Vástagos y Tecnología

Durante cientos, y posiblemente miles de años, el mundo perteneció a los Vástagos. En un mundo iluminado únicamente por el fuego, en el que la información no era más rápida que el transporte físico, también los secretos se movían despacio y hasta el Vástago más descuidado podía reparar una ruptura de la Mascarada antes de que el vasto mundo detectase algún indicio de que algo maligno había ocurrido en la noche.

Incluso dentro de la sociedad de los Vástagos, la escasez y lentitud de la información demostraron ser una herramienta muy valiosa. Era relativamente fácil esconder la violación de un dominio o debilitar a un rival mientras éste pasaba tres meses cruzando el mar desde el Viejo Mundo.

abraham-lincoln-vampire-hunter-hd-desktop-wallpaper-computer-picture-wallpaper-hd

Indudablemente, las tornas han cambiado. Las grabaciones digitales de rupturas de la Mascarada llegan a la web aún antes de que el Vástago se dé cuenta de que había alguien grabándolo. Las noticias del Movimiento Anarquista de los Estados Unidos alcanzan y animan a los Anarquistas europeos casi mientras están ocurriendo. Un Cainita de Montreal puede estar junto a su Sire en Buenos Aires en menos de 24 horas. El Mundo de Tinieblas ya no está habitado por campesinos supersticiosos apiñados en torno a exiguas hogueras.

Por supuesto, si la información se mueve a esa velocidad, también lo hace el ruido que oculta su mensaje. Una ruptura de la Mascarada en una página de descarga de vídeos es un enorme riesgo potencial para los Vástagos, pero también puede ser ahogada en una marea de comentarios pornográficos, racistas, fuera de lugar o simplemente estúpidos. E, incluso, si estos desaparecen, otros miles etiquetarán el vídeo con un «OMG, MENUDO FAKE, LOL» y «photoshopeado», se ven los píxeles». Los Anarquistas europeos pueden ver censurados los datos que les proporcionan información sobre sus compañeros de Secta estadounidenses. El vuelo de Montreal a Buenos Aires puede ser obligado a aterrizar en Atlanta debido a sospechas de actividad terrorista, donde los agentes de un Matusalén anónimo sacan del avión a un “sospechoso” encapuchado, esposado y estacado. El triunfo de la disponibilidad de la información y la comunicación instantánea se mantiene en un equilibrio precario sobre el filo de la navaja del comportamiento, básicamente vulgar, de la humanidad cuando está protegida por el anonimato y la distancia de lo digital.

Pero la cuestión de los Vástagos y la tecnología va más allá de llenar de “LOL” las redes sociales para salvar el culo cuando uno aparece en las páginas de cotilleos alimentándose imprudentemente de la esposa de un alto ejecutivo. De las cámaras infrarrojas a la biotecnología, de la ciencia médica a los casi infinitos cambios en la rutina diaria de la vida moderna, ¿cómo interactúan los Vástagos con la tecnología? Este capítulo explora algunas de las respuestas y con suerte lanzará unas cuantas preguntas que puedan inspirar historias dignas de ser contadas.

Estilo

El Abrazo produce efectos extraños en la gente. Efectos irreversibles. Las consecuencias más obvias del Abrazo son, por supuesto, la sed de sangre y la presencia de la Bestia. Sin embargo, lo que la mayor parte de los Condenados no percibe inmediatamente es el estancamiento que acompaña a la condición de Vástago. A menos que el vampiro haga un esfuerzo consciente para superarlo, permanece congelado en el tiempo, manteniendo las formas de pensar y los hábitos correspondientes a la noche en la que se convirtió en uno de los Condenados. En las noches de antaño, esto no tenía mucha importancia, ya que las décadas e incluso los siglos pasaban sin que el paisaje cultural cambiase demasiado. Sin embargo, en las noches actuales, la información se mueve demasiado rápido como para que eso no afecte a cualquier comunidad de Vástagos excepto las más remotas. Considera lo anacrónico que puede resultar un Cainita motero con su tupé, ¿acaso es uno que vaya de “grunge” más discreto en su apariencia? “Hace cinco años” puede ser lo mismo que “hace 50 años”, que igual podrían ser 500 considerando el ritmo que lleva la cultura moderna.

Afortunadamente para muchos Vástagos, la cultura gótico-industrial está más ligada a un estado emocional que a un período de tiempo concreto, así que las tachuelas, los encajes y el cuero negro siempre están de moda en el Mundo de Tinieblas. En esta época posmoderna, ni siquiera una exagerada imitación del estilo victoriano llama demasiado la atención. La moda en el Mundo de Tinieblas funciona según lo planean los Vástagos, haciendo que la gente se vuelva para mirar las más extremas manifestaciones de alta costura tenebrosa sólo cuando el portador lo desea. Los vestidos hechos con cuchillos, las chaquetas de alambre de espino y las prendas de PVC que satisfacen los fetichismos más extremos tienen su lugar en todos los Elíseos junto a la elegante ropa tradicional de los Condenados.

La apariencia física de un Vástago moderno refleja más que nunca el estado de la tecnología en el mundo. Los teléfonos, los ordenadores portátiles, las tablets y los reproductores de música son tanto accesorios de moda como aparatos funcionales. Un Vástago que sostenga una pistola barata de cerámica o una porra extensible manda el mismo mensaje de amenaza que anteriormente enviaba un Cainita que empuñase una cadena de motocicleta. En ciertos círculos de la Estirpe, llevar un smartphone del año pasado es hacer el ridículo, y pobre del vampiro que ni siquiera tenga uno. En otras subculturas Cainitas, cualquier teléfono es un grillete, una manera de que los poderes fácticos sepan en todo momento dónde está un vampiro, o una herramienta para aquéllos cuya no-vida está ligada al éxito de mortales privilegiados. Para esos Vástagos, un smartphone podría muy bien representar el papel de la omnipresente cartera de culturas pasadas.

Refugios

Igual que con la ropa, un Vástago hace ostentación del sitio al que llama hogar y de cómo llega hasta allí. Especialmente los jóvenes hacen uso de comodidades como wifi, televisión a la carta y sistemas de seguridad para proteger sus bienes y sus predilecciones a la hora de beber sangre. Los no-muertos de cualquier estrato social pueden conseguir viviendas que ofrecen protecciones que eran imposibles en los refugios de siglos pasados, así como acceso a preciosos recipientes. Espacios tan diversos como buhardillas adaptadas en áreas urbanas en proceso de recuperación, altísimos áticos que parecen acurrucarse en los brazos de los ángeles, habitaciones escondidas en escuelas de alta tecnología, y hasta apartamentos cuya existencia es materia reservada en instalaciones militares secretas han sido y seguirán siendo los hogares de los Vástagos.

Incluso los dominios de los miserables disponen de capacidades tecnológicas que los Vástagos de épocas pasadas sólo podían soñar. Bajo la mayor parte de las ciudades modernas, hay colmenas de Nosferatu que aprovechan directamente las infraestructuras de datos de los mortales. Los territorios Gangrel de cables y alambradas son modernas junglas urbanas, suministrando una luz preciosa en la noche… y arrojando largas sombras cuando sus salvajes amos prefieren oscuridad. Los revolucionarios Brujah podrían establecer sus refugios en fundiciones extintas con equipamiento que aún funcione o incluso en pisos olvidados de edificios de oficinas, abandonados en tiempos de recesión económica, pero aún conectados para el acceso inmediato a todas las comodidades modernas.

Una de las dificultades a las que se enfrentan los Vástagos actuales es encontrar un método para acceder a las tecnologías modernas. En esto tienen ventaja los Antiguos y los Ancillae, ya que cuando son necesarios arreglos de ese estilo pueden actuar sirviéndose de esclavos mortales pero, ¿qué hace un Retoño Tremere para establecer un archivo de conocimientos secretos en internet? ¿Decirle al técnico: “Venga después del anochecer; trabajo todo el día”? Para que la moderna burocracia tecnológica trabaje a favor de uno es necesario el pensamiento creativo, el tráfico de favores (ver el Capítulo Dos) o una aplicación juiciosa de Disciplinas persuasivas.

La no-vida en la red

Sin duda, las comunicaciones son por sí mismas tanto la mayor amenaza para la Mascarada como el arma más poderosa del arsenal de los Vástagos hábiles con la tecnología. Los sistemas de seguridad, los avances médicos, el desarrollo armamentístico y otros campos tecnológicos representan riesgos o ventajas para los Condenados, pero normalmente sólo en determinadas circunstancias. El cambio más importante que la tecnología ha provocado en la sociedad de la Estirpe son las comunicaciones.

De hecho, el efecto de las comunicaciones sobre la sociedad de los no-muertos ha suscitado la cuestión de qué constituye un dominio. Dada la capacidad de un Vástago de Londres de poner en marcha una reacción en cadena virtual que culmina en un levantamiento Anarquista en Nueva York, ¿no ha cambiado el concepto de dominio en las noches actuales? ¿Puede el Príncipe de Nueva York exigir una reparación al Vástago londinense por inmiscuirse en su dominio? ¿O acaso debe respetar antiguos protocolos y pedir permiso al Príncipe de Londres? ¿Qué hay de las interacciones entre dominios virtuales que rebasan las fronteras entre Sectas?

Estas cuestiones complican la interpretación histórica de las Tradiciones. Si un Vástago ni siquiera está físicamente en un dominio, ¿cómo puede un Príncipe o un Arzobispo hacer que ese vampiro en concreto respete las leyes del mismo? Para empezar, ¿tiene que hacerlo? Y siendo las autoridades igualmente capaces de (potencialmente, si no realmente) perseguir a los transgresores a través de la vasta red de espacios virtuales y aparatos digitales, ¿cómo puede esconderse el culpable? ¿Tiene el venerable concepto de dominio todavía algún significado en noches en las que el Príncipe de París puede cobrarse venganza contra una manada de la Mano Negra en Ciudad de México? Cuando un Príncipe reclama la Praxis, ¿la reclamación es sobre el territorio físico o también se extiende al bienestar virtual de los sujetos? ¿El castigo por los delitos es responsabilidad de la localización real del transgresor? ¿O acaso un crimen digital debe ser perseguido digitalmente por un Príncipe capaz de hacerlo? ¿Qué pasa si el Príncipe del dominio físico y del virtual están en desacuerdo? ¿Qué pasa si están en guerra o son de diferentes Sectas? ¿Y qué pasa con los Vástagos que son leales miembros de Sectas en lugares físicos, pero se autoproclaman Autarcas en dominios digitales?

Es un asunto complicado y excitante que se discute en no pocos salones opulentos y sucios escondrijos, y a día de hoy, no parece que se vayan a hallar las respuestas próximamente. Las repercusiones cambian tan deprisa como la tecnología que suscita la cuestión.

Conexiones personales

Los Vástagos jóvenes han reconocido rápidamente las oportunidades que ofrecen las redes sociales y los servicios de comunicaciones. Los Vástagos pueden saber en todo momento qué le pueden ofrecer sus Contactos, Aliados y Criados, así como qué están haciendo sus compañeros de coterie o incluso sus rivales. Las redes sociales excitan la vanidad de los vampiros tanto como la de los mortales, y apenas hay un joven Vástago que tenga una cuenta en una red social que deje pasar la oportunidad de jactarse de lo que es capaz de hacer o de lo que ha hecho, incluso aunque se ande con pies de plomo a la hora de elegir las palabras.

Los Vástagos pueden coordinar acciones mucho más allá de sus fronteras geográficas e incluso culturales. A veces puede tratarse de algo tan positivo como un grupo de discusión de Neonatos que intentan mantener su Humanidad, o algo tan diabólico como una banda internacional de tráfico de recipientes esclavizados.

Según algunos Vástagos, incluso ciertos misterios de la condición vampírica pueden comunicarse a través de estas redes, como por ejemplo un ritual Tremere cuyos participantes están conectados digitalmente y contribuyen al mismo mediante banda ancha o 4G. Lo que haya de verdad en esas cuestiones (o la verdad potencial, puesto que la tecnología continúa avanzando) no se puede comprobar. Lo que hoy es imposible puede ser realidad mañana por la noche. Los jóvenes Vástagos más avispados ya son capaces de implantar auténticas compulsiones mentales a través del teléfono, y un Vástago conocido como Bio Adam recibió calurosas felicitaciones de los Antiguos de su ciudad por localizar a un enemigo Ofuscado usando un portátil y una app tipo “Find My Phone”.

Huella digital

Nada de lo que uno cuelga en internet desaparece para siempre, sea la entrada de un blog o una hoja de cálculo con los intereses de los propios Recursos ocultos. Pocas de las transgresiones actuales de las Tradiciones son completamente reparables si ocurrieron en la red. Teniendo esto en cuenta, es sólo cuestión de tiempo que suceda en internet algo que resulte nefasto para la Estirpe y no pueda ser borrado. Hasta entonces, quienes desean salvaguardar la invisibilidad de los Condenados tienen que destruir tantos datos como puedan, y cuando no sea posible, tienen que servirse del cinismo inherente a la cada vez más infame cultura global. No pocas amenazas en forma de vídeos de vampiros alimentándose han podido ser desactivadas mediante la cuidadosa aplicación de respuestas tan vulgares como “No ha sido fácil, pero al final fap fap fap” o “Los negros siempre se revuelven unos contra otros cuando se excitan demasiado”.

Los soportes físicos también han cambiado con el paso de las décadas desde los tiempos en los que los detalles de las inversiones de los magnates Ventrue se grababan en rollos de cinta magnética o pilas de disquetes. Hoy día incluso el CD es un soporte físico anticuado. Actualmente la transferencia de datos importantes probablemente se haga mediante memorias USB, pero ¿cuánto tiempo pasará antes de que otro soporte se generalice (y eso suponiendo que el traslado físico de los datos no quede completamente obsoleto)? Gracias al almacenamiento en la nube y la facilidad para duplicar y compartir archivos torrent, algo como “¡Necesitamos ese CD! ¡Es la única copia de los archivos del Primogénito!” es una crisis del pasado!.

Solución de problemas

Las coteries de Vástagos especializados en la incipiente Mascarada digital tienen la capacidad de localizar y destruir archivos peligrosos. Sirviéndose de una variedad de métodos que incluyen la piratería de datos, la manipulación de contraseñas, ataques a la integridad de servidores e incluso la destrucción física de hardware, estos Vástagos mantienen el secreto de la Maldición de Caín. Según se va haciendo más fácil y más habitual que los Cainitas dejen (accidentalmente o a propósito) trazas de su paso (vídeos en páginas especializadas, inicios de sesión en localizaciones sospechosas, redes sociales en las que se describen actividades ilegales…), estos solucionadores de problemas se vuelven cada vez más útiles en sus dominios de origen, independientemente de su Secta. Se sospecha que el Círculo Interior de la Camarilla patrocina un cuerpo experimental de Justicar desconocidos cuya labor es cuidar de que se respeten las Tradiciones en el ámbito electrónico, y las murmuraciones de que hay unos pocos miembros jóvenes del Inconnu que extienden su secretismo al mundo digital forman parte de la rumorología de los Vástagos.

Nuevos medios de comunicación

La influencia de los medios del siglo pasado ha sido redefinida radicalmente en los últimos años, y no hay signos de que ese proceso vaya a desacelerarse en el futuro. En el pasado se podía contar con la Influencia de Antiguos bien conectados a la hora de impedir que ciertas noticias apareciesen en los periódicos o en el noticiario de la noche. Actualmente, ¿quién mira las noticias en la televisión? Ciertamente, no los Vástagos jóvenes ni las personas cuyas vidas se verían afectadas por las depredaciones de una manada del Sabbat descuidada. Y los periódicos pueden considerarse tan anticuados como  tablillas de arcilla, incluso aquellos semanarios impresos con métodos alternativos que mantenían la vitalidad de los conatos contraculturales de apasionados Brujah y Toreador buscadores de nuevas tendencias.

La Influencia sobre los medios en las noches actuales muta a la misma vertiginosa velocidad que cualquier otra comunicación, y cada vez consiste menos en la capacidad de enterrar una historia en la octava página de la sección de noticias locales. La manipulación de los medios modernos tiene más que ver con los SEO [N.d.T.: Siglas de Search Engine Optimization, disciplina dedicada a la optimización en motores de búsqueda], impidiendo que temas candentes se conviertan en trending topic escondiéndolos bajo montañas de sandeces digitales y comentarios descerebrados.

En un mundo en el que el contenido es el rey y la información es instantánea, los Vástagos que están a la cabeza de cultos a la personalidad que abarcan blogs, podcasts y una incesante lluvia digital de actualizaciones de estado son quienes son capaces de darle protagonismo a una historia o relegarla al infinito montón de los desechos de internet. No hace falta decir que los Nosferatu destacan en esta actividad, pero una sorprendente cantidad de Arpías Toreador online y Setitas seguidores del vicio tienen tanta influencia y perspicacia como ellos.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Los comentarios están cerrados.