Wu-Zao

Los Kuei-Jin cuentan que Zao-lat, un bárbaro occidental, fue al Reino Medio para robar la iluminación de Xue, su más grande maestro. Un mentiroso, estudió con el Gran Arhat durante un tiempo antes de ser expulsado (como era lo propio).

Los Kuei-Jin cuentan que Zao-lat, un bárbaro occidental, fue al Reino Medio para robar la iluminación de Xue, su más grande maestro. Un mentiroso, estudió con el Gran Arhat durante un tiempo antes de ser expulsado (como era lo propio). Los Wu Zao cuentan una historia diferente. Zao-lat viajó hasta Oriente porque buscaba dar la vuelta a la Gran Rueda y a la venida de la Era de Tristeza y Oscuridad. Los vasallos de los Reyes Yama gobernarían la tierra y el cielo a menos que viajase a las más lejanas tierras a descubrir sus secretos. Él esperaba compartir sus conocimientos con los Diez Mil Demonios pero sólo fue bienvenido por la desconfianza y el odio, lo cual hacía que eventualmente volviese sus pasos hacia el Oeste.

Pero dejó un legado. Al contrario que los Kuei-Jin, Zao-lat podía Abrazar chiquillos, y lo hizo también en el Reino Medio. Eligió dos nativos para llevar su sangre: Zao-zei, un ladrón y explorador que pudiese obtener los secretos de los mismos infiernos, y Zao-xue, un estudiante y monje que pudiese descifrarlos. Los dos se hicieron compañeros del anciano, ayudándole a descubrir las escondidas guaridas de los akuma y otros sirvientes de la oscuridad, a robarles sus secretos, e interpretar sus planes. Lo hicieron durante muchos años hasta la noche en la que Zao-zei volvió de una expedición a un oscuro templo en la lejana Nihon. Encontró el refugio de Zao-lat hecho añicos y ocupado por los Diez Mil Demonios. Sigilosa y rápidamente, entró y liberó a su hermano Zao-xue, que había sido interrogado. Tras escapar, le contó como los Kuei-Jin traicionaron y atacaron al anciano Zao-lat, conduciéndole hacia la puesta de sol.

Desde aquella lejana noche, la familia de Zao-lat, los Wu Zao, han permanecido de forma sutil pero constante en el Reino Medio. Zao-zei y Zao-xue creyeron que la caída hacia un gran Apocalipsis empezó con la expulsión de su Sire y se pusieron a intentar encontrar un camino para invertir o sobrevivir el proceso, Abrazando a un pequeño número de chiquillos para que les ayudasen. Estos jóvenes Wu Zao siguieron el modelo de uno de los dos antiguos, convirtiéndose en ladrones de templos o estudiantes y cooperando para descubrir los arcanos conocimientos necesitados para tratar con la inminente tormenta. Este apocalipsis, que los Kuei-Jin llaman la Era de la Oscuridad, está a siglos de distancia, pero está en camino.

Los estudiantes frecuentan polvorientas bibliotecas y monasterios, mientras que los ladrones acechan ancianos templos. Generalmente un ladrón y un estudiante cooperan emulando a sus ancestros: El estudiante mantiene un escondido templo y una casa segura para investigar, mientras que el ladrón sale para adquirir nuevos objetos para su colección. Quizás hay una pequeña veintena de estos pares de vampiros dispersada sobre el Reino Medio, aunque a veces compiten por adquisiciones deseables. Los estudiantes mantienen algún contacto entre templos, pero las rivalidades no son poco comunes. El par ladrón-estudiante comúnmente también reúne un grupo de ayudantes, ghouls, y otros aliados; estas cábalas a veces incluso reúnen vampiros y otras criaturas, aunque la mayoría son mortales o su progenie.

Las Cinco Cortes de Agosto de los Kuei-Jin oficialmente llaman a Zao-lat ladrón bárbaro y decadente, y aquellos que claman descender de él son duramente bienvenidos en sus salones. Manteniéndose alejados de las cortes más tradicionales (como las del Imperio Amarillo) y enmascarándose como Kuei-Jin, la mayoría de los Wu Zao pueden eludir lo peor del odio Catayano. Sin embargo, muchos de los Demonios están deseosos de pasar por alto la presencia de los Wu Zao a cambio de sus servicios o información. La Corte de la Tortuga Negra, con su exceso de población y sus menos tradicionales reglas es la que mejor recibe a la línea de sangre; como resultado, muchos de los estudiantes han trasladado sus templos al área del moderno Imperio Jin.

Los Wu Zao no se lo cuentan a sus anfitriones Kuei-Jin, pero han descubierto evidencias de un gran crecimiento de oscuridad en la estepa, la cual atrae su atención. Creen que la creciente marea de nómadas mongoles es la señal de esta gran oscuridad y por eso cooperan con los esfuerzos de la Tortuga Negra de cazar a los vampiros mongoles Anda. Sólo muy tarde cuando descubren que la oscuridad corre más profunda todavía.

Remoquete: Huérfanos

Apariencia: Los Wu Zao seleccionan a sus chiquillos basándose en las habilidades individuales, no en la cultura. En el Imperio Jin, la mayoría de Huérfanos son chinos, pero hay Wu Zao de muchos otros tipos culturales. Después de aprender el segundo nivel de Valeren, desarrollan un tercer ojo en el medio de su frente. Este ojo no es imposible de ocultar, pero es inconfundible cuando está abierto y descubierto.

Refugios y presas: Los estudiantes Wu Zao mantienen elaborados pero bien ocultos refugios, allí acumulan los productos de sus investigaciones y objetos obtenidos por compañeros de clan u otros. A veces los ladrones tienen sus propios refugios, aunque lo más frecuente es que compartan espacio con el estudiante. Ambas líneas se alimentan cuidadosamente de la población mortal cercana a su refugio (normalmente se encuentran cercanos a ciudades). A veces mantienen rebaños humanos para ocultar mejor su alimentación a los Diez Mil Demonios.

Trasfondo: Los Wu Zao prefieren otorgar el abrazo a aquellos que compartan su curiosidad en lo que respecta a perdidos y ocultos artefactos: historiadores, buscadores de tesoros y estudiantes. No tienen ningún particular prejuicio hacia hombres o mujeres, y ambos géneros están siempre representados dentro de la línea de sangre.

Creación del personaje: El jugador debe elegir una casta para el personaje; aunque ésta suele ser la misma que la de su Sire, cambiar de casta es posible. Los Wu Zao tienden a tener Naturalezas como Cuidador, Celebrante, Fanático, o a veces Solitario, solamente las Naturalezas de tipo destructivo como Bárbaro están excluidas para ellos. Los estudiantes tienden hacia los Atributos Mentales como primarios, y se inclinan hacia Conocimientos antes que Técnicas o Talentos. Los ladrones son más físicos y tienen altas puntuaciones en Técnicas. Las dos castas tienen Rebaño y Criados para reflejar su séquito. Como sus hermanos occidentales, la mayoría de los Wu Zao son de la 10ª generación, o menor, y tienen el trasfondo Generación. Los narradores con acceso a Estirpe de Oriente pueden también permitir a los Wu Zao tomar el trasfondo Artefacto Mágico de ese libro.

Disciplinas: Auspex, Fortaleza, Valeren (los estudiantes siguen la senda del sanador; mientras que los ladrones usan las habilidades del guerrero).

Debilidad: El antiguo e imperioso deseo de Zao-lat de descubrir y reunir conocimientos secretos corre a través de la sangre de los Wu Zao. Todos los jugadores deben elegir un área de tradición arcana con la que su personaje está obsesionado; este es el foco de su no-vida. Se requiere una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 6) para resistir el perseguir esa área de investigación cuando se presenta una oportunidad (a pesar de cualquier riesgo). Posibles áreas de investigación incluyen las enseñanzas de los Diez Mil Demonios, las tierras de los muertos, los secretos de una cultura mortal específica o un grupo de textos.

Organización: Los Wu Zao no están organizados como un colectivo, pero la mayoría mantienen contacto con al menos otro miembro de clan. El sistema de dos castas y el resultado de los pares de vampiros es la única organización que tienen. Individualmente, los Wu Zao también reúnen seguidores y criados cerca de ellos, algunos de los cuales se convierten en sus chiquillos.

Cita: ¿Una daga que perteneció a la primera Emperatriz del Fénix Escarlata? ¿Cuál es el camino más rápido al Imperio Khmer, entonces?

Destino: Algunos Wu Zao toman la noticia de la muerte de Zao-lat como un presagio de la venida de malos tiempos, y se preparan. Mueven sus refugios fuera de la Corte de la Tortuga Negra y escapan de una serie de purgas vampíricas que siguen al final de la era mongola. Unos pocos sobreviven en las noches modernas.