Saber del Resplandor

• Voz del Cielo

Esta evocación permite al demonio hablar con una voz semejante al trueno, o con los tonos perfectos y nítidos de una campanilla de cristal. La claridad y el poder de las palabras del demonio exigen atención inmediata y obligan incluso a la mente más obnubilada a detenerse y atender a lo que tenga que decir el antiguo espíritu.

Sistema: Tira Manipulación + Liderazgo. El Diablo puede utilizar esta evocación para afectar a todo aquel que se encuentre en un radio de 10 veces su Fe en metros (dificultad 8), o concentrarse en un solo individuo (dificultad 6). El jugador podría dar una sola orden al individuo, que optará entonces a resistirse superando una tirada de Fuerza de Voluntad. Si la víctima consigue menos éxitos que el Diablo, deberá acatar su orden de inmediato. Cuando hable el Diablo, su voz se oirá claramente por mucho ruido ambiental que haya. Podría hablar inmerso en un tifón desatado y aun así parecería que tiene la boca pegada a la oreja del objetivo. Esta evocación no surte efecto sobre otros demonios ni sobre aquellos esclavos que gocen de protección contra el control mental.

Tormento: Los demonios monstruosos emplean esta evocación para proferir un furioso torrente de odio y blasfemia, tan cargado de poder que cae sobre la mente de los mortales y los esclavos como un mazazo. Cada éxito inflige un nivel de daño contundente en sus objetivos, aunque podrán resistir este daño si superan una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad igual al Tormento del demonio). Los demonios sí son susceptibles de sucumbir a esta forma de la evocación, como también pueden resistirse a ella por medio de una tirada de Fuerza de Voluntad. Si se sufre algún daño, deberán afrontar una tirada de Coraje para no adquirir un punto temporal de Tormento.

•• Exaltar

El poder de la imperiosa voz del demonio es suficiente para inspirar esperanza incluso en el corazón más débil, espoleando a los mortales para que se olviden de sus temores y arrebaten el triunfo a las fauces de la derrota.

Sistema: Tira Manipulación + Liderazgo. Cada éxito se convierte en un dado de bonificación que el objetivo podrá sumar a una sola reserva de dados ese turno. El demonio puede afectar a tantos mortales (y esclavos) como puntos de Fe tenga. Cada individuo se beneficiará del total de dados
de bonificación. Esta evocación no afecta a los demonios.

Tormento: El tono mordaz de un Diablo monstruoso ejerce el efecto contrario en los mortales. Cada éxito se resta de las reservas de dados de aquellas acciones que emprenda la víctima ese turno. Si la reserva de dados de un objetivo se reduce a cero o menos, el mortal no podrá actuar ese turno.

••• Aura de leyenda

Esta evocación despierta recuerdos atávicos enterrados en el subconsciente humano, renovando así los lazos de lealtad que unieron antaño a los humanos y los caídos frente a la tiranía del Cielo. Estos lazos son tan fuertes que, cuando surgen, a veces eliminan cualquier otro pensamiento de la
mente del mortal, dejándole únicamente el impulso de cumplir de nuevo con su antiguo deber.

Sistema: Tira Manipulación + Liderazgo. El Diablo puede afectar a tantos mortales como puntos de Fe tenga, siempre y cuando estén a la vista o puedan oír su voz. Si el número de éxitos supera la Astucia del objetivo, éste se sentirá inundado inmediatamente por una sensación de devoción y
lealtad hacia el demonio. Defenderá instintivamente al demonio de cualquier ataque, y acatará cualquier orden razonable sin hacer preguntas. Si los éxitos no alcanzan la Astucia del personaje, el jugador de éste podrá resistir los efectos del poder superando una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 8). Los esclavos de otros demonios, al enfrentarse a esta evocación,
emplearán la Fuerza de Voluntad de su amo demoníaco para resistirse a sus efectos. Aquellos esclavos que gocen de resistencia al control mental se resistirán automáticamente a los efectos de la evocación si gastan un punto de Fuerza de Voluntad. Los mortales permanecerán siendo leales al demonio mientras dure la escena. Este poder sólo puede afectar a la misma persona una vez por escena.

Tormento: Los demonios monstruosos no inspiran lealtad, sino que inundan a sus víctimas con deseos de odio y violencia. Los mortales afectados de este modo sucumbirán a un frenesí asesino y atacarán a los seres vivos que tengan más cerca.

•••• La marca de los celestiales

Durante la Guerra de la Ira, tanto los ángeles como los demonios encontraron la manera de distinguir a sus aliados de sus adversarios, alterando sutilmente las auras para que los sujetos fueran más fáciles de encontrar, o imprimiendo marcas de rabia y vergüenza de modo que quienes se encontraran con esos sujetos supieran reconocer sus crímenes y actuaran en
consecuencia.

Sistema: Gasta un punto de Fe y tira Manipulación + Expresión. El Diablo debe conocer el nombre de su objetivo (si se tratara de otro demonio, necesitaría su Nombre Celestial o Verdadero), y ser capaz de tocarlo. Luego tendrá que pronunciar la naturaleza de su marca, de modo que sea audible para el sujeto (p.ej.: “Que todos le ofrezcan refugio allí donde viaje”). El número de éxitos conseguidos determinará la potencia y la efectividad de la marca. Un éxito permite que la marca dure todo un día. Con dos, una semana. Con tres, un mes. Con cuatro éxitos o más se consigue
que dure todo un año. Siempre que otra persona se encuentre con el sujeto marcado, se comparará el total de éxitos con la Astucia de esa persona. Si los éxitos superan su Astucia, esa persona tratará al sujeto según estipule la marca, sin vacilar. Si los éxitos no alcanzan la Astucia de la persona, ésta podrá hacer una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7) para resistirse a la orden. Aquellos demonios que posean al menos un punto de Fe y los esclavos inmunes al control mental podrán relacionarse con el sujeto sin coacción alguna.

Tormento: Los demonios monstruosos sólo pueden crear marcas que prometan violencia y desdicha a su portador. Los mortales que intenten resistirse a la orden de la marca deberán superar una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad igual al Tormento del Diablo).

••••• Revelación

Aunque tanto los mortales como los demonios se sirvan de artificios para ocultar su verdadera naturaleza, esta evocación permite al Diablo despojar al mortal de su barniz de engaño y mostrarlo tal como es, enfrentándolo a un instante de verdad que no todos pueden soportar.

Sistema: Gasta un punto de Fe y tira Percepción + Intuición en una tirada enfrentada a la Fuerza de Voluntad del personaje. Si ganas la tirada, tu personaje verá al objetivo por lo que es en realidad, su Naturaleza, su actitud y sus creencias. Si se le interroga, el sujeto no podrá mentir ni responder con evasivas; sus respuestas serán directas y concisas, sin escatimar detalles. Del mismo modo, el sujeto en cuestión deberá enfrentarse a la cruda verdad de sus cualidades, sus debilidades, sus virtudes y defectos. Al final de la escena, el objetivo deberá realizar una segunda tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7). Si la supera, ganará un punto permanente de Fuerza de Voluntad por haberse enfrentado a los peores aspectos de su identidad y haberlos aceptado. Si falla la tirada, perderá un punto permanente de Fuerza de Voluntad. Si la tirada se resuelve con un fracaso, el sujeto perderá tres puntos de Fuerza de Voluntad permanentes y adquirirá un trastorno temporal. Este poder no afecta a otros demonios, pero sí a los esclavos.

Tormento: A los Diablos monstruosos no les interesa revelar las virtudes personales de los mortales. Lo único que desean es triturar el ego de sus víctimas para volverlas más maleables, o para avivar la llama de sus impulsos más siniestros. Cuando un demonio Atormentado ejecute esta evocación, el efecto exagerará las peores cualidades del sujeto, enfatizándolas por encima del resto de su personalidad. Si el jugador que interprete al mortal falla su tirada inicial de Fuerza de Voluntad para resistirse a la evocación, la identidad de su personaje sucumbirá a sus impulsos durante el resto de la escena.

Qingu, la Faz del Resplandor

La forma apocalíptica de los señores del Resplandor es una figura incandescente envuelta en una corona de colores diamantinos. Sus rasgos físicos tienen más en común con la tersa perfección del mármol que con la piel humana. Sus voces con puras como el cristal, y hienden el vulgar estrépito del mundo mortal como una navaja.

La Faz del Resplandor confiere las siguientes habilidades.

• Alas: Un par de alas de águila se extienden desde los hombros del personaje. Plenamente desplegadas, cada ala mide un tercio de la altura total del ángel. El personaje puede planear a una velocidad igual a tres veces su velocidad de carrera por turno.

• Seducción inhumana: La voz y los rasgos del personaje se refinen hasta alcanzar una perfección inhumana, lo que suma los siguientes rasgos de bonificación: +2 Carisma, +1 Manipulación, +1 Apariencia.

• Aura radiante: El cuerpo del personaje aparece envuelto en una corona de tonos multicolores y cambiantes que distraen y confunden a sus adversarios. La dificultad de todos los ataques a distancia dirigidos contra el personaje aumenta en uno.

• Percibir lo oculto: El personaje hace gala de una facilidad sobrenatural para percatarse de la presencia de aquellos mortales o demonios que pretendan esconderse de él. Reduce en dos la dificultad de todas las tiradas de Percepción destinadas a encontrar a aquellos sujetos que se encuentren dentro de su campo de visión.

Tormento: Cuando el ángel sucumbe a su naturaleza demoníaca, los colores de su aura se atenúan y destellan en violentos rojos y azules si se enfurece. Sus rasgos conservan su perfección escultural pero, en lugar de inspirar asombro, irradian un aire de fría amenaza y crueldad.

La Faz del Resplandor confiere las siguientes habilidades Atormentadas.

• Voz de los condenados: La voz del demonio rezuma un odio y una malicia inhumanos. Reduce en dos la dificultad de todas las tiradas de Intimidación.

• Sin reflejo: La imagen del demonio no aparece en los espejos, como tampoco puede capturarse en fotografías ni películas de vídeo.

• Esputo corrosivo: La saliva del demonio quema como el ácido. Un mordisco inflige un nivel de salud adicional de daño agravado, aunque el personaje también podrá escupir a un objetivo que se encuentre hasta a 3 metros de distancia si supera una tirada de Destreza. El esputo inflige un
dado de daño agravado, más cualquier éxito añadido que se obtenga. Aquellas víctimas que no puedan absorber el daño agravado, como los mortales, sufrirán daño letal.

• Cuernos: Un par de astas de carnero o de toro sobresalen de la frente del personaje. Si es atacado cuerpo a cuerpo, el demonio podrá realizar un contraataque gratuito contra su adversario. Tira Destreza + Pelea. Si tiene éxito, infligirá un daño agravado igual a Fuerza -1.

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Un comentario:

  1. Pingback: Los Saberes | Secretos Oscuros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.