Linea de Sangre – Heraldos de las Calaveras

Los Heraldos de las Calaveras son una pequeña Línea de Sangre que emergió de las nieblas del pasado y unió su suerte a la del Sabbat. Se cree que todos los Heraldos son Antiguos terriblemente poderosos. Aunque su repentina aparición sugiere un largo Letargo, no se comportan como vampiros recién despertados. De hecho, afirman haber estado muertos estos últimos cinco siglos.

Los Heraldos de las Calaveras parecen cadáveres putrefactos, parecidos a los Samedi. De hecho, los vampiros que conocen ambas Líneas de Sangre sugieren un origen común, pero dado que ni los Samedi ni los Heraldos discuten sus orígenes en público, no pasa de ser mera especulación.
Los Heraldos son miembros del Sabbat desde hace muy poco tiempo, pero les ha bastado ese período para volverse inestimables. A falta de miembros Giovanni, la Espada de Caín tiene dificultades al tratar con fantasmas. Esto puede generar apariciones fantasmales problemáticas, ya
que el Sabbat mata a las suficientes personas como para que las visitas de los fantasmas sean algo a considerar.

Los Heraldos pueden exorcizar estas almas vengativas o, mejor aún, convertirlas en espías y esclavos incorpóreos. Y por todo esto, los Lazarenos no piden nada salvo que el favor se les pague en el futuro. Por su parte, el Sabbat no está acostumbrado al comercio de favores que suele encontrarse en la Camarilla, pero lo que los Heraldos ponen sobre la mesa es demasiado valioso como para perderlo. Y además, tanto si se cree como si no en su cuento de hadas acerca de su noble origen y de la “venganza sobre los prestamistas traicioneros” de la que a veces hablan, su pasión es palpable. Este tipo de celo asesino es siempre bienvenido en la Espada de Caín.

Apodo: Lazarenos.

Secta: Los Heraldos de las Calaveras pertenecen exclusivamente al Sabbat. Dicho esto, dado que es obvio que la Línea de Sangre tienen muchos secretos enterrados, es imposible saber si hay algún Lazareno que sea miembro de la Camarilla o que permanezca independiente.

Apariencia: Los Heraldos prefieren mantenerse ocultos en sus refugios, o al menos permanecer entre Vástagos, por una buena razón. Parecen cadáveres demacrados y resecos. Su piel se vuelve tensa y blanca, y las encías se retraen, recordando a una calavera blanca y sonriente. La mayoría de Heraldos visten prendas sueltas o sudarios, lo más adecuado para resaltar su afinidad con la muerte.

Refugio: A diferencia de la mayoría de Vástagos del Sabbat, los Heraldos de las Calaveras no se unen a manadas, por lo que no emplean Refugios Comunales. Suelen elegir guaridas lejos de la interferencia mortal, pero lo bastante cerca de los vivos para que no les falte sangre (o cadáveres frescos para sus horribles artes). Criptas, laboratorios en desuso y mataderos son elecciones normales.

Trasfondo: Es imposible conocer el trasfondo de un Heraldo “típico”. Todos son Antiguos, y con el paso del tiempo se ha olvidado quiénes fueron en vida. Parece que tuvieron una educación clásica, y un superviviente de una batalla entre un Heraldo y una banda de Brujah de la Camarilla mencionó que el Lazareno empleó un estilo de lucha nacido en Florencia. Sin embargo, más
allá de estas pistas vagas, las verdaderas identidades de los Heraldos son desconocidas.

Creación del personaje: Los Heraldos de las Calaveras tienden hacia Conceptos macabros y de algún modo violentos. Están obsesionados con la venganza, la muerte y los horrores más allá de la tumba. Los Atributos Sociales y las Habilidades no son una prioridad. Los Atributos Mentales y los Conocimientos suelen tener altas puntuaciones, pero su posición de Antiguos significa que
son formidables en todos los ámbitos (e implica que comienzan con una significativa inversión en el Trasfondo Generación).

Disciplinas de Clan: Auspex, Fortaleza y Nigromancia

Debilidad: No importa cuánta sangre consuma un Heraldo, su piel se mantiene mortalmente pálida. Es más, todos los Heraldos parecen cadáveres marchitos. Su apariencia siempre es 0 y fallan automáticamente todas las tiradas de Apariencia.

Organización: Los Heraldos tienen algún tipo de organización interna, manteniéndose comunicados y hasta reuniéndose entre ellos ocasionalmente. Están en contacto mediante mensajeros fantasmales, y viajan para re unirse mediante métodos que otros Vástagos no pueden
igualar. La mayoría del Sabbat desconoce cuántos Heraldos existen o qué podrían estar haciendo.

Estereotipos

Camarilla: Cuanto más cambian las cosas….
Sabbat: No pueden ganar. Pero nosotros no queremos ganar.
Giovanni: La retribución llegará muy pronto, y ese día todo su dinero no servirá para nada.

Visión desde fuera

Camarilla: ¿Qué tengo que hacer, deletreártelo?
Sabbat: Tendrías que haber visto la expresión en las caras de los espaguetis cuando todos sus esclavos fantasmales se giraron y saltaron sobre ellos ¡Adoro a estos tíos!
Giovanni: ¿Cuántas veces tengo que decirlo? Los Capadocios están muertos. Nosotros los matamos. Punto.


Cita: Es asombroso lo que los muertos pueden enseñarte sobre la
venganza. Los hemos estado escuchando durante siglos.

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Un comentario:

  1. Pingback: Capadocia o Kaymakli « Secretos Oscuros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.