Capillas de los Tremeres

Al contrario que muchos otros cainitas, que prefieren habitar en refugios solitarios, nosotros conocemos la fuerza del número. Como magos vivimos la mayor parte del tiempo lejos del mundo, seguro en nuestras capillas. Allí desarrollábamos experimentos mágicos y pasábamos nuestro saber a nuestros acólitos. La naturaleza comunal de nuestra existencia nos ayudaba a formar un vínculo de lealtad mutuo y hacia fuerte nuestra casa.

Conservamos la práctica de vivir en nuestras capillas, tanto por protección como por los beneficios que obtenemos de asociarnos entre nosotros. En las fortalezas que aún tienen magos humanos tratamos de ocultar la verdad sobre nuestras naturalezas hasta el momento de completar la transformación de todos los miembros de la Casa Tremere. Por tanto, nos movemos sigilosos entre nuestros ignorantes colegas mortales para que no descubran el secreto antes de haber podido administrarles el Abrazo.

En nuestros nuevos refugios, como este de Durham, no necesitamos tomar estas precauciones. Has conocido mi estado vampírico desde la primera vez que probaste mi vitae. Los servidores y criados mortales que nos protegen durante el día creen lo que nosotros queremos que creen. Nuestra transformación nos ha dado un sorprendente control sobre las limitadas mentes de nuestros servidores humanos.

Dentro de la seguridad de nuestras capillas investigamos tantas cosas como hijos de tremere hay. Cada uno tiene sus propios estudios sobre la naturaleza de la magia alterada. Ya has visto los experimentos taumatúrgicos que llevo a cabo en mi propio laboratorio y has ayudado a disponer de mis fracasos (y, en algunos casos, también de mis éxitos). Cada capilla trata de hacer alguna contribución a los conocimientos místicos de nuestro clan.

Casi todas estas fortalezas albergan una biblioteca de pergaminos y tomos reunidos durante nuestros días como magos de la Casa Tremere. Más recientemente hemos adquirido otros libros y escritos valiosos gracias a nuestros tratos con otros clanes o a los esfuerzos del intrépido Celestyn, cuyos logros han alcanzado proporciones casi legendarias entre nuestros antiguos. En especial, sus informes escritos sobre los contactos con los Tzimisce nos han proporcionado mucha información sobre nuestro enemigo y nos han dado una ventaja al enfrentarnos a ellos.

Aunque algunas capillas recuerdan a fortalezas o monasterios, lo que nos proporciona una importante defensa física, algunas (las menores) emplean protecciones mágicas para pasar desapercibidas y defendernos contra la detección y la invasión. En algunas ciudades las disfrazamos como tiendas de hierbas mientras que en otros lugares nos tenemos que conformar con vivir en las catacumbas bajo el establecimiento de un cirujano o un alquimista ghoul. Incluso nuestras mayores capillas no suelen albergar a más de dos o tres del clan, aunque estos bastan para abrir el camino a nuestra expansión.

No ruedo decirte la localización de todas nuestras fortalezas, pero si hablarte de las más importantes.

CEORIS
Ceoris, en su día el corazón de nuestra Orden Hermética de magos, ocupa ahora una posición central en nuestro clan. Se encuentra en lo más profundo de los Cárpatos, y gracias a sus murallas de piedra empapadas en la magia de la propia tierra ha sobrevivido una oleada tras otra de los Tzimisce y sus secuaces, así como el ataque de otras criaturas sobrenaturales que moran en esas montañas desoladas. No puedo hablarte de la defensa que protege a la fortaleza, solo que existen barreras tanto físicas como mágicas que han servido para detener a todos los invitados no deseados. Si intentara romper estas defensas sin el permiso expreso de los residentes de Ceoris, me temo que incluso yo tendría un desagradable final.

En su sanctum en las entrañas de la capilla Goratrix descubrió los medios de nuestra transformación. Allí fue también donde creó a las Gárgolas, que sirvieron para volver el signo de nuestra guerra contra los Tzimisce. No dudo de que habrás reparado en la criatura que se encuentra colgada en lo alto de esta torre; es un regalo de Goratrix para asegurar que no me falten guardianes aquí en Durham. Hablaré de ello, y de criaturas similares, más tarde. , Nuestro fundador duerme ahora en Ceoris, o eso creo. Etrius, uno de los siete que se sometieron al ritual del cambio junto con Tremere, sirve como incansable guardián del Antediluviano del clan. Aun en su estado aletargado, nuestro líder sigue ejerciendo una increíble presencia sobre todos nosotros. Sus esfuerzos sirven como modelo para nuestros logros personales, así corno los del linaje de todos.

DURHAM
Esta capilla, como bien sabes, se encuentra en las afueras de la ciudad de Durham, a la vista de la catedral que alberga algunas de las reliquias más sagradas que se hallan en esta isla. La torre que ocupamos ha estado aquí desde los tiempos romanos. La considero suficiente para nuestras actuales necesidades, en especial, gracias a las cámaras subterráneas y al pasadizo que nuestros sirvientes acaban, de completar. Tras mi llegada me encargué de la creación de barreras mágicas en la torre, así como del refuerzo de las fortificaciones ya existentes.

Aquí estamos lo bastante lejos de la corte del príncipe Mithras en Londres como para no amenazarle con nuestra presencia. He oído que no acepta de buen grado nuestra llegada a la isla, y es algo que tengo esperanza de cambiar una vez nos hayamos establecido. Y si este lugar cae siempre habrá otro; una tierra verde y agradable como esta contiene todo tipo de hogares adecuados.

Las leyendas aseguran que los huesos de San Cuthbert se encuentran aquí, así como los desaparecidos Evangelios Lindisfarne. También corren las historias habituales sobre magias paganas y monolitos, aunque las encontrarás en cualquier parte de Inglaterra en la que haya dos piedras una encima de la otra. Ciertamente, las energías mágicas aún recorren esta tierra, alimentadas por la creencia de la población y el ánimo de los monjes. La apabullante aura de magia que empapa esta vieja tierra, sagrada para los paganos y los cristianos, me recuerda la resonancia mágica presente en muchas zonas de Transilvania

Ceoris alcanzó su estatura debido a su proximidad a la tierra rica en magia del este de Europa; tengo la esperanza de que nuestra capilla de Durham, con el tiempo, absorba algunas de las emanaciones místicas que le rodean. Aunque ya no podemos imbuirnos con la Vis de la tierra, sus energías mágicas, creo, nos ayudarán en nuestras investigaciones y experimentos taumatúrgicos, filtrándose en la sangre de los mortales de los que nos alimentamos.

PARIS
Goratrix, una vez cabeza de la capilla de Ceoris, dirige ahora nuestra punta de lanza en Francia. Su casa de París, he oírlo, no sé encuentra lejos de la universidad. El y sus seguidores han construido un laberinto subterráneo que sirve para disuadir a los visitantes no deseados. Sus Gárgolas actúan como guardias y defensores, además de cómo espías por toda la ciudad. La capilla de París debería convertirse en uno de nuestros más importantes centros de investigación académica, y estoy seguro de que el propio Goratrix pasa casi toda la noche en su laboratorio. Sus denodados esfuerzos por estudiar la forma vampírica sirven para aumentar el conocimiento sobre nuestra nueva naturaleza.

VIENA
La capilla de Viena ha sido creada hace muy poco. Fuimos invitados por los Ventrue de la ciudad para ayudarles a reforzar su control sobre la región, y hemos establecido una pequeña pero próspera comunidad cerca del centro de la urbe. Aunque no conozco muchos detalles sobre sus defensas (supervisadas por el propio Etrius, tengo entendido), se ha hecho lo posible por ocultar su situación a los demás Cainitas de la ciudad. Tengo informes que aseguran que la biblioteca rivaliza con la de Ceoris.

LITUANIA
Quizá la más extraña de nuestras capillas sea la que se encuentra en las afueras de Riga. Desde su formación poco antes de que Tremere formalizara a nuestro clan asimilando la esencia de Saulot, este lugar ha preferido tener un contacto ocasional con nosotros. Hemos recibido informaciones mínimas sobre nuestros hermanos del norte, que indican que pudieran haber descubierto un modo de extraer poder latente de la propia tierra, algo que va en contra de todo lo que sabemos sobre nuestro estado. De momento no hemos logrado que nos den explicaciones más detalladas sobre sus logros, y es mi opinión que estos Tremere caminan por una senda peligrosa que puede alejarlos de los auspicios de nuestro clan.