Warhammer – Edad, Riqueza y Experiencia de los Enanos

Los Enanos son una raza estricta y excepcionalmente orgullosa. Son muy parcos con las alabanzas y a menudo desdeñan los logros de las otras razas. Los Enanos respetan tres cosas por encima de todo: la edad, la riqueza y la experiencia. Naturalmente, un Enano siempre describirá minuciosamente que su raza es la más vieja de todas, como sus ancestros lograron riquezas inimaginables, y que los Enanos son los constructores y herreros más hábiles del mundo. Para ellos esto no es ostentación se trata sólo de exponer verdades documentadas.

Warhammer - Edad, Riqueza y Experiencia de los Enanos

Salvo que mueran en batalla, o sufran algún accidente, los Enanos viven muchos años. La longitud relativa y lo espesa que sea la barba de un Enano indica lo viejo y sabio que es, por lo que los Enanos están inmensamente orgullosos de sus barbas y nunca se las cortan o arreglan. Haga lo que haga, si un Enano duda sobre la forma de actuar, siempre se dirigirá hacia el que tenga la barba mas larga en busca de consejo. Invariablemente ésta es la mejor solución.

Los Enanos profesan una gran veneración por todo lo viejo, valorándolo por sus recuerdos y sus asociaciones sentimentales. Cuando un habilidoso herrero Enano muere sus obras perduran y, forman un nexo de unión tangible con el pasado. La conservación y el uso continuo de algunos objetos o construcciones antiguas es una forma de respeto y veneración hacia su creador. Todos los maestros artesanos Enanos son expertos en reforjar antiguas armas o en la incorporación de antiguas reliquias a sus nuevas obras.

Almacenar riquezas es la gran pasión de los Enanos. Son una raza muy laboriosa y trabajan duro por sus riquezas y posesiones. Cuando un Enano muere, sus posesiones se dividen entre sus familiares y así éstas van pasando de generación en generación. El tesoro de una familia se guarda celosamente, ya que es la fuente de su riqueza y una conexión entre los vivos y los muertos. Ningún Enano se siente seguro a menos que el tesoro que ha atesorado sea lo suficientemente grande como para sentarse encima.

Los tesoros atesorados por algunos viejos Señores Enanos son de proporciones legendarias. Incluso hoy en día, las riquezas de las fortalezas Enanas supervivientes atraen fuertemente a Orcos, Goblins y otros conquistadores, pero los Enanos son extremadamente feroces y sus fortalezas han logrado resistir al paso del tiempo. Sin embargo, durante miles de años algunas grandes y orgullosas fortalezas han caído en manos de Orcos y otros invasores: sus habitantes se han dispersado o muerto, y el oro y los artefactos que habían atesorado han sido destruidos o dispersado por el mundo.

Todos los Enanos tienen un rígido sentido del honor, que se centra en el juramento o promesa. Si un Enano da su palabra sobre algo, el Enano lo recordará y lo cumplirá, incluso si ésto le cuesta todo lo que tiene. Un Enano respetará la palabra de uno de sus ancestros aunque ésta se diera hace siglos. A cambio de esta rígida actitud hacia las promesas, los Enanos esperan que todo el mundo mantengan su palabra, y buscan a los familiares de los que no cumplen con sus compromisos para que los indemnicen.

El peor insulto que puede hacerse a un Enano es defraudar su confianza; es también un grave error. Una promesa rota será recordada siempre e inevitablemente vengada. Las grandes afrentas contra la raza de los Enanos se anotan en un gran libro llamado Gran Libro de los Agravios, que se guarda en Karaz-a-Karak. No se hace ningún trato con nadie sin consultar previamente este libro, que prácticamente es una crónica de la historia de los Enanos. Es parte del folclore de los Enanos y muchos de ellos se saben de memoria los relatos de antiguas ofensas hechas a sus ancestros.

Los Enanos saben muy poco de la magia tal y como la practican los Ellos y los Humanos, y no hay hechiceros entre ellos. Los conocimientos mágicos de los Enanos están muy relacionados con su habilidad construyendo armas, armaduras y otros artefactos. Los Herreros Rúnicos Enanos construyen muchos objetos mágicos, entre los que se encuentran las mejores armas y armaduras. Los Herreros Rúnicos son maestros de la sabiduria rúnica, el arte de usar las runas para canalizar la magia e incorporar a los objetos esta arcana energía. Este arte ha sido transmitido oralmente desde el albor de los tiempos. El conocimiento de las runas más poderosas es un secreto celosamente guardado que sólo conocen unos pocos de los más poderosos Herreros Rúnicos.