Jan Pieterzoon, Representante de la Camarilla

Siendo al mismo tiempo aristócratas corruptos y justos pastores de los depredadores, los miembros de esta secta se acercan más y más al borde del abismo cada noche. Aunque aprieta los puños cada vez con más fuerza, los vampiros se escapan de ella como granos de arena. Trasfondo: Para Jan Pieterzoon, la Gehena y el libro de Nod son creencias supersticiosas pertenecientes a la Edad Oscura. Jan entiende que los Vástagos son paranoicos y viles, el sire de su sire fue destruido en una vendetta. Las habladurías sobre la Gehena y los Antediluvianos únicamente sirven para alimentar esta paranoia y dar como resultado, miedo, parálisis y cismas. Las Últimas Noches están aquí porque algunos Antiguos idiotas proyectaron sus miedos y quisieron ver demasiado en una serie de coincidencias y sucesos al azar. Jan no está ciego, sin embargo. Sabe que está pasando algo, pero no es más apocalíptico que un…

Continuar Leyendo…

Reglas opcionales para la Diablerie

Reglas opcionales extraídas de Secretos Turbios de la Mano Negra. La diablerie se considera uno de los más viles pecados entre los no muertos. No obstante, sigue siendo practicada por los hambrientos de poder, pues cuanto más cerca está un vampiro de Cain, mayor es su potencial. Hay muchas formas de hacer que la diablerie sea más gratificante y a la vez más peligrosa. Debería verse la diablerie como algo más que beberse toda la vitae de otro vampiro. Beber la “Sangre del Corazón” significa beberse la propia alma de la víctima. Las vetas negras en el aura del diabolista no son sólo signos de su pecado, sino fragmentos del alma de sus victimas. Cuantas más veces comete diablerie un vampiro, mayor es el número de vetas negras. Las recompensas Los diabolistas pueden avanzar una generación por víctima. No pasan automáticamente a la generación de su víctima porque la sangre…

Continuar Leyendo…