Linaje Feérico: Sidhe – Otoño

«Puedes creer que todos nosotros huimos cuando las puertas se cerraron, pero nosotros hemos construido y trabajado duro codo con codo con los plebeyos. Nos hemos ganado el derecho a gobernar.»

La historia feérica habla de la Ruptura, cuando las puertas de Arcadia se cerraron de golpe y los Sidhe abandonaron Concordia y dejaron atrás a los plebeyos. Cuando esas puertas se abrieron de nuevo el 20 de julio de 1969, los Sidhe que volvieron al mundo mortal pensaban que todos los nobles que se habían quedado atrás habrían perecido en los fríos vientos de la Banalidad. Pensaban que eran los únicos miembros de la Hueste Resplandeciente en el mundo mortal. Estaban equivocados. Nobles de las Casas Scathach y Liam escogieron quedarse y adoptar la Senda del Changeling para sobrevivir a los duros siglos de Banalidad. Al retorno de la Hueste Resplandeciente, estos Sidhe del mundo mortal emergieron para dar la bienvenida a sus primos Arcadianos y ofrecerles su ayuda para adaptarse a sus nuevas circunstancias, pero, en lugar de ser aceptados, fueron recibidos con miedo y desconfianza. Apodados “Sidhe de Otoño”, fueron juzgados por muchos nobles Arcadianos como defectuosos, manchados por sus largos siglos de muerte y renacimiento.

A cambio, los Sidhe de Otoño abrazaron el nombre con orgullo y se convirtieron en los brillantes ejemplos de sinergia entre el resplandor de las verdaderas hadas y la perfección de la condición humana.

Los Sidhe de Otoño son marcadamente distintos a sus contrapartidas Arcadianas. Mientras que los Sidhe Arcadianos destacan por su esplendor inhumano, la gracia y poder de los Sidhe de Otoño yace en su belleza más terrenal. Parecen ser el pináculo de la belleza humana con todos sus fallos, rarezas y asimetría. Son imponentes de una manera humana que los hace más accesibles y comprensibles que la gloria ultraterrena de los Arcadianos. El haber nacido y haber sido criados en el mundo mortal también les da una perspectiva fundamentada de la que carecen sus parientes. Creen que no se les debe el poder simplemente por nobleza obliga, sino por el tiempo que se han enfrentado al Mundo de Otoño al lado de los plebeyos. Esto no significa que siempre sean aceptados por los plebeyos, pues a menudo se encuentran atrapados entre el desdén de sus compañeros Sidhe y la desconfianza de los plebeyos a los que desean acoger.

Los Sidhe de Otoño tienen una significativa ventaja sobre sus hermanos Arcadianos al comprender el mundo mortal. Están más en contacto no sólo con las necesidades de los plebeyos, sino con la sociedad mortal y la tecnología, lo que les da ventaja cuando maniobran por la cultura, la industria, los negocios y la sociedad. Su belleza Sidhe es vista como el pináculo del encanto, el carisma y la afabilidad humanas, un beneficio que les abre muchas puertas en el mundo mortal. No es inusual para los Sidhe de Otoño ganar el estatus de celebridades con facilidad, y los mortales se congregan en torno a ellos. A pesar de haberse quedado en el mundo mortal, son tan poderosos como sus parientes y no hay que subestimarlos. De hecho, su éxito al unirse con el resto de la población changeling y la sociedad mortal ha convencido a muchos Sidhe Arcadianos de tomar la Senda del Changeling y unirse a los Sidhe de Otoño para adaptarse al mundo mortal.

Un orgullo feroz une a estos changelings. Han sobrevivido al Mundo de Otoño mediante perseverancia, sabiduría y trabajo duro, ganándose el derecho a gobernar que sus parientes Arcadianos dan por sentado. Estos Sidhe aúnan la sobrenaturalidad innata de Arcadia con la terrenal y compleja belleza de la humanidad.

Apariencia: Los Sidhe de Otoño han cambiado por el acto de tomar la Senda del Changeling. Al no ser tan perfectos como los Sidhe Arcadianos, encarnan, en cambio, la salvaje belleza de la complejidad humana. Sus rasgos pueden ser asimétricos; sus cuerpos, de todo tipo y tamaño; sus ojos, de todos los colores posibles. Y aun así, caminan con el mismo porte noble y su poder es evidente, desde la punta de sus orejas hasta sus imposiblemente graciosos pies. Los Sidhe de Otoño visten como desean para encajar en el estilo de vida changeling, siempre dando la talla como hermosas figuras entre las hadas, una mezcla de belleza del viejo mundo y estilosa evolución.

Estilo de vida: Los Sidhe de Otoño son tan devotos de las nociones de poder y gobierno como los Arcadianos, pero de una forma más sensata. Es más probable que usen sus habilidades como organizadores y líderes amables preocupados por el mundo mortal y los asuntos de los plebeyos por igual.

Infantiles: Marcados por su imponente belleza y encanto, a los Sidhe de Otoño Infantiles se les recuerda constantemente que, aunque son privilegiados, nacen con responsabilidades. Educados en las costumbres cortesanas, se les suele enseñar a arremangarse y echar una mano para ganarse su poder. Esas tempranas lecciones de humildad suelen atemperar la tendencia a la arrogancia,  aunque también pueden generar resentimiento y rebelión.

Rebeldes: Cuando un Sidhe de Otoño se vuelve Rebelde, entra en el mundo de la corte y el gobierno al lado de sus contrapartidas Arcadianas. Armado con las lecciones de sus años de Infantil, no sólo se le enseñan las reglas de la nobleza, sino que se le urge a mantener buen contacto con los plebeyos y una conexión con el mundo mortal. Esto puede llevar a un delicado equilibrio para el Rebelde, que puede verse superado por la presión o pasar de un extremo a otro en busca de su lugar en el mundo.

Gruñones: Un Gruñón ha pasado por el equilibrio de los años de Rebelde y ha emergido como un noble con los pies en la tierra, lleno de gracia y experiencia duramente ganada. Ha abrazado el poder inherente y lo ha templado con una reflexiva consideración por el cambiante mundo mortal que lo rodea. Los mejores Gruñones lideran con el ejemplo en la batalla para mantener la chispa del Glamour en un Mundo de Otoño cada vez más frío. Los que se pierden en la Banalidad pronto quedan Deshechos, mientras que los que se ocultan en sus Feudos pierden de vista el mundo mortal y se hunden más en la Confusión.

Afinidad: Hada.

Deleite: Los Sidhe de Otoño encuentran inspiración entre los considerados líderes y creadores que buscan nuevas soluciones y piensan de forma lateral. Respiran la energía y el poder de solucionar problemas de forma creativa y beben el Glamour de quien disfruta de su verdadero potencial desatado.

Desatar: Los Sidhe de Otoño Desatan sus cantrips con pasionales oleadas de Glamour, vinculadas profundamente a su personalidad y el mundo mortal que los rodea. El Desatar de cada uno es tan único como una huella dactilar y fácilmente reconocible por sí mismo. Los Luminosos pueden liberar una hermosa música, limpiar la suciedad que los rodea o causar una danza de luces rosáceas. Los Oscuros, por otra parte, pueden provocar que brote la podredumbre a lo largo de un muro de piedra, que aparezcan grietas en las aceras o invocar ráfagas de viento que azoten a quienes los rodean. De forma muy similar a sus contrapartidas Arcadianas, un Sidhe de Otoño Desata sus cantrips en oleadas o estallidos de luz si es Luminoso o una terrible oscuridad,
aterradora de contemplar, si es Oscuro.

Privilegios

Belleza Sobrenatural: Los Sidhe destacan en una multitud debido a su belleza y porte regio. Reciben 2 puntos adicionales de Apariencia, incluso si esto aumenta su puntuación por encima de 5. Cuando invocan la Fantasía, esta belleza resulta abrumadora. Si un Sidhe invoca la Fantasía en presencia de un personaje, ese jugador debe superar una tirada de Fuerza de Voluntad a dificultad 8. Si falla, el personaje sólo puede mirar fascinado al Sidhe durante un turno por
cada punto de Apariencia de éste.

Porte Noble: Los Sidhe hacen gala de una tranquila dignidad en todo momento. Los cantrips diseñados para humillarlos o hacerles quedar en ridículo fallan automáticamente (esto no impide que los cantrips los dañen, por supuesto, sencillamente no pierden su elegancia cuando lo
hacen). Los Sidhe no pueden fracasar en las tiradas de Etiqueta o Política.

Flaqueza

Adoración: Los Sidhe de Otoño son mejores con los mortales que sus parientes Arcadianos, pero esto tiene sus propios problemas. Cada vez que un Sidhe de Otoño encanta con éxito a un mortal o interactúa de forma significativa con él (usa con éxito Intimidación, Expresión, Liderazgo, etc.), el Narrador debería tirar la Fuerza de Voluntad del mortal a una dificultad igual a la puntuación de Glamour del Sidhe. Un fallo significa que el mortal muestra un interés adicional por el Sidhe,
lo que puede manifestarse como cualquier cosa desde ofrecerle favores o desprecios de forma insistente a hacer preguntas personales o compartir confidencias no deseadas, incluso a pedir fotos o autógrafos. También significa que el mortal no tiene problemas a la hora de recordar cada
palabra y detalle de la interacción, lo que puede ser un problema para un Sidhe que trata de pasar desapercibido. Un fracaso indica que el mortal desarrolla una fascinación malsana por el Sidhe en caso de una interacción positiva o un odio obsesivo en respuesta a una negativa.

Estereotipos

Sir Lelio, un camarero Sidhe, explica:

Sobre los Boggans: Un hogar con un Boggan al timón nunca fallará ni se hará pedazos. Tan sólo vigila tu tono. Insulta su trabajo y nunca volverás a encontrar tus zapatos.

Sobre los Clurichaun: Con su furia y su tristeza, los Clurichaun nos recuerdan la gloria que perdimos. Pero seamos justos, en conjunto son un enorme desastre.

Sobre los Eshu: Algunos pueden sentirse insultados porque se llamen a sí mismos nobles; a nosotros no nos molesta. Sería idiota si no reconociera el poder de las historias y de quienes las hilan.

Sobre los Nockers: El poder significa cosas distintas para gente distinta. El de un Nocker es su bien empleada creatividad. Hay que tolerar la suciedad que acompaña a un genio.

Sobre los Piskies: No es usual ver la verdadera ilusión valorada y mantenida durante tanto tiempo a lo largo de la vida. Finje que no te das cuenta cuando roben una baratija.

Sobre los Pooka: Nos recuerdan que no debemos tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio. ¿Qué sentido tiene ser solemne todo el tiempo si significa renunciar a la alegría?

Sobre los Redcaps: La belleza y la gracia tienen su lugar, al igual que el terror y la voracidad. Los Oscuros los tratan como matones, pero confunde la crudeza con la estupidez bajo tu propia cuenta y riesgo.

Sobre los Sátiros: Puedes perderte en la sonrisa de un Sátiro y él te prometerá las estrellas con una canción. Te recordarán la belleza de la vida incluso en los tiempos más desesperados.

Sobre los Selkies: Si enfadas a uno, nunca vuelvas a nadar.

Sobre los Sidhe Arcadianos: Nuestros parientes nobles olvidaron que la grandeza se gana, no se hereda. Nosotros hemos hecho el trabajo duro, veamos si ellos hacen lo mismo.

Sobre los Sluagh: Gánate su confianza y conocerás cualquier secreto que necesites. Piérdela y terminarás arrepintiéndote de tu renacimiento.

Sobre los Trolls: Todo el mundo dice que los Trolls son los aliados más incondicionales; sin los Trolls, el mismo pilar del mundo de los changelings colapsaría.

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.