Estructura del Clan Assamita

Aunque los Assamitas hacen hincapié en la jerarquía, no precisan de la coerción de los Vínculos de Sangre como otros clanes de estructura similar (p.ej. los Tremere). Se adhieren rígidamente a las reglas del clan en una combinación de lealtad, amor, fe, miedo y lavado de cerebro. Este proceso comienza aun antes de que sean reclutados, y continúa hasta la noche en que encuentran la Muerte Final. El programa Assamita de adoctrinamiento bien puede ser el más completo jamás desarrollado, y su éxito puede verse a lo largo de los milenios.

LOS FIDA´I

Los Recién Abrazados reciben el título de fida’i (“aquéllos que se sacrifican a sí mismos”), simbolizando su sumisión a la voluntad del dan. Permanecen en Alamut siete artos más, entrenándose para aprender a utilizar su fuerza y rapidez vampírica, descubriendo el frenesí, instruyéndose en las Disciplinas del clan (y en cualquier otra para la que demuestren aptitud) y siendo conducido hacia el segundo nivel en las enseñanzas de Haqim.

En ocasiones, uno o más fida’i pueden abandonar Alamut (normalmente con la tutela de un veterano) para realizar misiones simples de varios tipos. Aprenden información de primera mano sobre el mundo de la Estirpe, e incluso llegan a encontrarse con la progenie de Khayyin. También adquieren experiencia en el aspecto comercial del clan, presenciando negociaciones contractuales y asistiendo a la recaudación del pago de vitae.

Al finalizar los siete años, los silsila (explicados más adelante) juzgan a los fida’i para ver si son dignos de la calidad de miembros de pleno derecho del dan. La mayoría de los Assamitas sirve los siete años de aprendizaje en su totalidad; sin embargo, en circunstancias excepcionales los individuos particularmente sobresalientes pueden servir solamente cuatro o cinco años como fida’i, mientras que a otros se les imponen otros siete años en Alamut si no son considerados aptos para salir.

El final del periodo de un neonato como fida’i está marcado por otra ceremonia, celebrada al mismo tiempo que la ceremonia del Abrazo. En este momento los neonatos se convierten en miembros de pleno derecho del clan y ganan el título de rafiq, “camarada”.

LOS RAFIQ

Los rafiq constituyen la tropa del clan. La mayoría son asesinos, residiendo lejos de Alamut ya sea en sus propios refugios o en fortalezas Assamitas. Algunos son, sin embargo, especialistas que sirven al clan de otras maneras. La mayoría de estos especialistas permanece en el mismo Alamut, aunque algunos son apostados en las mayores fortalezas alrededor del mundo, de modo que los rafiq que precisen de sus servicios puedan contactar con ellos rápida y fácilmente.

Los especialistas incluyen intelectuales, magos y, cada vez más, científicos. La mayoría son empleados en el tajdid (el ingente esfuerzo de investigación dedicado a liberar al clan de la Maldición), pero algunos sirven en oirás funciones. Historiadores y archivistas son empleados en el estudio y compilación de los fragmentos del Libro de Nod que caen en manos del clan. La biblioteca de Alamut (actualmente en proceso de transferencia a CD-ROM) emplea sus propios intelectuales especialistas e investigadores.

La mayoría de los rafiq son sin embargo, trabajadores de campo. Aunque el clan está poco organizado más allá de los confines de Alamut, los rafiq tienen el hábito de mantenerse en contacto unos con otros y de estar alerta ante cualquier actividad Assamita en la zona. Esto evita parcialmente la posibilidad de que se pro-duzcan conflictos, pero su propósito principal es asegurar que ningún rafiq acepte un contrato sin que nadie más del clan lo sepa. Así, si un rafiq no logra regresar, las investigaciones pueden empezar a establecer cuál es la causa para la venganza.

LOS SILSILA

Éstos son los antiguos del clan, los Guardianes de la Sangre. Funcionan como un cuerpo sacerdotal, instruyendo a los fida’i en la Senda de la Sangre y dirigiendo sus pasos hacia las huellas del Ancestro. Cualquier Assamita puede ser destinado a los silsila por el señor y los du’at; es un gran honor, normalmente conferido en reconocimiento a un largo o sobresaliente servicio al clan y a las enseñanzas de Haqim. Los silsila son respetados por todos, y es uno de los suyos el que suele actuar como castellano en las bases Assamitas fuera de Alamut.

LOS DU´AT

Los du’at son los tres miembros más veteranos del clan, aparte del señor. Sirven como consejo de asesores para el señor y como representantes en sus propios campos de interés: militar, político y mágico. No hay un especialista consejero en filosofía y doctrina, por dos razones: En primer lugar, el señor es el líder espiritual de los Assamitas y cumple de sobra con esta función; en segundo lugar, se cree que las enseñanzas de Haqim deben estar en el corazón de cada individuo, y no estar sujetas a la interpretación de maestros.

La cabeza militar de los Assamitas posee el título de califa. Él (nunca ha habido hasta ahora una califa, pero sólo es cuestión de tiempo) es el comandante de todos los campos operativos, y tiene el poder de revocar cualquier contrato de asesinato, aunque raramente se lleva a cabo a causa de la importancia que los Assamitas le dan al cumplimiento de su palabra. También puede declarar Cazas de Sangre en nombre del clan, y es responsable de administrar la política de hadd (explicada más adelante).
El principal tiene el título de visir, y es igual en posición al califa. Este cargo tiene la responsabilidad absoluta del mantenimiento de la biblioteca, la búsqueda de conocimiento de cualquier tipo y la dirección de la investigación para anular la maldición. En esta última tarea comparte la responsabilidad con el amr, ya que se exploran vías tanto mundanas como mágicas. Además de ser el principal intelectual, el visir actúa como conse-jero político del señor y es responsable de la mediación entre las múltiples facciones internas del clan, así como de mantener relaciones entre el clan y los antitribu.

El tercero es el amr, principal mago de Alamut. Los magos especialistas del dan supervisan el entrenamiento de los rafiq en las distintas Disciplinas, así como la investigación mágica para levantar la Maldición y otras materias. El amr dirige la labor de los magos del clan y actúa como consejero del señor en materias sobrenaturales.

EL SEÑOR

El señor de Alamut, también conocido como el Viejo de la Montaña, es la suprema autoridad del clan Assamita. Su palabra tiene la fuerza de la ley entre los rafiq y está sujeta únicamente al código del khabar (explicado más adelante) y a las enseñanzas de Haqim. Él (aún no ha habido una señora, aunque algunas muje-res rafiq lo han intentado) designa candidatos para todos los puestos de importancia dentro del clan, habiendo escuchado primero los consejos de los du’at.

El señor puede ser desafiado a un duelo por el liderazgo por cualquier miembro del clan. Él elige el tipo de duelo (físico —asesinato mutuo—, político —vocación en un consejo de clan— o mágico), de manera que cualquier retador tiene que estar seguro de vencer al señor en los tres campos. Esto asegura que los desafíos sean bastante raros y que funcionen normalmente para mejorar el liderazgo del clan. El perdedor de un duelo es ejecutado ritualmente, y su vitae es añadida al Corazón de Sangre del clan.