Linaje Feérico: Sidhe – Otoño

«Puedes creer que todos nosotros huimos cuando las puertas se cerraron, pero nosotros hemos construido y trabajado duro codo con codo con los plebeyos. Nos hemos ganado el derecho a gobernar.» La historia feérica habla de la Ruptura, cuando las puertas de Arcadia se cerraron de golpe y los Sidhe abandonaron Concordia y dejaron atrás a los plebeyos. Cuando esas puertas se abrieron de nuevo el 20 de julio de 1969, los Sidhe que volvieron al mundo mortal pensaban que todos los nobles que se habían quedado atrás habrían perecido en los fríos vientos de la Banalidad. Pensaban que eran los únicos miembros de la Hueste Resplandeciente en el mundo mortal. Estaban equivocados. Nobles de las Casas Scathach y Liam escogieron quedarse y adoptar la Senda del Changeling para sobrevivir a los duros siglos de Banalidad. Al retorno de la Hueste Resplandeciente, estos Sidhe del mundo mortal emergieron para dar…

Continuar Leyendo…

Disciplina – Ofuscación

Este asombroso poder permite a los Vástagos esconderse a la vista de los demás. Con solo desear permanecer oculto un vampiro puede desaparecer, aun en medio de una multitud. El inmortal no se vuelve realmente invisible, sino que hace que todos crean que se ha desvanecido. Otros usos de la Ofuscación incluyen el cambio de los rasgos de un Vástago y la ocultación de objetos y otras personas. Salvo que el vampiro se haga voluntariamente visible, podrá permanecer oculto indefinidamente. En los niveles más altos podrá difuminarse de forma tan sutil que la gente que hay alrededor no podrá identificar un punto determinado por el que se haya “marchado”. Muy pocos mortales y criaturas sobrenaturales pueden penetrar el manto de la Ofuscación. Los animales, que funcionan de forma más instintiva, suelen percibir (y temer) la presencia del vampiro, aunque no sean capaces de detectarlo con sus sentidos normales. Los niños…

Continuar Leyendo…

Disciplina – Presencia

Ésta es la Disciplina de la atracción sobrenatural. Los Vástagos que desarrollan Presencia pueden inspirar un fervor fantástico, una pasión devota o un inexplicable terror tanto en mortales como en inmortales. Este poder sutil es una de las Disciplinas más útiles que un vampiro puede poseer. Presencia es notable porque, al contrario que casi todas las demás Disciplinas, algunos de sus poderes pueden emplearse contra una multitud. El Vástago puede poner bajo su hechizo a grupos numerosos mientras su rostro sea visible para todos aquellos a los que quiere afectar: ni siquiera es necesario el contacto ocular. Además, esta Disciplina trasciende la raza, la religión, el sexo, la clase y (lo que es más importante) la naturaleza sobrenatural. En teoría, los poderes tienen la misma posibilidad de afectar a un Matusalén que a un taxista. En la práctica, aunque Presencia puede convencer a casi cualquier inmortal, los más viejos y…

Continuar Leyendo…