El Quinto Gran Maelstrom

La Segunda Guerra Mundial duró varios años, llenando las Tierras de las Sombras de almas provenientes de lugares llamados Anzio, Okinawa y Normandía. Y entonces acaeció que una nueva arma fue creada, un explosivo que atrapaba la propia estructura vital, y la desvirtuaba y pervertva, convirtiéndolo en el instrumento definitivo de la muerte. Se utilizaron dos de esos explosivos, en los lugares llamados Hiroshima y Nagasaki. Cuando explotaron, el rugido y la conmoción pudieron sentirse a través del Manto, llegando a las tierras de las Sombras. Las llamas de un millón de soles iluminaron el oscuro cielo del Imperio durante unos breves instantes, antes que el Laberinto gritara como un ser vivo y se abriera, liberando el Quinto Maelstrom. El Quinto Maelstrom fue, con mucho, el más severo, ya que se encrespó por los cielos con tanto calor e intensidad que cualquiera que se cruzara en su camino era inmediatamente…

Continuar Leyendo…

El Primer Gran Maelstrom

Cuando el Imperio de los Animados estaba al borde del desastre, el malestar llegó a las Tierras de las Sombras y se hizo evidente entre todos los wraiths. Muchos hablaban de grandes agrupaciones de Espectros, con sus brillantes y aborrecibles miradas. Los Roídos por la Sombra aparecieron en cantidades en cada rincón imaginable, sembrando el odio, la destrucción y el Olvido. Pronto corrió la voz que habían entrado en el mundo de los Animados, Encarnando a las tribus indómitas que cargaban sobre la misma Roma. A su muerte, los espíritus de esos bárbaros llegaban a las Tierras de las Sombras. Viendo otra Roma en la República de Caronte, también la atacaron, con los Espectros siguiendo su estela como jabalíes enfurecidos. Los Equites fueron convocados para defender Estigia; los Barqueros guardaron sus remos y pértigas y se alzaron en armas contra los merodeadores. Incluso el mismo Caronte apareció en el campo…

Continuar Leyendo…

Castigar: Perdonadores

Otro de los poderosos poderes de los Wraiths, espero que lo disfrutes. Etiquetas: Wraith el Olvido

Continuar Leyendo…