Virtudes Kuei-jin – Yin y Yang –

Al principio, dicen los sabios del Reino Medio, el universo se dividió en dos mitades. Una de ellas era brillante y activo Yang; la otra era el Yin, oscuro y negativo. Los Kuei-jin son criaturas suspendidas entre la vida y la muerte, y por tanto tienen tanto Yin como Yang.

VIRTUDES CATAYANAS

Quizá sea en las Virtudes en lo que más se diferencian los Catayanos de los Vástagos de Occidente. Como regla general, la visión de los Vástagos sobre el mundo es la de un conflicto salvaje e individualista contra la propia naturaleza interior; por el contrario, el pensamiento clásico Kuei-jin se concentra en la sintonía con la armonía del todo.
Hasta los Kuei-jin que simpatizan con los ideales y las practicas occidentales suelen poseer las siguientes Virtudes , no las clásicas Conciencia, Autocontrol, etc. El Segundo Aliento imparte duras lecciones, y solo la instrucción más rigurosa puede impedir el colapso kármico.
Los Kuei-jin tienen cuatro Virtudes agrupadas en dos pareas opuestas. Son las Virtudes Chi (Yin y Yang) y las Virtudes del Alma (Hun y P´o). Las primeras actúan como una medida de la personalidad y cuantifican la habilidad del vampiro para absorber y emplear el Chi. Las Virtudes del Alma miden los lados racional y bestial del personaje.
Todas estas Virtudes varían entre 1 y 10, pero al ser opuestas los puntos de una de ellas reducen el máximo posible de su contraria. Un Kuei-jin inicial puede tener un máximo de 10 puntos en cada pareja de Virtudes; por tanto, si la puntuación de Yin del vampiro es 6 su máximo Yang puede ser 4. En un personaje inicial una Virtud Chi superior a 5 se considera extraordinaria, y una de 7 o más cualifica la vampiro para un desequilibrio permanente de Chi.
Las puntuaciones superiores de Dharma conceden a los personajes una mayor comprensión de su existencia. Por tanto, los vampiros que más hallan avanzado en su senda del Dharma podrán superar estas limitaciones. Un personaje con Dharma 6 podría tener hasta 12 puntos en una pareja de Virtudes (Hun 4/ P´o 8, por ejemplo, o Yin 6/ Yang 6).

VIRTUDES CHI: YIN Y YANG
Al principio, dicen los sabios del Reino Medio, el universo se dividió en dos mitades. Una de ellas era brillante y activo Yang; la otra era el Yin, oscuro y negativo. Los Kuei-jin son criaturas suspendidas entre la vida y la muerte, y por tanto tienen tanto Yin como Yang.
La hoja de personaje muestra dos modos distintos de señalar las Virtudes Chi. El primero, las puntuaciones permanentes (los círculos), mide las inclinaciones personales del vampiro hacia las energías positivas o negativas, así como el grado de control que tiene sobre la energía que ingiere. Esta puntuación se emplea cuando se pide una tirada de Yin o de Yang. La segunda escala, los cuadrados, mide cuanto Yin y Yang temporal (conocido como Chi) ha ingerido el vampiro. El Yin y el Yang temporal puede exceder el valor permanente correspondiente, y a menudo lo hacen; esta condición se conoce como Desequilibrio Chi, y puede derivarse en efectos secundarios negativos.
El Yin y el Yang permanentes sirven para medir a grandes rasgos las personalidad de un personaje. Un vampiro con un Yang elevado será enérgico y propenso a extremos emocionales (ya sean de felicidad, de furia, o incluso de miedo y tristeza); por el contrario, otro con un alto Yin normalmente será gélido, calmado, cínico y algo pesimista, posiblemente incluso morboso. En la mayoría de los casos, una puntuación alta en una Virtud significa una baja en su opuesta: es difícil ser calmado y emotivo al mismo tiempo. Sin embargo, los vampiros de gran iluminación (Dharma 6+) han aprendido a asimilar y domeñar su dicotomía interior; por tanto, en un bodhisattva podrían coincidir altos valores tanto de Yin como de Yang.

YIN
La Virtud Yin cuantifica la sintonía del personaje con las energías oscuras y negativas. Se emplea para resistir al naturaleza fuego, para alimentar y canalizar Disciplinas de aspecto Yin y para tratar con fantasmas y otros espíritus Yin.
Los vampiros con una puntuación elevada en esta Virtud suelen dominar Disciplinas relacionadas con la muerte y la manipulación de energías destructivas. Como estos Kuei-jin son depositarios de tanta energía negativa, los mortales suelen considerarlos repulsivos o siniestros, aunque los que posean una gran energía Yin podrían verse atraídos hacia ellos. Los vampiros que se desequilibran con Yin suelen parecer cadavéricos, incluso putrescentes; a estos no-muertos se les suele denominar ch´ing shin.
Los Kuei-jin tienen dos puntuaciones de Yin. Su valor permanente (los círculos) mide el control sobre la energía negativa. El temporal (los cuadrados) mide cuanto Yin hay en el cuerpo del vampiro. Si se ingiere más Yin del que se puede manejar se pueden producir efectos negativos.

USO DEL YIN
Ø Naturaleza fuego: para empezar, y lo que es más importante, la Virtud Yin es el rasgo que se emplea para resistirse a la naturaleza fuego. Los vampiros con un alto Yin son demasiado fríos y distantes como para dejarse fácilmente por al rabia.
Ø Visión fantasmal: gastando un punto de Yin un Catayano puede entrar en sintonía con su Yin, permitiéndole ver las señales del mismo en los demás. Estas poderosa función es similar a la Visión de la Muerte de los fantasmas, y dura toda una escena.
La Visión Fantasmal permite al vampiro ver a las criaturas del mundo Yin, lo que incluye a los wraiths y a los espectros. Para ello el personaje debe concentrarse durante tres turnos y tirar Percepción + Ocultismo (la dificultad es la Muralla local +2).
Un Catayano que emplee Visión Fantasmal podrá ver las debilidades en los objetos o las criaturas vivas (aquí se incluye a los no-muertos y a los resucitados, pero no a los fantasmas). Pasando tres turnos concentrándose (no se podrá atacar ni moverse rápido) y tirando Yin + Medicina (para los vivos) o Pericias (para lo inanimado) contra dificultad 8, el vampiro puede realizar un golpe “atemi” contra su objetivo, inflingiendo un nivel de daño adicional por cada éxito. Esta técnica sirve para un solo ataque físico; una vez se realice (se acierte o se falle), el vampiro debe volver a sintonizarse con el objeto si quiere volver a atacar.
El vampiro puede estudiar las llagas místicas causadas por al erosión del Yin. De este modo el personaje puede detectar y analizar cualquier daño, incapacidad o enfermedad que sufra el objetivo. Para ello es necesaria una tirada de Percepción + Medicina (dificultad entre 4 y 8 dependiendo de la naturaleza de los daños). Un éxito permite al vampiro realizar un diagnostico somero de la salud y la gravedad del objetivo, sabiendo si padece alguna enfermedad, falta de sangre, etc. Un vampiro sin grandes conocimientos de Medicina puede ser incapaz de reconocer las enfermedades concretas, viéndose reducido a diagnósticos como “febril”, “débil”, “enfermo”, etc.
Empleando Visión Fantasmal sobre un objeto inanimado roto, el vampiro puede hacer una tirada de Percepción + la Pericia adecuada (dificultad entre 4 y 8 dependiendo de los daños). Un éxito permite la vampiro analizar los daños y da alguna idea sobre le modo de repararlo.

* Tenso
** Relajado
*** Meditativo
**** Estoico
***** Gélido
6*+ Calma inhumana

YANG
Yang, e opuesto del Yin, es el fulgor brillante y activo que impregna a casi todos los seres vivos. Es el Yang el que da a los Kuei-jin la fuerza para someterse al Segundo Aliento, pero también es el que alimenta su hambre infinita. En cierto modo, es la fuerza que impele a los Kuei-jin a regresar y a pelear noche tras noche. Sin él, dicen los vampiros, simplemente estarían…muertos.
Aunque el Yang es una energía “positiva”, este termino connotaciones ligeramente diferentes entre los no-muertos. El Chi Yang es el alimento que los vampiros utilizan para lograr sus fines. El que estos sean “buenos” o “malos” depende totalmente del vampiro en cuestión. El Yang se utiliza para resistirse a las situaciones terroríficas y para tomar acciones.
En contraste con sus contrapartidas “cadavéricas”, los vampiros del Yang parecen más humanos. Son no-muertos que se alzan de la tumba para vengar a sus familias, saldar viejas deudas o reunirse con sus seres queridos. Les encanta recorrer el bullicio del Reino Medio, bebiendo (a veces literalmente) la energía de las multitudes.
Sin embargo, no importa el Yang que se consuma, como mucho se tratara de una parodia de vida, del robo de la existencia. Los vampiros de Yang elevado pretenden ser humanos, pero no son más que eso: pretensiones. Cuando sus naturalezas vampiricas terminan apareciendo, la decepción suele provocar frenesíes mucho más violentos que los de sus primos, más flemáticos.

USO DEL YANG
Ø Curación: el Chi Yang puede combinarse con la sangre del vampiro y ser entregado a otros como un elixir curativo. Cada punto de Chi Yang recupera un Nivel de Salud.
Ø Visión Vital: igual que pueden ver los rastros del Yin, los Catayanos también pueden duplicar la habilidad fantasmal Visión de la Vida. Gastando un punto de Yang el vampiro puede entrar en sintonía con los flujos vitales durante una escena.
Cuando dos o más seres se encuentran, las auras emocionales que les rodean “restallan” durante unos instantes; los vampiros que intentan leer estas auras (Percepción + Empatía, dificultad 9) pueden descubrir las verdaderas sensaciones de la criatura observada. Por tanto, si dos magnates rivales se saludan en una fiesta, un Kuei-jin astuto podría detectar el brillo de desprecio y envidia. Suele ser conveniente reservar este poder para los mortales, ya que se considera una peligrosa ruptura de la etiqueta emplearlo contra otros shen. Por supuesto, a los Kin-jin y a otros bárbaros se les puede escrutar a voluntad.
El vampiro puede detectar las pasiones de los mortales. Concentrándose en una emoción particular y tirando Percepción + Yang (dificultad 9), el vampiro puede “capturar” ese sentimiento. El alcance de este poder es de 7 metros multiplicados por la puntuación de Percepción del vampiro. Aparte del uso evidente en la caza (por Ej., sintonizarse con la lujuria para localizar a los mortales fáciles de seducir), Visión Vital permite encontrar recipientes con grandes cantidades de energía emocional. Por cada éxito en la tirada de Percepción + Yang, la dificultad en las tiradas de caza del vampiro se reduce en uno.
Por ultimo, el vampiro puede intentar detectar a las criaturas del Mundo Yang, incluyendo a los espíritus conocidos por los hombres lobo y a otros seres del reino llamado en Occidente la Umbra Media. Para ello, el vampiro debe concentrarse durante tres turnos y tirar Percepción + Ocultismo (la dificultad es la Muralla local + 2). Una vez detectadas, las criaturas permanecen visibles durante toda una escena.
Ø Naturaleza ola: el Yang es el trono de la bravura. Un vampiro usará su rasgo Yang para resistir la naturaleza ola.

* Letárgico
** Activo
*** Animoso
**** Apasionado
***** Febril
6*+ Energía inhumana

VIRTUDES CHI Y NATURALEZA / CONDUCTA
En muchos sentidos, las Virtudes Chi son análogas de la personalidad. Un vampiro con una alta puntuación de Yin es más distante, cauto y calmado que su contrapartida Yang, más exuberante y pasional. Las Virtudes Chi deben tenerse en cuenta a la hora de seleccionar Naturaleza y Conducta, o al menos al interpretar el arquetipo en cuestión. Por tanto, un Catayano con el Arquetipo Bravucón y un Yang elevado podría parecer un loco violento y caprichoso, mientras que uno con un alto Yin podría ser un monstruo brutal y despiadado.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.