Ritual de la Rosa Amarga

Este ritual (nivel 3) permite que varios Vástagos experimenten el Renacimiento y asciendan de generación gracias a la sangre de una única víctima de Diablerie. El número exacto de vampiros que se pueden beneficiar del Ritual depende de la generación y poder personal de la víctima.

El procedimiento exacto a seguir por los diabolistas es el siguiente:

Primero: un único diabolista debe beber toda la sangre de la víctima, absorbiendo toda su Reserva de Sangre, y todos sus niveles de Salud salvo el último. Entonces, cuando el Nivel de Salud de la víctima se ha reducido a uno, el diabolista debe dejar de beber. Esto no es tan simple como parece, ya que el Fuego Interior es tan euforizante que detenerse voluntariamente requiere un tremendo esfuerzo.

El diabolista debe utilizar su reserva de dados de Autocontrol, tirando contra dificultad 10 menos la generación de la víctima. Si se falla o se fracasa en esta tirada, el diabolista no consigue detenerse, absorbe el último nivel de Salud y experimenta el Renacimiento solo, no hay consecuencias asociadas con fracasar la tirada a menos que el narrador quiera que el diabolista ataque a sus companeros después del Renacimiento.

Segundo: el corazón de la víctima ha de ser arrancado de su pecho utilizando un puñal de hierro forjado en frío, lo cual causa la Muerte Definitiva a la víctima. El corazón debe depositarse en un cuenco limpio hecho de barro, donde ha de ser triturado con un mortero de mármol hasta ser hecho papilla. Despues se le añade un poco de vino tinto y los restos de una víbora que haya sido quemada hasta quedar convertida en ceniza.

Por último, se añade a la mezcla una pinta de agua pura. Tradicionalmente, este agua se recogía en un manantial de montaña, pero los experimentos modernos han demostrado que el agua destilada funciona perfectamente.

El personaje que realiza el ritual ha de tirar su reserva de dados de Inteligencia + Ocultismo contra dificultad seis (el narrador ha de realizar en secreto esta tirada). Todos los personajes que desean ascender de generación han de beber esta poción. Si la tirada tiene éxito, cada vampiro que beba la mezcla (hasta el número permitido de Vastagos) experimentará el Renacimiento, y ganará una generación. Si el personaje que realizó el ritual falla la tirada, la pócima no funciona y ningún personaje es elevado y si la tirada fue un fracaso, la mezcla se conviene en un poderoso veneno, que inflige tres heridas agravadas a quien lo beba. Estas heridas pueden evitarse tirando Resistencia + Fortaleza contra dificultad 5, pero sólo se puede intentar si se posee Fortaleza para empezar.

Sí, el Ritual es arriesgado, pero ¿qué gran beneficio no implica un gran riesgo?

Hay persistentes rumores, aunque imposibles de confirmar, que afirman que, a veces, el Ritual de la Rosa Amarga funciona extrañamente. Muchos rumores cuentan que un ritual fallido destruye el poder de la vitae completamente, pero otros cuentan que en algunos casos lo incrementa enormemente. En estos últimos casos la potencia sobrenatural de la vitae ha permitido ascender al diabolista varias generaciones, pero normalmente a un alto coste: la mezcla causaba terribles heridas agravadas a los que la bebían y les causaba trastornos mentales extranos. Tambien hay leyendas de diabolistas que se incendiaban espontáneamente y eran destruidos al beber la vitae alterada; se desconoce si esto se debe a un grave fallo en la realización del ritual, o a que la potencia de la vitae había sido incrementada hasta tal punto que resultaba mortal para un diabolista de una generacion muy inferior.

Tambien hay rumores, igualmente inconfirmables, que afirman que la vitae puede ser conservada de alguna manera. Así, los diabolistas presentes podrían beneficiarse inmediatamente de la sangre de un Antediluviano, pero tambien guardar una parte de ella para que la usen otros posteriormente. Incluso hay rumores que cuentan que un único diabolista puede guardar parte de la sangre tratada por el Ritual y usarla mas tarde, ascendiendo una generación cada vez. La mayoría de los Vástagos que entienden algo de estos temas afirman que todo esto no son más que cuentos ridículos. Estos “expertos” afirman que la vitae ha de ser bebida inmediatamente al terminar el Ritual y que si se intenta guardar perdera su potencia rápidamente.

Aun así, hay otros que creen que el Ritual sí que podria permitir que la sangre se guardara y conservara su potencia. Si es así, es teóricamente posible que un solo diabolista pudiera producir, a partir de una víctima de la Cuarta generacion, suficiente vitae como para ascender tres generaciones. Los que creen en esta teoría afirman que los demás que lo niegan lo hacen para aprovecharse de la ignorancia de los demás.

Sea cual sea la verdad, lo que es seguro es que la magia de la sangre que implica la existencia de rituales como el de la Rosa Amarga permanece envuelta en el misterio y es muy peligrosa en todos los aspectos, pues ni siquiera aquéllos que la utilizan la comprenden realmente.