Los pecados de nuestros Sires, Caitiff

Nunca quise el Abrazo. Nunca busque la inmortalidad ni estos extraños poderes. Sólo quería vivir. Cuando le hablé a mi chica de mi cáncer sólo quería un hombro donde llorar. Ella me abandonó dejando que me buscara la vida en mi nueva existencia. Lo único que me avisó fue que tuviera cuidado con el sol. Nunca me habló de clanes, Camarilla o las reglas de crear más Vástagos. Me dejó vivir, que suerte. Ella murió achicharrada por el sol, grabado en video, como aviso para todos aquellos que tuvieran compasión de un humano que se moría. Supongo que era una Gangrel, pero yo era un Caitiff y nadie me enseñó como ser un Gangrel y yo no aprendí. Decidí quedarme en la ciudad que conocía y todo habría ido bien si no hubiera desarrollado Disciplinas de otros clanes. Mi amor a la magia y el ocultismo me dirigió hacia la…

Continuar Leyendo…

Clases de Amenti – Sefekhi

Apodo: los Desataros. Cita: He sufrido durante mucho tiempo en el Inframundo por mis pecados. Ahora sufridas por los tuyos. Descripción General: La khaibit es la esencia impulsiva y agresiva del ser, la khaibit era considerada la sombra del alma, la parte del alma donde se condensaban los deseos más oscuros y incontrolables. Las Khaibit sirvieron en Amenti como guardias generales y asesinos, muchas sobrevivieron a la caída de la ciudad y sin frenos morales se convirtieron en bestias feroces hasta que escucharon la llamada de Osiris. Entonces buscaron a gente sin impulsos agresivos y cuyo lado oscuro fuera débil, cuando la khaibit toma un cuerpo el alma mortal que lo contiene suele huir acobardara a lo más profundo de la consciencia, con fuerza sobrenatural y una resolución brutal el tem-hak khaibit viaja durante su Hajja hacia las Tierras de la Fe, una vez allí suelen tener que ser capturadas…

Continuar Leyendo…

Humanidad y Sendas de Iluminación

Diferentes éticas e ideologías para los vástagos que habitan el Mundo de Tinieblas, esta información es válida solamente para Vampiro la Mascarada, ya que hay diferencias para Vampiro Edad Oscura. HUMANIDAD Aquellos que siguen la vía humanitas intentan conservar los escrúpulos mortales. Estos Cainitas se consideran todavía personas, no monstruos inhumanos. Reconocen que también pueden sucumbir a la Bestia, pero combatirán este destino con la ética de sus vidas humanas. Este Camino supone cierta moralidad. No se centra en actuar de forma “humana”, pues también un asesino es “humano”. En lugar de eso, asume que las personas tienen potencial para el bien y la caridad, y anima a tal comportamiento. Los Cainitas que han llegado a cierto nivel de humanidad tiene que ser justos, honestos y misericordiosos. Pero también los hay que se han convertido en feroces guerreros. Es un duro sendero entre Virtud y Necesidad. Hablando de forma general,…

Continuar Leyendo…

Reglas opcionales para la Diablerie

Reglas opcionales extraídas de Secretos Turbios de la Mano Negra. La diablerie se considera uno de los más viles pecados entre los no muertos. No obstante, sigue siendo practicada por los hambrientos de poder, pues cuanto más cerca está un vampiro de Cain, mayor es su potencial. Hay muchas formas de hacer que la diablerie sea más gratificante y a la vez más peligrosa. Debería verse la diablerie como algo más que beberse toda la vitae de otro vampiro. Beber la “Sangre del Corazón” significa beberse la propia alma de la víctima. Las vetas negras en el aura del diabolista no son sólo signos de su pecado, sino fragmentos del alma de sus victimas. Cuantas más veces comete diablerie un vampiro, mayor es el número de vetas negras. Las recompensas Los diabolistas pueden avanzar una generación por víctima. No pasan automáticamente a la generación de su víctima porque la sangre…

Continuar Leyendo…

Ciudades y asentamientos del Este I

Transilvania Nocturno: Ciudades y asentamientos del Este I Caído entre esos lobunos idiotas, tu gloría será hecha trizas, mientras todo lo incomprendido será vituperado por lenguas zumbonas… No se preocuparán por toda la luz que tu labor derramó sobre el mundo, sino por los pecados y todas las ofensas y fallos humanos que puedan encontrar, y toda minucia que deba sobrevenir en días desventurados, de todo mortal hijo del polvo. —Eminescu

Continuar Leyendo…