El Saber Caitiff – Segunda Parte

Una confederación de bastardos ¿Organización? Debes estar de broma. Como dije, las congregaciones de Caitiff suelen ser dispersas, ya sea una coterie para protegerse unos a otros o un movimiento político. Estamos solos en este mundo, apartados incluso de la sociedad aislada de la Estirpe. A no ser, por supuesto, que queramos unirnos al Sabbat, pero ya he explicado lo que pienso de ello. Así que no, no estamos organizados, pero se nos puede categorizar. Basura urbana Los vampiros estamos adaptados a la ciudad. No somos la excepción. Muchas presas y refugios, anonimato y la compañía de otros de nuestra naturaleza, aunque nos rechacen. Si puedo ser atrevido, mi posición como foráneo me da una perspectiva de la que careces y me dice que tras las grandes aspiraciones de la Camarilla o el Sabbat cada noche, todas sus fiestas y su política no son nada más que excusas vacías para…

Continuar Leyendo…

Libro de Nod – Capitulo: De los Ilustrados

Adquirí este fragmento en forma de rollo de pergamino, completo y fresco, habiéndose conservado perfectamente a lo largo de los milenios. El rollo lo poseía un ejecutivo Giovanni que había oído hablar de mi ansia de adquirir fragmentos del Libro de Nod. Tomó como pago una ingente cantidad de diamantes de Sur África y un borrador de mi Códice de Caín. Normalmente no tengo tratos con la extraña familia Giovanni, pero esta era literalmente una oferta que no podía rechazar. Prestad mucha atención: La Madre del Poder, La oscura Lilith, Es de los más grandes de ellos, Pero hay otros, y aún más Que quedan por venir. No bebáis de su sangre, Pues caeréis en su trampa; Tened cuidado con ellos, Pues son muy habilidosos. Tienen conocimiento De los conocimientos de Adán Y la sabiduría de Eva, Son los portadores del fuego, Son quienes labran la tierra, Son quienes doman…

Continuar Leyendo…

Kyoko Shinsegawa, el Azote

Siendo al mismo tiempo aristócratas corruptos y justos pastores de los depredadores, los miembros de esta secta se acercan más y más al borde del abismo cada noche. Aunque aprieta los puños cada vez con más fuerza, los vampiros se escapan de ella como granos de arena. Etiquetas: Vampiro La Mascarada

Continuar Leyendo…