Linea de Sangre – Lamias

Las Lamias eran una Línea de Sangre de Cainitas dedicadas a defender al Clan Capadocio. La Fundadora del linaje, Lamia, afirmaba ser hija de Lilith, la primera esposa de Adán. Según la leyenda, un Antiguo Capadocio llamado Lazarus la encontró realizando ritos sagrados a Lilith, la Madre Oscura. Impresionado por su talento y tal vez seducido por su salvaje belleza, la Abrazó. Mientras ella moría y experimentaba la Transformación, Lilith le ofreció una visión, una gran comprensión de su futuro y el de los Capadocios. Cuando se recuperó, susurró algo a Lazarus, y el Antiguo Capadocio huyó aterrorizado.

No obstante, Lamia logró unirse al Clan y su Línea de Sangre se convirtió en guardiana de los Capadocios. Nunca fueron muy numerosas, pero los Ladrones de Tumbas importantes solían tener al menos una Gorgona a su lado. Las Lamias aprendieron a alimentarse con moderación,
dado que su mordisco transmitía enfermedades, y desarrollaron su propia Senda necromántica basada en los cuatro humores. Con el paso de los siglos se convirtieron en un importante recurso para los Capadocios. Y, pese a todo, tras su lealtad tal vez se escondía una dedicación aún mayor
a la Madre Oscura y a la visión de su Fundadora.

Pero la Revelación de la Madre Oscura parece haber llevado al linaje a la tragedia. Las Lamias fallecieron defendiendo a los Capadocios cuando los Giovanni asimilaron al Clan. Augustus Giovanni asesinó a la propia Lamia tras haber Diabolizado a Cappadocius, y la última miembro conocida de la Línea de Sangre fue destruida en 1718, durante una Caza de Sangre de la Camarilla.

Apodo: Gorgonas.

Secta: Las Lamias estaban en algún punto intermedio entre los Altos y los Bajos Clanes. No eran un Clan, pero eran consideradas como parte del Clan Capadocio por la mayoría de los Cainitas. Sin embargo, otros las trataban respetuosamente como sirvientes o soldados, tanto por
deferencia hacia sus habilidades como hacia sus patrones.

Apariencia: Las Lamias no compartían la palidez de los Capadocios. Muchas de ellas eran de ascendencia mediterránea o semita, aunque a medida que los Capadocios se movieron por toda Europa con sus guardaespaldas Gorgonas, otras nacionalidades se unieron a la Línea de
Sangre. El linaje era predominantemente femenino, pero no era raro para las Lamias
vestir como hombres (normalmente armados y con armadura).

Refugio: Las Lamias compartían refugio con sus patrones Capadocios. Cuando tenían uno propio, normalmente elegían criptas y sarcófagos, prefiriendo estar solas entre los muertos (alimentarse
de los muertos recientes también minimizaba el riesgo de provocar el brote de una enfermedad).

Trasfondo: Dado que las Lamias Abrazaban mujeres casi exclusivamente, raramente tenían la oportunidad de Abrazar guerreros entrenados. En vez de ello, las Gorgonas solían elegir a mujeres que habían tenido alguna experiencia con la muerte. Las mujeres que habían intentado o se habían planteado el suicidio, o que recientemente habían cometido un asesinato, eran elecciones
comunes. Igualmente, las mujeres con un interés pronunciado en la magia negra o en investigaciones académicas en general eran candidatas para el Abrazo de las Lamias. El entrenamiento en combate podía venir tras el don de la inmortalidad.

Creación del personaje: Todas las Lamias tenían algún entrenamiento de combate, normalmente por parte de sus Sires. Tanto los Atributos Físicos como los Mentales podían ser primarios, al igual que las Técnicas. Las Lamias también solían tener alguna familiaridad con Ocultismo, tanto por los ritos que aprendían de su propia Línea de Sangre como simplemente por su proximidad a los Capadocios.

Disciplinas de Clan: Fortaleza, Necromancia, Potencia.

Debilidad: Las Lamias portaban la “Semilla de Lilith”, una terrible enfermedad transmitida por su mordisco. Cualquiera de quien la Lamia se alimentara tenía que hacer una tirada de Resistencia (dificultad 6 para las mujeres, 8 para los hombres). Si la tirada fallaba, la víctima contraía una enfermedad similar a la Peste Negra que era mortal en unos cuantos días. Cualquier vampiro
que consumiera la Sangre de una Lamia se convertía en transmisor de la enfermedad hasta que toda la Vitae de la Lamia hubiera sido purgada de su cuerpo.

Organización: La relación Sire-Chiquilla entre las Lamias era muy fuerte, pues la mayoría de ellas tenían que permanecer junto a sus Sires al menos un año para lograr la habilidad en combate necesaria. Lamia fue la líder de la Línea de Sangre hasta su destrucción, pero su primera
orden y la más importante hacia sus hijas fue servir a los Capadocios.

Visión desde fuera

Altos Clanes: Los Ladrones de Tumbas tienen su propio cuerpo de guardaespaldas. Hmm. Es una
pena que las necesiten.
Bajos Clanes: Algo está terriblemente mal en estas transmisoras de la peste.

Estereotipos

Altos Clanes: Los compañeros de nuestros amos no son de fiar. Arrodíllate, pero con una mano en
la espada.
Bajos Clanes: Sus humores son más puros. A veces demasiado puros.


Cita: Acércate al Príncipe cuando te lo ordene, o perderás tus manos.

Its important to remember that the U.S. Food and Drug Administration doesnt regulate quality Questa farmacia online cambierà il gioco Some medicines are not safe to take with Viagra Viagra zonder recept te krijgen, targeting a womans brain chemistry in order to boost her desire.

Ricardo Blanch

Ricardo Blanch

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.