La historia de los Antitribu

Un antiguo Lasombra nos cuenta la historia de cuando su clan quedo fraccionado y nacen los antitribus para enfrentar sus hermanos de sangre. El departamento de policía de Seattle respondió a varias llamadas minutos antes del amanecer del 12 de junio de 2000. Algunos trabajadores del turno de madrugada afirmaban haber visto lo que parecía una mujer asiática clavada o sujeta a uno de los pilares de los muelles flotantes, aún viva para retorcerse pero dando señales de desfallecimiento. La policía llegó justo cuando amanecía, encontrando unos clavos ensangrentados, pero ni rastro de la mujer. Una mochila en la acera contenía el siguiente manuscrito, que los psicólogos de la policía vieron como prueba de una psicosis muy avanzada. Especularon que quizá la mujer creía tan firmemente en su naturaleza vampírica que había decidido “saludar al sol” y acabar con su existencia. Si formaba parte de algún tipo de culto, quizá…

Continuar Leyendo…

El Mundo Subterraneo

Movido por una de las mayores críticas que se hace a “Wraith: El Olvido”, la que es imposible establecer el plano de existencia de los Sin Reposo, me he visto impelido a crear un documento que intente reflejar más o menos lo que a mí me parece que es el Mundo Subterráneo. Espero que consiga lo que me he planteado: enseñar a la gente que no es tan difícil ubicarse en el universo donde se desarrolla la historia de Wraith. Escrito por Santiago Giovanni La pluma escribe rápida y veloz sobre el papel que tengo frente a mí. La obra que estoy creando ha de ser una cumbre para la investigación. Algo interesante a lo que las criaturas sobrenaturales del otro lado del Manto puedan aferrarse para investigar este lado de la existencia y, quizás, conseguir alguna solución para los millones de Sin Reposo que pueblan el Inframundo. Soy Gerhard…

Continuar Leyendo…

El Animador

Soy el Animador, He tenido que pagar mi precio, Las cosas que no conocía al principió, Las aprendí haciéndolas dos veces. -Billy joci, “The entertainer” Si vas a ser Narrador, tienes que asumir los hechos. Si quieres ser un buen Narrador, tendrás que estar dispuesto a dedicarle mucho trabajo. No estamos hablando de sentarse y tirar dados para calcular los puntos de vida de cientos de criaturas, ni de asegurarte de que haya suficientes monstruos y tesoros para llenar tu dungeon de 300 habitaciones. Tampoco estamos hablando de cuántos como se llamen de quinto nivel equivalen a un guerrero de décimo nivel. Si estás diseñando una aventura de este tipo, ya has abandonado cualquier esfuerzo creativo. El único trabajo que estarás haciendo es un ejercicio de muñeca con todas esas tiradas de dados. Para ser un buen Narrador, tienes que trabajar con tu cerebro. Ahora, tu profesión es la de…

Continuar Leyendo…