Auspicios – Philodox

Los Jueces de los Garou
Nacido bajo la Luna Media, eres el mediador, el juez, el guardián de las tradiciones.

 

Eres aquel en cuya manada todos escuchan y piden consejo, aquel al que acuden cuando quieren resolver una disputa, y también aquel que debe advertir a tus hermanos en todo momento de los peligros de romper la Letanía y la ley Garou. Al igual que la luna que es símbolo de tu auspicio, debes ser imparcial, estás entre las luz y las tinieblas y debido a ello puedes juzgar de manera objetiva a ambas.

Eres también el guardián del honor de tus hermanos. Todos los Garou necesitan un guía al mundo de las intrincadas leyes, y conocer las consecuencias de sus actos y decisiones. Como Philodox, tú eres el encargado de hacer.. Tu honor suele estar fuera de dudas, eres el sabio, el legislador, árbitro de desafíos. Sois los Philodox los que a menudo son los jefes tribales en los tiempos de paz, ya que se dice que Selene les impulsa a llevar el camino intermedio, entre el hombre y el lobo. Al hacerlo, se convierte en el punto de apoyo que equilibra los comportamientos extremos de sus compañeros Ragabash y Ahroun. Cuando llega el momento de la acción, un buen alfa Philodox sabe que es tiempo de dejar las leyes y concentrarse en la lucha, dejando el puesto a los auspicios más guerreros.

Los Philodox suelen representar las mejores cualidades de los garou, pero a menudo es su interior lo que les pierde. Concentrados en las leyes y el honor, parecen estar ajenos a los crudezas y devenires del día a día, sobre todo los nacidos bajo en la luna creciente. Sin embargo, los nacidos cuando la luna esconde su cara suelen estar más atentos a los que les rodea, dejándose llevar a menudo a extremos insoportables en ese aspecto, cuando empiezan a tomar cartas en el asunto para que todo esté de acuerdo a la Letanía. Esta actitud les pone en muchas ocasiones en confrontación con los auspicios más propicios a la actuación rápida y decidida, y los Philodox de los Últimos Días se ven usualmente sobrepasados en este aspecto.

La Letanía es cada vez más difícil de guardar, y los jóvenes suelen tomar el camino rápido, sin importar que se aleje del marcado por Gaia. Será tu tarea acercarles de nuevo a las enseñanzas de la Madre, pues esa es tu naturaleza y no puedes evitarlo: la ley y el honor por encima de todo.

Rabia

Un mediador debe ser paciente y no furioso, complementar los extremos de sus hermanos.
Tu Rabia inicial es de 3 puntos.

Dones iniciales:

Olor de la Autentica Forma (Nivel Uno):
Este Don permite que el Garou determine la verdadera naturaleza de una persona. Este información se transmite como una sensación olfativa (realmente se trata se trata del aroma de la forma natural de la víctima). Cualquier espíritu siervo de Gaia puede enseñar este Don.

Sistema: El Garou sabrá automáticamente si alguien es o no es un Hombre Lobo; identificar cualquier otra naturaleza requerirá una tirada de Percepción + Impulso Primario. Para detectar a vampiros, hadas y otros cambiaformas se necesitaran 2 éxitos; 4 para fomori y magos.

Resistir Dolor (Nivel Uno):
Mediante la fuerza de voluntad, el Philodox puede ignorar el dolor de sus heridas y continuar actuando de forma natural. Un espíritu Oso enseña este Don.

Sistema: El jugador gasta un punto de Fuerza de Voluntad; durante el resto de la escena, su personaje ignorará las penalizaciones por heridas

Verdad de Gaia (Nivel Uno):
Como jueces de la Letanía, los Philodox tienen la habilidad de sentir si otros están diciendo la verdad o mienten. Un Gaflino de Halcón enseña este Don.

Sistema: EL jugador tira Inteligencia + Empatía (dificultad idéntica a la Manipulación + Subterfugio de la víctima). Este Don sólo revela si la persona dice la verdad o está mintiendo.