Los Caballeros Leprosos

Descendiente de una orden, no militar de Hospitalarios establecida originalmente en el 369 por San Basilio de Cesárea, la Orden de San Lazaro fue inicialmente una red de hospitales y para peregrinos a Tierra Santa. Los miembros de la Orden prestaban especiales cuidados a los leprosos.

La orden mantuvo su naturaleza no militar hasta 1098. Con la Caída de Jerusalén (y de la Leprosería la orden con ella), los caballeros leprosos de las otras órdenes fueron puestos cargo de Hijos de San Lazaro. Puesto que muchos de estos caballeros conservan más o menos sus capacidades físicas, la protección de los puestos de avanzada y Hospitales de la Orden en Tierra Santa recae inevitablemente sobre ellos. A finales de 1098 la sociedad es rebautizada como la Militar y Hospitalaria Orden de San Lázaro de Jerusalén.

Considerándose hombres ya muertos, los caballeros de la orden son por su fiereza y sus hazañas en combate. “Los hombres que caminaban solos” y “muertos vivientes” son nombres adoptados por los propios Lazarenos: la muerte al servicio de la fe es infinitamente preferible a las paulatinas acometidas de la enfermedad. Habiendo dejado atrás toda preocupación por su Integridad física, los caballeros de la orden se ganan el respeto del rey cristiano de Jerusalén (Balduino IV. También enfermo de lepra, es un notable protector) como del mismo Saladino. Este, tras reconquistar Jerusalén, permite los pobres de la ciudad salir de los muros por la Puerta de San Lázaro y buscar seguridad en el hospital la orden.

La orden establece su centro poder en San de Juan de Acre, adquiriendo tierras fuera de los muros de ciudad así como porciones de la región próxima a Cesárea. La construcción de iglesias y fortalezas en el territorio va mano a mano con el reconocimiento de la orden como un poder soberano y temporal ante el Papa y otros.

EL FUTURO

Con la mayoría de sus de armas en Gaza en 1244, y el resto en las desastrosas Cruzada Egipcia y expediciones Siria de San Luis IX de Francia, la era de los caballero Lazarenos en Tierra Santa está llegando a su fin durante el siglo XIII. San Juan de Acre cae ante fuerzas musulmanas en 1291, señalando el final de la presencia de la orden.

LA CONEXIÓN NOSFERATU

El remoquete de “leprosos” (y la facilidad con que los miembros del clan pueden introducirse en
los hostales ele la orden sin ser descubiertos), hace de los Nosferatu y la Orden de San Lazaro una combinación natural. La conjunción de fervor religioso y enfermedad de los caballeros leprosos refleja perfectamente las aflicciones de los vampiros Nosferatu, que se ven como protectores de los hospitalarios. Muchos miembros de sus tropas están alimentados con vitae Nosferatu, lo que le da una explicación parcial a la reputación de bravura y destreza sobrehumanas de los “muertos que caminan”. Los caballeros leprosos más píos, nobles y capaces suelen recibir el Abrazo.

Dos de los maestres de la orden, Fra’ Gerard y su sucesor Fra’ Raymond, han sido Abrazados por los Nosferatu como recompensa por los servicios prestados. Desde sus “muertes”, estos dos caballeros leprosos han seguido colaborando con los miembros mortales de la orden, aunque en secreto.

Fra’ Raymond reside en Constantinopla, junto con buena porción las fuerzas de la Orden. El paradero de Fra’ Gérard es desconocido, pero se le ha visto en San Juan de Acre más de una vez. Aunque muchos Caballeros de San Lázaro son conscientes de la relación Orden con los Nosferatu, muy pocos comprenden la naturaleza exacta de la misma. La mayoría de los que la conocen son miembros del círculo de confianza del actual maestre o antiguos Templarios que estuvieron envueltos en los tratos de su orden con los Ventrue…

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.