La Senda de los Espinos

Es muy fácil que las hebras de la Creación tropiecen con zarzas. Poder. Tentación. Ignorancia. Miedo. Envidia. Como harían los espinos, dichos obstáculos rasgan los patrones hasta de los mayores magos. Ningún hechicero escapa a su aguijón. El que crea que sus urdimbres son inmunes suele ser el siguiente en verlas reducidas a trocitos. Etiquetas: Mago la Cruzada

Continuar Leyendo…