.

La Umbra

Cerca de un túmulo, la Umbra está más integrada en el mundo físico. Esta relación se aproxima más a las condiciones anteriores a la gran división de la Tejedora. La simbiosis crea una situación de la que se benefician ambas partes: los espíritus en la Umbra cerca de un túmulo tienen interés por el futuro y el bienestar de los Garou que establecen su hogar en el mundo físico. Por tanto estos espíritus enseñan Dones a los Garou con más facilidad que sus primos errantes. También están más dispuestos a entrar en fetiches. Por supuesto, esperan que la situación funcione en ambos sentidos, de forma que los Garou locales les ayuden si surge la necesidad. Los jugadores deberían considerar un honor ayudar a loes espíritus del túmulo, no una obligación.

La Penumbra puede tener lazos muy estrechos con el mundo físico, pero esto no quiere decir que sea un duplicado exacto. El paisaje de la Umbra refleja simbólicamente el panorama físico del túmulo, con zonas correspondientes al boun, las Tumbas de los Héroes Venerados, la zona de asamblea y el corazón del túmulo. Por ejemplo, el túmulo puede aparecer como una pared de piedra sin verdadera sustancia a menos que así lo deseen los espíritus que lo rodean. Cerca de las Tumbas de los Héroes Venerados, los espíritus pueden aparecer como seres de hueso, flacos y esqueléticos.

Por supuesto, en el corazón del túmulo el mundo físico y la Umbra son uno. Un hombre lobo está en ambos a la vez sólo mientras permanece en el centro: si sale, debe decidir si se mantiene en el mundo físico o en la Umbra.

Otras zonas

Dado que cada túmulo es único, todos tienen zonas que pueden ser difíciles de clasificar. Cada túmulo tiene un propósito específico, y su objetivo debería reflejarse en las zonas singulares encontradas en el mismo. Por ejemplo, si un túmulo sirve como base de incursiones guerrilleras contra una fábrica de Pentex, puede tener un armero con poderosos fetiches que entregar a las fuerzas de ataque. Todos los túmulos son distintos, pues todos están vivos.