Clan – Ventrue Antitribu

El Sabbat consta de miembros de lo mas diverso. Esta formado por catorce clanes y diversas líneas de sangre, y posee una diversidad de linajes desconocida en ninguna otra sociedad vampírica.

Sin embargo como su tamaño es mucho menor que en el de la Camarilla, un mayor numero de clanes y líneas de sangre representa necesariamente que cada uno dispone de menos miembros. Por ejemplo, mientras los Brujah “principales” se cuentan por miles, en el Sabbat solo hay unos pocos cientos de antitribu. Esto no parece representar un gran problema, ya que la secta se enorgullece de la diversidad, la individualidad y la libertad de sus miembros. ¿Quién quiere ser una tuerca mas en la maquinaria Ventrue cuando se puede ser miembro de los escasos y orgullosos Ventrue Antitribu?.

Hace mucho, antes de que existieran el Sabbat y la Camarilla, antes de la revuelta Anarquista y antes de que los Lasombra mataran a su anciano y bebieran su preciosa vitae, los Ventrue eran caballeros y señores, maestros de sus mansiones. Tras el caos de la revuelta y el audaz ataque de Tayler contra Hardestadt el viejo, llego el renacimiento y los Ventrue evolucionaron con los tiempos. Motivados por la avaricia y la sed de poder, cambiaron de objetivos. En vez de mantener su nobleza, persiguieron intereses mayores en la clase mercante. Dejando atrás su obligación y el derecho divino de los reyes, se rodearon de excesos y de lujos innecesarios.
Eso creen los Ventrue Antitribu.

Los pocos Anarquistas de este clan que se opusieron al gobierno férreo de sus antiguos, estaban frustrados por el control estático que los viejos sangre azul ejercían. A medida que cambiaban las corrientes mortales, estos vampiros se aferraron a sus imperios, impidiendo que los Ventrue mas jóvenes y capaces tomaran su justo lugar. Vendiéndose, abandonaron la verdadera nobleza. Para los Ventrue Anarquistas sus lideres les habían fallado, tentados por la riqueza material y corrompidos por el poder.

Al proclamarse Antitribu, los que se unieron al Sabbat, labraron un nicho propio que ocupara sus valerosos corazones y que han conservado hasta hoy en día. Los Ventrue Antitribu practican un elegante nobiesse obligue. Son caballeros sombríos y paladines que han jurado combatir a los Antediluvianos y derribar a la degenerada Camarilla. Aunque sus fines pueden parecer nobles, en comparación con la violencia infernal del Sabbat, apoyan a la Espada de Caín hasta el amargo final. Los Ventrue saben, como sus crónicas medievales pueden atestiguar, que la Gehena esta a la vuelta de la esquina. En estas noches de caos y sangre diluida, el único modo de impedir el inminente Armagedón, es arrancarlo de raíz. Tanto los Cainitas como los mortales sirven sin saberlo a los Antediluvianos, y solo aquellos con la voluntad para combatir a sus maestros secretos, sobrevivirán a la lluvia de fuego y sangre. Esto es lo que han jurado conseguir los Ventrue Antitribu.

Ven a sus hermanos de la Camarilla como un fracaso, y han asumido el papel de salvadores de la raza Cainita para expiar esta culpa. Creen que los mortales son ganado ignorante que no sirven mas que como comida y como criados de sus terribles señores vampíricos. El mundo se convertirá en un infierno, si, pero los Cainitas, como elemento de la venganza de Dios y la voluntad del Diablo, son aptos para convertirse en gobernantes de los hijos de Seth. Aceptar cualquier otra cosa es adoptar la senda de los desgraciados Ventrue de la Camarilla, algo a lo que los Antitribu no estan dispuestos.

Apodo: Cruzados

Apariencia: Los Ventrue Antitribu llevan vestimentas que muestran su posición anacrónica como nobles menores. Muchos aun conservan dinero obtenido en las largas noches gracias a familias desaparecidas hace mucho tiempo, y se visten con ropas elegantes y lujosas. No consideran este comportamiento hipócrita, ya que se presentan como creen que deberían ser. Después de todo, ¿de que sirve negar la propia riqueza?. ¿Quién consigue un mayor respeto, el caballero que limpia su armadura y cuida de su caballo o el bárbaro grosero con ropas manchadas y garras rotas?. Los Ventrue del Sabbat logran la atención de los demas, igual que sus hermanos de la Camarilla, interpretando su papel.

Refugio: Los Ventrue Antitribu mantienen refugios privados cuando le es posible, aunque no tienen problema en compartir escondrijos comunales con el resto de su manada. La mayoría prefiere lugares lujosos, de modo que puedan pasar con la mayor comodidad el tiempo que estan alejados de la gran Yihad. Sin embargo, no conservan muchos objetos de las culturas materialistas, disfrutando de unos pocos elementos importantes en vez de grandes colecciones de coches y efectos personales. De este modo sus refugios, tanto personales como comunales, pueden ser descritos como relativamente austeros. También honran la centenaria tradición de la hospitalidad; si otro Ventrue del Sabbat necesita refugio, el cruzado hará todo lo posible por proporcionárselo.

Trasfondo: Los Ventrue del Sabbat seleccionan a sus chiquillos entre la alta sociedad, pero no eligen a mocosos inversores o a diletantes. Deben tener los medios para sostener su posición y el carácter necesario para hacer lo que sea con tal de cumplir con su deber. Los Cruzados pueden proceder de cualquier origen étnico o cultural (es posible que su fuente de chiquillos sea la mas diversa de toda la secta), pero los candidatos tienen que tener un fuerte sentido de la responsabilidad, algo cada vez mas escaso en las hedonistas noches finales.

Creación del Personaje: Los Ventrue Antitribu se adhieren a los conceptos de soldado y aristócrata principalmente. Las naturalezas reflejan su poderoso sentido del deber y la mayoría tiene conductas similares, aunque no faltan los ansiosos de emociones, Monstruos y Pervertidos. Los Ventrue del Sabbat valoran todos los Atributos y Habilidades por igual, considerando que un “verdadero” caballero debe ser tan capaz con el ordenador como con la pluma, la espada y el automóvil. Estos vampiros también cultivan importantes trasfondos, siendo los mas importantes: Aliados, Influencia y Posición en el Sabbat.
Casi todos mantienen un semblante de humanidad después del abrazo, hasta que puedan dedicarse por completo a su monstruoso código de caballería, que prácticamente siempre toma la forma de la Senda del Acuerdo Honorable (o en algunos casos, la Senda de Caín o de la Catarsis).

Disciplinas de Clan: Dominación, Fortaleza, Presencia.

Debilidad: Los Ventrue del Sabbat padecen los mismos gustos enrarecidos que sus hermanos de la Camarilla y solo pueden alimentarse de determinados recipientes (decididos en el momento de la creación). Por ejemplo, un Cruzado podría alimentarse solo de cristianos, o de invidentes, o quizá solo pueda beber sangre fría en un vaso especial de cristal. No probara otro tipo de vitae, aunque este en frenesí o muerto de sed. No tienen problemas a la hora de ingerir sangre vampírica.

Estereotipos:

 

Camarilla: Les escupo; son los responsables de traer la Gehena sobre nuestras cabezas.

Sabbat: Disciplinados, pero sinceros, Normalmente……..

 

La Vista desde Fuera:

 

La Camarilla: ¿Caballeros? Por Favor, eso fue hace ochocientos años…….
-Pagi, Nosferatu de la Jet Set.-

 

El Sabbat: Pueden que sean un poco arrogantes, pero, ¿sabes que? Estoy contenta de tenerlos a mi lado.
-Dechise Duchamp, Ductus de Cofradía.-

 

Los Independientes: La Fruta cae mas cerca del árbol de lo que querrían que supiéramos.
-Hesha, Setita.-

Organización: La compleja jerarquía neofeudal de estos vampiros esta basada en el merito, en al adquisición y los enemigos abatidos. El clan dispone de un buen numero de guerreros y administradores que pueden luchar tanto en las calles como en la bolsa. Cualquier cosa es aceptable, siempre que el cruzado mantenga su causa en su corazón frio y muerto. La mayor parte de la inquisición del Sabbat esta compuesta por miembros de este clan, y algunos se han abierto paso también dentro de la Mano Negra. Además, muchos se convierten en Templarios y Paladines de la Espada de Caín.

 

Cita: Hereje, Traidor, Espía, Cobarde; todo es igual para mi. Ahora baja la mano y calla la lengua, o te cortare ambas y te arrancare el brazo. Acepta el castigo como un verdadero hijo de Caín.


Ventrue Antitribu

Los Ventrue tienen pruritos de nobleza, pero no son
nada más que la clase gobernante de un mundo agonizante: mercaderes y prestamistas. El Clan Ventrue tiene un pasado glorioso, un linaje de caballeros, paladines y reyes guerreros. Los Sangre Azul de estas noches se deleitan en negocios de trastienda, compromisos y comercio de favores. En otras palabras, como dirían los Ventrue Antitribu, no son mejores que los llorones Tremere.

Puede que los Ventrue Antitribu no sean el pilar moral del Sabbat, pero definitivamente se cuentan entre los Cainitas más idealistas del mismo (aunque existen rumores de que podría haber dos Líneas de Sangre distintas que afirman ser los verdaderos Ventrue Antitribu).

Siguen manteniendo las nociones de nobleza obliga y de caballerosidad. Creen que sus contrapartidas de la Camarilla no sólo han cometido traición contra la auténtica naturaleza de la raza vampírica, sino también contra el papel de su Clan en particular, y creen que sólo pueden
expiar esa culpa tomando el manto de Guerreros de Caín. Cuando llegue la Gehenna y los cielos descarguen fuego y sangre, los Cruzados no se esconderán en sus refugios rezando para que la condenación pase de largo. Estos devotos Vástagos se encontrarán en el frente, con las espadas (o ametralladoras) en alto y el antiguo lema de su Clan en los labios: Regere sanguine, regere in veritatem est (“Gobernar en la sangre es gobernar en verdad”).

Apodo: Cruzados.

Disciplinas: Dominación, Fortaleza, Auspex o Presencia.

Debilidad: Los Ventrue del Sabbat tienen la misma Debilidad que sus parientes de la Camarilla (ver pág. 73). El Jugador decide junto con el Narrador el tipo concreto de sangre que le conviene al Cruzado, y la elección es permanente. La sangre de otros tipos (incluso la de los animales) no hace que se incremente la reserva de Sangre del vampiro independientemente de cuánta consuma.

Cita: No eres digno de la Sangre que portas. Es hora de que se la entregues a un verdadero hijo de Veddartha.

Ricardo Blanch

Ricardo Blanch

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.