Enfermedades en el Medioevo Oscuro

Nada castiga tanto a la población medieval como las enfermedades, y esto es algo que tu crónica de Edad Oscura debería reflejar. Dolencias y plagas recorren Europa de forma rutinaria. De hecho, la súbita aparición de la enfermedad puede ser la causa de excitantes e inesperados acontecimientos en tu crónica. ¿Que harán los personajes al ver morir de tifus a su rebaño, sólo para darse cuenta de que son ellos mismos quienes transmiten la enfermedad?


El contagio llega a todos los niveles de la sociedad europea, aunque es particularmente virulento entre los campesinos. Sólo los nobles tienen los recursos necesarios para recibir algo parecido a un tratamiento medico científico. Incluso entre esta clase privilegiada, los físicos son raros, los físicos competentes mas raros todavía, y, desgraciadamente, las verdaderas curas lo mas raro de todo.

Los pocos médicos residentes en Europa viven normalmente en las ciudades, y suelen estar al servicio de una noble familia o corte real. Los médicos judíos son los mejor considerados, habiendo estudiado y practicado muchos de los procedimientos y remedios médicos árabes y griegos (desaprobados por la Iglesia), aunque incluso estas practicas tienen un gran componente ritual, mágico y astrológico. A pesar de la censura de la Iglesia, estos estudiosos son activamente buscados por la clase noble, y tener acceso a cuidados de tal calidad es una señal de distinción.

Campesinos y mercaderes, incapaces de permitirse los cuidados de un medico, recaen a mujeres expertas en el uso de hierbas medicinales, cristales y rituales místicos. AI igual que ocurre con los médicos judíos, la Iglesia censura estas supuestas brujerías.
Pero es la Iglesia la que tiene el poder en asuntos de salud y medicina. El clero cree que las aflicciones y enfermedades son claramente la ira de Dios manifestada sobre los pecadores. Para sanar de sus dolencias, los cristianos afligidos suelen realizar peregrinaciones en busca de absolución por parte de aquellos a quienes han ofendido (convenientemente, el proceso de absolución incluye el pago de considerables diezmos a la Iglesia). Sólo entonces, proclama el clero, los cuerpos de los dolientes quedaran purificados de la enfermedad. Por supuesto, este pío y devoto remedio no siempre funciona.

Las poco salubres practicas alimenticias de los vampiros contribuyen a que se extienda la plaga. De hecho, ciertos Ventrue afirman que Tzimisce, Ravnos y Nosferatu pueden ser no simples transmisores, sino los verdaderos culpables tras algunas de las peores enfermedades conocidas. En consecuencia, estos Ventrue han comenzado a prohibir la entrada de dichos clanes en sus dominios. Aquí tienes una lista de las enfermedades mas comunes:

Baile de San Vito: Este llamativo nombre designa a un peculiar desorden mental colectivo, Las victimas bailan cogidas de las manos y soltando espuma por la boca, hasta que caen exhaustas al suelo. Quienes sufren el Baile de San Vito son tratados con relativo cuidado y compasión, pero tienen prohibido el tratamiento por parte de doctores u hospitales a menos que sean potencialmente peligrosos para los demás. A veces son atados junto a la cruz de la Iglesia, en la creencia de que, asistiendo a misa, puede que la gracia de Dios les libre de su mal. Se cree que la única cura posible es el exorcismo, pues el clero ve a los enfermos como poseídos. Es frecuente que se les afeite el pelo, dejándoles una tonsura en forma de cruz,
El Baile de San Vito no es contagioso, Los Malkavian suelen Abrazar a nuevos miembros entre ellos, pues la victimas del Baile de San Vito o cualquier otra forma de locura suelen tener libertad para recorrer las calles como deseen, incluso de noche, si no están recluidos en algún tipo de asilo. Además, dan excelentes resultados como miembros de Rebaño.

Escorbuto: La fruta fresca es escasa en Europa. Las reducidas cosechas van a parar a la nobleza y el clero, así que la dieta de la mayor parte de la gente esta restringida a carne, pan y verduras, usualmente rancios o pasados, El escorbuto es resultado de estos hábitos alimenticios. Algunos síntomas son: hemorragia de las membranas mucosas, debilidad y crecimiento de las encías.

Fuego de San Antonio: Este es el nombre genérico para cualquier enfermedad de la piel que provoque fiebre e inflamación cutánea. La enfermedad suele deberse al consumo de pan o grano atacado por un bongo venenoso.

Impétigo: Cualquier tipo de enfermedad de la piel que provoque la aparición de pústulas en la epidermis. El remedio árabe es perforar los diviesos. La Iglesia sangra al paciente (lo que sólo sirve para debilitarle).

Lepra: Una horrible enfermedad que corroe la epidermis. Los mortales de la Edad Media temen a esta enfermedad mas que a ninguna otra. A causa de esto, los leprosos están sometidos a estrictas leyes impuestas por el clero para prevenir la expansión de la enfermedad. Se le obliga a llevar ropas identificativas: un sombrero alto de color escarlata Y una túnica negra adornada con parches blancos. Además, los leprosos deben indicar que se están acercando haciendo sonar un par de castafietas, unas campanillas o algún otro medio.

Aunque los leprosos son rechazados por la sociedad, existen colonias Y leproserías, la mayor de las cuales es la Leprosería des Deux Eaux cerca de Troyes, Francia. Algunos mortales muestran compasión por estos desdichados dándoles ropas y alimentos cuando surge la oportunidad. Otras ciudades, sin embargo, cuelgan o queman a los leprosos, incluso a los encontrados a varios kilómetros de las puertas. Algunos Cainitas creen que los Nosferatu son los responsables de esta enfermedad. No es sorprendente que el clan haya Abrazado a victimas de la lepra.

Neumonía: Esta enfermedad se cobra su mayor tributo durante el invierno: sus síntomas son la fiebre y las dificultades respiratorias.

Sarna: Esta enfermedad contagiosa es causada por un parásito que se mete bajo la piel de sus victimas y pone allí sus huevos. El resultado es una terrible sensación de picor.
Tifus: Esta enfermedad mortal se contrae debido al consumo de comida o agua contaminadas por materias fecales. El contagio de esta enfermedad es propio de quienes viven tras las murallas de una ciudad, y se transmite rápidamente gracias a los pobres sistemas de alcantarillado (si es que los hay) y a las generalmente insalubres condiciones de vida, endémicas en las ciudades del siglo XII. Los síntomas del tifus incluyen fiebre, desórdenes intestinales y disentería.

Viruela: Una gran y peligrosa asesina a todos los niveles de la sociedad feudal, la viruela es una enfermedad vírica altamente contagiosa que lo devasta todo a su paso (familias e incluso aldeas enteras) en cuestión de meses. La victimas de la viruela sufren prolongados vómitos y fiebres. Además, aparecen pústulas rojas llenas de fluido sobre la piel. Estas pústulas suelen acabar reventando, lo que aumenta las posibilidades de que el enfermo surra enfermedades adicionales.

TALON DE SAN VITO

En vida, San Vito fue conocido por sus aptitudes para el baile. Ya muerto, se le conoce como el santo patrón de los desórdenes mentales. Como tal, su tobillo es reverenciado como una reliquia por el clero. Algunos Capadocios especulan con la posibilidad de que poner esta reliquia en las manos de un Malkavian cure su locura: la teoría no ha sido comprobada todavía, pero los Ladrones de tumbas sienten curiosidad por las posibles repercusiones de que el clan Malkavian hubiese de tener entre sus filas a un Cainita perfectamente sano, capaz de razonar y discernir… ¿Que seria entonces del clan de los bufones?