Vampire: The Requiem – Las Alianzas

Así se llaman las “uniones sociales” de Vampiros. Se parecen a los clanes en el sentido en que hacen distinciones entre los Vampiros, pero se diferencian en que cada uno elige a qué Alianza quiere pertenecer.

 Son grupos en los que se entremezclan Vástagos con filosofías, ideales, aspiraciones políticas e, incluso, creencia religiosas similares. Como resulta obvio únicamente se puede pertenecer a una Alianza a la vez (Sus principios suelen chocar con frecuencia) pero hay Vampiros que no dudan en abandonar aquella a la que pertenecen para afiliarse a otra. Aunque hay casos de Vástagos que pertenecen a varias Alianzas a la vez, normalmente tomando la precaución de que todas sus afiliaciones sean desconocidas; también abundan los que ostentan varias identidades falsas para ejercer de espías dentro de las Alianzas desconocidas (Una vez más la WW nos enseña lo que le gusta jugar con las intrigas). Por supuesto, hay Vampiros que no se alinean con ninguna de las Alianzas.

Hay seis “grandes” Alianzas (Las comillas se deben a que una de ellas es la de los No Alineados): El Movimiento Carthiano, El Círculo De La Vieja, Los Invictos, La Lanza Sagrada y Los Ordo Dracul y Los No Alineados.

Los Carthianos, buscan lograr una reconciliación entre las estructuras gubernamentales y los sistemas que rigen actualmente los sistemas sociales y el mundo y la Sociedad de los Vástagos. El experimento Carthiano ha demostrado sufrir una especie de ciclo en las ciudades en las que ha sido implementado: Desde un idealismo que podría definirse como ingenuo hasta una Revolución que “se come a sus hijos”.

El Círculo De La Vieja venera a una variedad de figuras femeninas que conforman una amalgama que ellos consideran el origen de los Vampiros, La Madre De Todos Los Monstruos.

Algunas de las facciones más conservadoras consideran a los miembros de esta Alianza como paganos. El Círculo enfatiza más el que todos aportamos algo a las partes que conforman el todo que es la Divinidad y la posibilidad de redención que otras Alianzas, que proclaman la culpabilidad y necesidad de redención de todos.

Los Invictos son considerados como la aristocracia de la noche… Neofeudalistas y corruptos por naturaleza son, sin embargo, una Alianza poderosa. Su fuerza emana de la tradición y reclaman que sus orígenes se remontan a la Antigua Roma, si no antes.

La Lanza Sagrada se sumerge en las historias bíblicas para encontrar las bases de su perspectiva espiritual. Esta Alianza busca influenciar a la Sociedad de los Vástagos en base a las enseñanzas de Longinus, a quien consideran el Progenitor de los Vampiros por haberse convertido en uno bebiendo la sangre del mismísimo Jesucristo. Practican una magia que parece emanar de elementos y tiempos que podríamos remontar a la época del origen de la Biblia, tiempos en los que la Voluntad de Dios era manifiesta.

Los Ordo Dracul están situados entre una sociedad neo-victoriana y una sociedad secreta. Sus miembros pueden superar el estado vampírico gracias a que dominan unos rituales y un conocimiento místico de gran relevancia. Esta Alianza asegura descender del histórico Vlad Tepes, el mismísimo Drácula.

Los No Alineados suelen ser conocidos por muchos nombres, pero es el que comienza este párrafo el más extendido de todos. Muchos de ellos simplemente desean bailar el Réquiem a su propio ritmo y, según se cree, no tienen ningún tipo de jerarquía u orden interno.