Daruma

Daruma era un semilegendario monje budista hindú del siglo VI, vigésimo octavo en la línea de transmisión del discípulo de Buda Kasyapa, y primer patriarca del budismo zen. Se dice que nació en Conjeeveram, cerca de Madrás.

Daruma, cuyo verdadero nombre era Bodhidharma, era conocido por todo el occidente por sus increíbles asañas, se cuenta que el paso viendo una pared durante nueve años meditando, y que al quedarse dormido en una ocasión se corto los párpados para que esto no volviera a suceder; al final de estos nueve años el perdió las piernas.

Cuenta la historia que en una ocasión fue a enseñar el secreto de la meditación a unos monjes de la isla de Okinawa. Al llegar a la isla se dio cuenta que los monjes no tenían un cuerpo apropiado para la meditación, así que decidió ponerlos a entrenar artes marciales tal y como había observado durante muchos años que lo hacían los animales. En poco tiempo los monjes se convirtieron en grandes peleadores, y obtuvieron gran fama en el oriente.

Después de algunos años se dividieron en dos grandes grupos, unos se fueron al sur, y desarrollaron las técnicas con los pies, y otros se fueron al norte y desarrollaron las técnicas con las manos. Así después se fueron formando distintas dinastías y las enseñanzas se fueron dispersando por todo oriente, formando así con el tiempo mentalidades y técnicas diferentes. Viajó a Kuang (Cantón), China, en el 520, donde impresionó al emperador Wudi de la dinastía Liang al declarar que las buenas acciones no eran útiles para lograr la iluminación.

Después se retiró a un monasterio cerca de Loyang donde se dice que pasó nueve años mirando fijamente a una pared. Sus enseñanzas hacen hincapié en la meditación. Su papel real en la aparición del zen es obscura, pues muchos expertos consideran la secta como una fusión china del budismo Mahayana importado, mezclado con doctrinas nativas taoístas, pero abundan las leyendas sobre su determinación espiritual: era tan grande que se cortó los párpados al quedarse dormido durante una meditación, y meditó durante tanto tiempo que se le cayeron las piernas. Es un personaje muy querido en Japón, donde se le llama Daruna.

Este documento fue aportado por Queen. 11 de Marzo del 2004.