Cosmologia

Si la Realidad es tan vasta como para permitir la existencia de multiples paradigmas, que permiten a los magos vivir fuera del consenso, ¿qué impide la existencia de otros mundos paralelos, reflejos espirituales y reinos fantásticos?

El primer mundo que se nos puede ocurrir es el propio, el universo en el que vivimos. Los magos llaman a este plano espiritual El Reino, y el mismo está regido por las leyes racionales que todos conocemos. La física, y no la magia, es lo que da sustento al Reino. En él viven todos los seres humanos, animales y objetos con los que interactuamos día a día. Es también del Reino de donde los magos provienen, ya que antes de serlo, fueron seres humanos corrientes, y por lo tanto es el mundo con el que están más familiarizados, al menos la mayoría de ellos.

Luego, se podría pensar en un mundo espiritual que fuera reflejo del nuestro. Desde luego existe una barrera mística de separación entre ambos mundos, llamada el Gauntlet, (la traducción sería el Guante o Guantelete, pero honestamente no me gusta llamar así a tal barrera) que era tenue en la Edad Mítica, sin embargo ahora es bastante dificil de pasar en ciertas zonas donde predomina el paradigma de la razón. La Tecnocracia ha fortalecido esta barrera justamente para impedir que criaturas extrañas la cruzaran.

Para cruzar el Gauntlet, un mago debe convertir su cuerpo en esencia espiritual. Por lo tanto, no deja a su cuerpo detrás y pasa su espiritu, sino que pasa completo. Por supuesto esto implica que dentro del mundo espiritual, puede recibir daño físico de las cosas o criaturas que lo habitan.

Lo primero que puede encontrar del otro lado es la Penumbra. Es un mundo que refleja al nuestro, en el cual es posible ver el estado de salud espiritual de las cosas. En la Penumbra, todo es más vivido que en el mundo real. Aquello que esté cuidado en el Reino, en la Penumbra se verá aún más prolijo, y a la inversa. Las ciudades en la Penumbra se ven tejidas por telarañas, que representan lo estático, lo que no tiene oportunidad ya de progresar, y es frecuente encontrar en ellas espíritus que representan arañas gigantes.

La Penumbra se encuentra dentro del Umbra Cercano. El mismo consiste en un mundo que se situa justo en el mismo lugar físico que el nuestro, pero en otro plano de existencia. Puede pensarse como una especie de mundo paralelo hecho de material espiritual. El Umbra Cercano a su vez tiene tres planos: Umbra Alto, o de las ideas y pensamientos, Umbra Medio, que corresponde a los espíritus propiamente dichos, y Umbra Bajo, que es el lugar donde habitan los fantasmas y los objetos que poseen los muertos que no han podido dejar atrás su conexión con el mundo.

Un ejemplo en este punto puede clarificar un poco más las cosas. En una iglesia, por caso, un mago que entró al Umbra Alto vería la fe de los creyentes como algo tangible; las estructuras, las imágenes y el púlpito estarían hechos de fe. Probablemente viera luego emociones que fueron dejadas por quienes construyeron la iglesia; si el artista que talló la imagen de la Virgen se encontraba desesperado, el mago vería dicha imagen un poco más oscura, nebulosa, y un poco de ese sentimiento le llegaría al contemplarla. Además podría observar las ideas de por qué esa iglesia fue construida en ese lugar, y si existe un proyecto para remodelar un área concreta del edificio, el mago vería el proyecto ya terminado en el Umbra Alto.

Si el mago hubiera entrado a la misma iglesia pero por el Umbra Medio, vería espíritus de fe, con los cuales podría conversar. Vería además los espíritus de las paredes, ya que todas las cosas inanimadas poseen su propia alma, y podría conversar también con tales paredes si conociera el lenguaje en el que hablan. En definitiva, podría encontrar todo tipo de espíritus que se sintieran atraídos por una iglesia. Al contemplar la imagen de la Virgen antes mencionada, probablemente no sentiría nada especial, pero si conversara con la misma, quizás ella le diría que recuerda que fue creada con desesperación, pero que no sabe por qué. Eso en caso de que comprenda qué es exactamente la desesperación, cosa improbable.

Si por último hubiera entrado por el Umbra Bajo, vería a todos los muertos que se hubieran acercado a esa iglesia por algún motivo en particular, que tuviera que ver con eventos de sus vidas. Los fantasmas estarían vestidos como lo estuvieran el último día de sus vidas, pero no mostrarían heridas visibles aunque hayan muerto de una forma violenta. Esto es porque ellos sencillamente toman la imagen que tenían de sí mismos momentos antes de morir. Por lo tanto, podría haber fantasmas ataviados de una forma muy arcaíca, dependiendo de la época en la que han vivido. Además la propia iglesia se vería decaída y oscura, como si muchos años hubieran pasado sin que nadie se ocupara de mantenerla. La sensación de abandono sería completa, ya que cada objeto luciría como si hubiera estado sometido a la entropía durante mucho tiempo.

El Umbra Alto es el más familiar para los magos. De hecho, para poder entrar a alguno de los otros dos, deben conocer su existencia. Para quienes estén familiarizados con el juego Hombre Lobo, el Umbra Medio es el plano al que los lupinos pueden entrar, y el Umbra Bajo es el mundo donde viven los Wraith. Ninguna de estas otras criaturas sobrenaturales puede entrar a otro Umbra que no sea el propio, pero un mago con los conocimientos adecuados puede entrar a cualquiera de los tres.

Dentro del Umbra Cercano hay ciertos lugares de gran contaminación o pureza (por ejemplo, un vertedero de desechos tóxicos o un bosque que nunca fue habitado). Tales lugares tienen una representación especial en el Umbra, y son llamados Dominios.

En cada Umbra existen sitios particulares que son llamados Reinos , es decir, lugares especiales con características propias. Algunos de estos Reinos son construidos por los propios magos para hacer prevalecer allí su paradigma, y otros se crean como reflejos de sueños o conceptos, (en el Umbra Alto) o sencillamente siempre existieron.

Cada reino tiene su propia realidad, y en muchos sencillamente las leyes de la física no existen, o se comportan de forma caótica. Hay reinos poblados de dragones, unicornios y criaturas mitológicas, tanto en el Umbra Alto como en el Umbra Medio, hay otros que representan sociedades ordenadas donde la libertad individual no existe, y en el medio todos los universos que sea posible imaginar.

Sin duda debe haber, en el Umbra Alto, un reino para representar cada mundo de cada película que se haya filmado o imaginado filmar, y de cada libro que se haya escrito. El Umbra Alto no sólo es infinito, sino que se amplia con cada nueva idea que pueda surgir. Cada reino además en sí mismo puede tener un tamaño infinito.

El Umbra Medio también es cambiante y tiene muchos reinos espirituales, que fueron creados por la propia Naturaleza. Según la cosmología de los Hombres Lobo, existen tres entidades fundamentales: el Weaver, que representa el estatismo, la permanencia; el Wyld, que es el cambio, y el Wyrm, la destrucción. Las tres son fundamentales para constituir la Realidad, pues el estatismo sirve para que algo permanezca, el cambio es fundamental para crear, y la destrucción es crucial para que las estructuras viejas den lugar a las nuevas.

Según esta misma mitología, en un principio las tres entidades estaban en equilibrio, hasta que el Wyrm enloqueció y perdió noción de que derribaba para crear, y comenzó a destruir sin propósito. Por otro lado el Wyld empezó a cambiar pero sin tener en claro qué quería formar, y el Weaver fortaleció las estructuras de la Realidad para no permitir el cambio ni la destrucción. Se perdió completamente el balance.

En el Umbra Medio y Alto, hay numerosas criaturas de sustancia espiritual, llamados Umbrood, (no tengo idea de cómo traducir esta palabra) y algunos son los suficientemente poderosos como para crear reinos por sí mismos. Además en el Umbra Medio hay doce reinos principales, cuatro asociados a cada una de estas tres entidades.

La luna también tiene su reflexión espiritual, que es un reino que se encuentra en el mismo lugar físico que nuestro satélite. En realidad tiene tres reinos, cada uno asociado a cada nivel del Umbra.

El Umbra Bajo tiene tambien sus reinos, que son los lugares a los cuales pueden acceder los fantasmas. Los reinos no se encuentran en permanente creación, pero los cambios ocurren en este nivel del Umbra, si bien la velocidad en la que esto sucede es mucho menor que en los otros dos planos.

Para llegar a un reino en particular, por supuesto hay que conocer su localización en el Umbra, y saber a cual de los tres niveles del Umbra está asociado. Como no todos los magos tienen la capacidad de viajar al Umbra, y como una buena parte de aquellos que la tienen no conocen la existencia de los planos Medio y Bajo, desde luego existe una inmensa cantidad de reinos que nunca han sido visitados por ningún mago. Además, muchos de estos reinos son hostiles para sus visitantes, por lo tanto hay muchos magos que no visitarían un reino en particular aunque supieran como llegar al mismo, provisto que no tienen ningún asunto que resolver allí.

En algunos reinos, la magia es aceptada por la realidad circundante, por lo tanto no existe la paradoja, o algunos efectos son más sencillos de realizar. Podría ser que hubiera reinos en los cuales volar no es un acto de magia, porque sencillamente todos los seres del mismo vuelan. Y sin embargo podría ocurrir que en ese mismo reino, respirar fuera mágico, pues no existe el aire.

Desde luego, tal vastedad implica que puede haber reinos donde la magia sea sencillamente imposible, y donde la mera existencia de un mago constituya una paradoja. Esto podría implicar que el mago sea expulsado del reino en cuanto intenta entrar, o podrían ocurrirle cosas mucho más graves.

Además existen tres reinos que no están asociados a un nivel en particular del Umbra, sino que se puede ingresar a ellos desde El Reino o desde cualquiera de los tres niveles del Umbra. Estos reinos especiales se llaman Zonas , y son: El Espejo, La Red Digital, y Maya, el Reino de los Sueños.

El Espejo es un reino muy parecido al nuestro, excepto que algo cambia en el mismo. Podría ser que en el Espejo, un familiar fallecido hace mucho tiempo viva aún, o que una calle cercana a nuestra casa se llame de otra manera. Es un reino extremadamente hostil, puesto que en un principio parece familiar, pero progresivamente se hace más extraño, hasta que finalmente confronta al mago con algún conflicto del tipo La dimensión desconocida, para los que recuerden esta serie. La manera de escapar del reino es resolver el conflicto. Muchos magos tratando de volver al Reino, entran en el Espejo.

La Red Digital es sencillamente el reino donde tienen lugar los procesos informáticos de todo tipo. Un mago puede entrar en este reino, pasar su cuerpo a bits, y luego reaparecer en cualquier otro lugar del mundo donde haya una computadora. Además, existen en este reino todo tipo de patrones libres, que pueden ser formados por la mente de cualquier mago para crear su propia realidad dentro de este reino. Algunos magos de la Tecnocracia entran a veces a la Red, tratando de apoderarse de algunas de sus zonas, y además hay espiritus informáticos viviendo en este reino.

Maya es el mundo que alberga los sueños. Por supuesto todo es confuso en este reino, la realidad cambia permanentemente, y cualquier cosa puede pasar pues en un sueño esto resulta aceptable. Es un reino peligroso, pues todo el material de las pesadillas se encuentra allí. Los humanos normales entran a este reino cuando duermen. En este reino viven espíritus poderosos, llamados Oneira, que recolectan pedazos de sueños y forman con ellos sus hogares.

Si bien los reinos pueden no tener límites en cuanto a extensión, éstos están comprendidos en el Umbra, que termina físicamente por encima de la órbita de la luna. Es decir, si hay que pensar en lugar en sí, los reinos son más grandes por dentro que por fuera, como en los cuentos fantásticos de las casas de las hadas.
El borde del Umbra se llama Horizonte, y separa al Umbra Cercano de otra zona que se llama Umbra Profundo. El Horizonte es otra barrera espiritual como el Gauntlet, pero es suficientemente gruesa como para albergar gran cantidad de reinos. El Horizonte se ve como zona de transición, con colores cambiantes mezclándose unos con otros.
En el Horizonte es donde la mayoría de los magos crean sus reinos, aquellos que deciden fabricar alguno. Debido a que es una zona cambiante, permite dar forma a cualquier paradigma que se desee implementar. Sin embargo, requiere de una gran cantidad de energía crear y mantener un reino en el Horizonte, puesto que todo aquello que es creado debe ser mantenido con Quintaesencia, que es la fuerza mística que sustenta a la Realidad.

Como los reinos en el Horizonte son creados desde el paradigma de un mago, desde luego dicho mago y sus discípulos no sufren ningún tipo de paradoja al hacer magia allí. Estos reinos se crean para experimentar con la magia, y como refugio. Suelen estar conectados al Reino mediante un Portal, que desde luego está protegido, para que no entre cualquiera al reino del Horizonte, y para que ninguna criatura del Umbra que logre llegar, pueda invadir el Reino.

En el Horizonte hay también otros reinos que se llaman Sombras (Shade Realms), y son proyecciones de otros reinos del Umbra Profundo, llamados Fragmentos (Shard Realms).

Más allá del Horizonte, se encuentra el Umbra Profundo. Es un lugar hostil, por el cual no se puede viajar ni siquiera con magia, ya que consiste en un vacio salpicado de reinos a los cuales sólo es posible llegar mediante un Portal. El problema es que muchas veces, para abrir el Portal, hacen falta elementos que se encuentran precisamente en el reino al que se desea llegar…

En el Umbra Profundo viven los magos infernalistas de los que se habló en la sección pasada. En realidad esta es una definición pobre, ya que estos magos sirven al Wyrm, y como tal buscan la destrucción sin un propósito.
Es muy posible que en el Umbra Profundo vivan las criaturas que describe Lovecraft, los Primigenios, seres ancestrales y terroríficos de otros planos, que supuestamente existieron mucho antes de que la raza humana fuera tan siquiera un sueño de un sueño.

Los planetas del Sistema Solar tienen también su reflexión en el Umbra Profundo; estos son los Fragmentos de los que se habló más arriba, y los cuales tienen su reflejo en el Horizonte. Cada uno de estos reinos está asociado además con algún ámbito de la Realidad, alguna Esfera en la que se puede decir que la Realidad se manifiesta. Se hablará más específicamente de las Esferas en la sección siguiente.

Además, en el Umbra Profundo existen algunos reinos llamados de Paradoja, que son lugares en los que un mago puede terminar si realiza un efecto que conlleva demasiada paradoja para el sitio en el cual usó su magia. Escapar de estos reinos suele ser bastante complicado, ya que en general usar magia en ellos suele ser contraproducente y generar más paradoja. Cada reino de Paradoja tiene sus leyes propias, y suelen estar habitados por espíritus de Paradoja, que tienen las formas más variadas, aparecen cuando un mago atrae sobre sí demasiada paradoja, y son los que suelen llevar al mago afectado a estos reinos hostiles.
Muchos Umbrood hacen sus reinos aquí en el Umbra Profundo, y algunos suelen secuestrar magos, otros espiritus, o incluso Durmientes, para que actuen como sus esclavos.

Otra zona espiritual que existe se encuentra fisicamente dentro de la Tierra misma, en la zona donde, en el Reino, se halla el manto y el magma. Este reino se llama el Mundo Hueco, y se sabe que es extremadamente peligroso.
En definitiva, la cosmología de Mago es tan profunda como se pueda imaginar, y muchas cosas interesantes pueden ocurrirle a los magos que se aventuran a cruzar el Gauntlet, o que se ven forzados a hacerlo.