Uktena

Oscuros y siniestros, estos Garou procedentes de Centroamérica y el sur de EE.UU. cuentan con los más poderosos Theurge, videntes y místicos en general de todos los Hombre Lobo.

 

Mientras los Contemplaestrellas buscan la serenidad interior, los Uktena recorren un camino más oscuro. En su corazón y en su sangre llevan el legado de los desposeídos, de pueblos expulsados de sus países o arrastrados cargados de cadenas. Su herencia ecléctica y su historia de opresión han alimentado una siniestra hambre en los Uktena; se dice que el Wyrm tienta a la Tribu con conocimientos prohibidos. Incluso sus hermanos Wendigo vigilan con suspicacia a los Uktena.

Cuando los Puros encabezaron la migración a través del estrecho de Bering, los Uktena se establecieron al sur, vagando por los desiertos, mesetas y selvas de Centroamérica y el sur de Estados Unidos. En las noches profundas bajo un cielo despejado, los Uktena conversaban con espíritus desconocidos para otros Garou. Aprendieron extraños conocimientos del Nuwisha, el Corax y el Pumonca y el Qualmi Bastet y comieron las frutas de visiones del desierto. Aquí y allá, encontraron poderosas perdiciones durmiendo bajo la tierra y las vincularon para que no pudieran escapar. Los Uktena se volvieron sabios de forma que ningún otro Garou podría comprender y mantuvieron sus secretos ocultos de sus envidiosos primos.

Cuando los colonizadores blancos, llamados “Portadores del Wyrm” por las Tribus Puras, saquearon el Nuevo Mundo, trajeron otras razas —africanos y asiáticos— como esclavos. Los Uktena miraron con pena a estos desposeídos y los adoptaron. Cuando el propio pueblo de los Uktena fue diezmado por los Portadores del Wyrm, la tribu se convirtió en un santuario para los refugiados de la visión, incorporando sus secretos místicos al legado tribal de los Uktena. Ahora, los Uktena acechan en los márgenes del mundo espiritual.

Muchos Garou creen que llevan demasiado tiempo acechando allí.

Sin embargo, la tribu evita la corrupción manteniendo una confederación informal de clanes en lugar de una jerarquía central poderosa. Los mensajeros viajan entre los clanes para mantener abiertas las líneas de comunicación y se celebran concilios de ancianos cada solsticio y equinoccio. Las rencillas entre clanes son bastante raras, pero se vuelven intensas cuando está en juego algún objeto o secreto de poder.

La tribu es célebre por su curiosidad. El conocimiento que tienen sus miembros de los espíritus es legendario y su silencio hosco hace que los demás Garou sospechen aún más de ellos. Después de siglos de opresión, los Uktena han adoptado una mentalidad de asedio. Aunque cooperan con miembros de otras tribus, los Uktena se guardan su opinión. Los Theurge Uktena son quizás los más siniestros y poderosos de todos los nacidos bajo la Luna Creciente. Han mirado al rostro del Wyrm, no sólo en las Perdiciones y en la Umbra, sino dentro de su propio corazón y el de su Parentela. La mayoría de los Uktena están en paz con la oscuridad que hay en su interior; según dicen, el enemigo que se conoce es más fácil de derrotar que la sombra que se niega.

Apariencia: En forma Lupus, la mayoría de los Uktena tienen el pelaje de color negro rojizo; muchos se mueven furtivamente como si estuvieran acechando a espíritus invisibles. En forma Homínida proyectan un aura de misterio e intimidación y tienen la desconcertante costumbre de mirar fijamente todo aquello que les rodea. Muchos adoptan la forma de vestir y el aspecto de sus ancestros. Algunos miembros “adoptivos” de la tribu son muy eclécticos y recopilan fragmentos de aquellas culturas que más les interesan. Aunque muchos de los Uktena de raza pura son indios americanos, en la tribu se incluyen pueblos indígenas de todo el mundo. Los guerreros maoríes y los místicos cherokee trabajan codo con codo junto a los chamanes africanos. Cuando medita, un Uktena actúa de forma tan críptica como cualquier espíritu Umbral; sin embargo, cuando se enfada irradia una gélida ferocidad similar a las Piras de Corrupción del Infierno.

Parentela: Los Uktena son los guardianes de los desposeídos, de las tribus y pueblos que perdieron sus tierras con la llegada de conquistadores extranjeros. La Parentela Uktena pertenece a un amplio abanico de grupos étnicos oprimidos. Desde las reservas de los indios americanos hasta barrios urbanos, desde las profundidades del Amazonas hasta las islas del Pacífico Sur, la Parentela Uktena construye fuertes comunidades que protegen su legado. La adversidad obliga a la fuerza. Incluso la Parentela lupus se reúne en manadas estrechamente unidas.

Territorio: En las profundidades de las zonas salvajes, al raso, los Uktena practican las artes antiguas. Sólo algunos lugares secretos han resistido los ataques de los Portadores del Wyrm. Los Uktena harán todo lo que esté en su mano para castigar a los intrusos que encuentren. Muchos de los territorios más sagrados de la tribu han sido apresados por otros grupos sobrenaturales. A medida que se acerca el Fin de los Tiempos, los Ancianos de la tribu se sienten cada vez más deseosos de invocar la magia poderosa y recuperar estos lugares por la fuerza.

Tótem Tribal: Los Uktena tomaron su nombre de su tótem tribal, un espíritu acuático de los indios americanos con rasgos de serpiente, ciervo y puma. El tótem Uktena es capaz de ocultar su aspecto y confiere esta habilidad a las manadas que le siguen.

Fuerza de Voluntad Inicial: 3

Restricciones en Trasfondo: Ninguna. Algunas cosas no pueden ser robadas, ni siquiera por los Portadores del Wyrm.

Cita: “Cuando miras al sol, los Perdidos se reúnen a tus espaldas. Recuerdan lo que has hecho, todos los secretos que preferirías olvidar. Mejor no mirar, amigo mío. Lo que ves podría destruir tus ilusiones. ¿Cuánto darías por hacer que se fuesen?”