Saber de la Añoranza

• Leer las emociones

Esta evocación permite al Corruptor sacar a la superficie las emociones enterradas de una persona y conseguir así información sobre los pensamientos y anhelos del sujeto, por medio del estudio de sus expresiones y su lenguaje corporal. La víctima será completamente ajena al hecho de que
esté siendo “estudiada” de esta manera; para ella, será como si el Corruptor le estuviera leyendo la mente.

Sistema: Esta evocación sólo surte efecto sobre un mortal a la vez. Tira Percepción + Empatía. Cada éxito se convertirá en un dado de bonificación a sumar a todas las tiradas Sociales dirigidas al mortal mientras dure la escena, o hasta que el demonio centre su atención en otra víctima.

Tormento: Los demonios monstruosos prefieren extraer la naturaleza oscura de su víctima y alentarla en el proceso. El sujeto saldrá de este encuentro pensando en cosas que nunca antes se había atrevido a considerar. Los mortales que sufran el efecto Atormentado de esta evocación harán una tirada enfrentada de Fuerza de Voluntad, cuya dificultad será igual al Tormento del Corruptor. Si esta tirada falla, el mortal se verá impelido a acatar sus deseos más mezquinos (vengarse de su jefe por todos esos años de violencia verbal, por ejemplo, o aceptar las insinuaciones de esa compañera de trabajo a la que tantas veces le ha dicho que no). Los efectos de esta evocación durarán tantos días como puntos valga la Fe del Corruptor.

•• Respuesta empática

Esta evocación permite al demonio leer las emociones y los deseos de un sujeto y reaccionar a ellos sin pensar, amoldando su conducta para encajar a la perfección con las expectativas de su interlocutor. El sujeto pensará que el demonio es la persona que se imaginaba o con la que siempre había soñado, y se disiparán todas sus dudas, sospechas o temores.

Sistema: Tira Manipulación + Empatía. Si el número total de éxitos iguala o supera el valor de Astucia del mortal, éste reaccionará ante tu personaje con toda confianza, y hará caso de cualquier petición razonable que le haga. Esta evocación sólo puede dirigirse sobre un individuo a la vez. Los efectos se prolongarán el resto de la escena o hasta que tu demonio se fije en una nueva víctima.

Tormento: Los demonios monstruosos se sirven de esta evocación para inspirar temor en lugar de afecto. Corrigen su conducta para apelar a los peores temores del sujeto, convirtiéndose así en el tipo de persona más temible para él. Si los éxitos de tu tirada igualan o superan la Astucia del
objetivo, éste se sentirá completamente intimidado por tu Corruptor. No emprenderá ninguna acción contra tu personaje y huirá del escenario en cuanto le sea posible. Las tiradas de Intimidación dirigidas contra el sujeto se resolverán con una dificultad de 4.

••• Manipular los sentidos

Con un toque, el Corruptor puede manipular las terminaciones nerviosas de una persona, aumentando su percepción y agudizando sus sensaciones. El efecto puede ser tan flagrante o sutil como desee el demonio, y los efectos suelen ser adictivos, a menos que la víctima posea unos
nervios de acero.

Sistema: El Corruptor debe tocar a su objetivo para ejecutar esta evocación. Tira Inteligencia + Intuición. Cada éxito añadirá un dado de bonificación a las tiradas de Percepción del objetivo pero, al mismo tiempo, todas las penalizaciones por heridas que sufra aumentarán igualmente.
Los demonios pueden resistir los efectos de esta evocación si lo desean, superando una tirada enfrentada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7). Los efectos de esta evocación durarán tantos turnos como puntos de Fe tenga el Corruptor. Una vez disipados los efectos de la evocación, el objetivo deberá afrontar una tirada de Fuerza de Voluntad. Si falla, coge el número de dados
de bonificación que generara la evocación y aplícalos como penalización a todas las tiradas de Percepción del sujeto hasta que acabe la escena. Si la tirada se resolviera con un fracaso, esta penalización tendría carácter permanente. En caso de fracaso, además, la víctima se engancharía al subidón de la evocación y sólo podría recuperar el pleno control de sus facultades
volviendo a recibir los efectos del poder.

Tormento: Los demonios monstruosos emplean esta evocación para infligir una agonía desgarradora o para pervertir la consciencia de sus víctimas. Resta el número total de éxitos obtenidos de la reserva de dados de Percepción de la víctima, durante tantos turnos como puntos de Fe tenga el Corruptor.

•••• Obsesión

Esta evocación permite a un demonio apoderarse de un interés o anhelo de alguien y aumentar su atractiva hasta tal punto que la víctima no podrá quitárselo de la cabeza. Esta obsesión puede girar en torno a una persona, uña idea o un proyecto. Durante la Guerra de la Ira, muchos Corruptores se valieron de estas artes para convertirse en el objeto de deseo de los mortales, empleando a continuación esta evocación para crear legiones de seguidores fanáticamente leales.

Sistema: A fin de ejecutar esta evocación, el demonio deberá conocer primero qué interesa o anhela su víctima con toda su alma, y encontrarse a un número máximo de metros de ella como puntos de Fe tenga. Gasta un punto de Fe y tira Manipulación + Empatía. El mortal puede intentar
resistirse a los efectos de la evocación mediante una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 8). Sí tu tirada tiene éxito, el deseo del mortal se convertirá en una fuente de obsesión. No descansará a menos que dé los pasos necesarios para convertir su sueño en realidad. Deberá superar una tirada
de Fuerza de Voluntad (dificultad 7) para emprender cualquier acción que se aparte de esta obsesión, y no podrá comer ni dormir hasta satisfacer sus deseos. Esta evocación durará tantos días como puntos de Fe tenga el Corruptor, o hasta que el mortal sacie su obsesión, lo que ocurra primero.

Tormento: Los demonios monstruosos se sirven de esta evocación para volver psicótica a su víctima, eliminando cualquier inhibición y exagerando la necesidad del sujeto hasta límites dolorosos. La víctima hará todo cuanto esté en su mano para satisfacer su anhelo, sin reparar en lo destructivos o peligrosos que sean sus métodos. De lo contrario, todas sus reservas de dados se reducirán a uno hasta que emprenda un esfuerzo constructivo encaminado a lograr sus fines.

••••• Inspirar

Esta potente evocación expande literalmente la consciencia de un sujeto, permitiéndole alcanzar cotas de erudición y consciencia que rayan en lo inhumano. El sujeto podrá beneficiarse de la totalidad de su potencial mental pero, al desvanecerse el poder, el regreso a la realidad podría suponer un serio varapalo para su autoestima.

Sistema: Gasta un punto de Fe y tira Inteligencia + Medicina. Cada éxito te permite sumar un punto a los rasgos Mentales o Sociales de un mortal, hasta un máximo de cinco. Estos puntos de bonificación permanecerán durante tantos días como puntos de Fe tenga el Corruptor. Cuando se desvanezcan los efectos de la evocación, no obstante, el mortal perderá un punto de Fuerza de Voluntad permanente si no supera una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7).

Tormento: Los demonios monstruosos utilizan esta evocación de forma parecida, pero ellos empujan a la víctima por el filo que separa el genio de la locura y crean lunáticos con talento pero peligrosos. El efecto Atormentado de esta evocación proporciona puntos de bonificación a los
rasgos Mentales y Sociales y supone un trastorno temporal. Si la consiguiente tirada de Fuerza de Voluntad fallara, el mortal perdería un punto de Fuerza de Voluntad permanentemente y su trastorno se volvería igualmente permanente.

Ishhara, la Faz de la Añoranza

Los ángeles de la inspiración son visiones tan hermosas que, comparados con ellas, incluso los radiantes ángeles de los Namaru palidecen. Su cabello de oro y sus rasgos perfectamente esculpidos representan el ideal romántico del que hablan la prosa y la poesía mortales, y sus voces aterciopeladas derriten incluso los corazones más duros.

La Faz de la Añoranza confiere las siguientes habilidades especiales.

• Rasgos sociales mejorados: La apariencia del personaje, su porte y su gracia dejan a los humanos sin habla, estupefactos. El demonio recibe las siguientes bonificaciones: +2 Carisma, +1 Manipulación, +2 Apariencia.

• Voz melodiosa: La dificultad de todas las tiradas de Liderazgo y Subterfugio se reduce en dos.

• Sentidos mejorados: Los cinco sentidos del personaje se agudizan hasta niveles sobrehumanos, lo que reduce en dos sus tiradas de Percepción.

• Intuición mejorada: La extraordinaria perspicacia del personaje reduce en dos todas las tiradas de Intuición.

Tormento: Los Ishhara monstruosos conservan toda su deslumbrante belleza. Si acaso, su atractivo no hace sino aumentar con el guiño de malicia soterrada que oscurece sus ojos y enronquece su voz. Lo que antes fuese una fuente de inspiración es ahora un canto de sirena que guía a los
mortales a su desgracia.

La Faz de la Añoranza confiere las siguientes habilidades Atormentadas especiales.

• Garras: El personaje manifiesta unas garras que infligen Fuerza +2 de daño agravado.

• Veneno: Las garras y la saliva del Ishhara son venenosas. Quienes se expongan a la ponzoña (ya sea a causa de un arañazo o un simple beso) se enfrentarán a una reserva de dados de daño contundente igual al Tormento del demonio, aunque este daño puede ser absorbido.

• Extremidades adicionales: El demonio desarrolla un segundo par de brazos o un juego de tentáculos, a discreción del jugador. Los brazos adicionales le permitirán desviar o parar asaltos cuerpo a cuerpo o sin armas sin necesidad de renunciar a su acción declarada ese turno, o ejecutar dos ataques extras por turno (con su reserva de dados completa).

• Sin reflejo: La imagen del demonio no aparece en los espejos, como tampoco puede capturarse en fotografías ni películas de vídeo.

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.