Personajes Famosos 2da Parte

Algunos de los personajes mas famosos del Medioevo Oscuro, su historia y destino.

Mitru el Cazador

Historia: Mitru inició su no vida como un arrogante y confiado “defensor de los inocentes”. Antaño creía que las únicas armas que necesitaba para defender la aldea donde nació eran su arco y una cuantas flechas. Incluso ahora, confía más en sus instintos como cazador que en sus habilidades políticas, que se desarrollan poco a poco. La rabia se ha impuesto a la razón.

Mitru fue escogido para el Abrazo a causa de su feroz odio a los señores de Transilvania. A lo largo de su vida mortal, su familia luchó sin éxito contra la pobreza causada por los impuestos que exigía un criado de Nova Arpad. Como siervos valacos, dos tercios de su producción iban a parar a manos de su señor szekler. Los campesinos locales difundían monstruosas historias detallando el destino de los servidores de Nova.

De noche, los plebeyos de Transilvania atrancaban sus puertas y ventanas. Espantosos sonidos de batallas a la luz de la luna perturbaban su sueño y alimentaban sus pesadillas. El intrépido Mitru empezó a explorar los oscuros bosques que rodeaban Napoca. Cuando al fin llegó a la propiedad de Nova, descubrió la verdad tras los rumores, desenmascarando su verdadera naturaleza: la no muerta disfrutaba de grandes riquezas mientras explotaba a los siervos de sus dominios.

Así, acechó a la bestia que se cebaba sobre los suyos. Preparó 13 flechas para matar a la vampira, y tres de ellas se clavaron en el pecho de Nova, haciéndole entrar en letargo. Cuando Arnulf se enteró de aquel logro, Mitru recibió una impía recompensa: su bautismo en la oscuridad.

Ahora, como príncipe de Napoca, el Gangrel protege fanáticamente su dominio frente a otras amenazas sobrenaturales. Confía en sí mismo, pero sospecha de las creencias de los demás miembros del clan. Está especialmente preocupado por las ideas de su sire de controlar la población de las ciudades.

El príncipe de Napoca suele cazar en los bosques, fuera de la ciudad, pero a veces encuentra a un mortal que parece digno de convertirse en ghoul. En silencio, Mitru perseguirá al candidato a través de sus tierras para poner a prueba sus habilidades: los que luchan con vigor son Abrazados; los que huyen, destruidos. De la misma forma, pone a prueba a quienes pasan por su territorio con fuego y estacas. Con los instintos de un depredador, mantiene el orden en su violento dominio.

Imagen: Las necesidades de Mitru son sencillas, y su lógica directa y sin complicaciones. Suele llevar una larga y oscura capa de lana, una gastada camisa y calzones, aunque raramente se le ve cuando acecha a su presa. En sus botas hay tierra de toda Transilvania. La creciente leyenda de su campaña contra Nova le está volviendo algo arrogante, pero sin su confianza en sí mismo, perecería.

Sugerencias de interpretación: Esta tierra es tuya, y tomarás la venganza que consideres adecuada. Además de los derechos que te dan las Seis Tradiciones, sabes que este reino siempre os ha pertenecido a ti y a tu gente. Desde las noches de la pacífica Dacia y el Imperio Romano, los Gangrel han recorrido este dominio a placer. Luchaste contra los opresores de Transilvania en vida, y el Abrazo te ha dado el impulso y el idealismo para redoblar tus esfuerzos.

Refugio: Cualquier trozo de la mística Tierra… te preocupas más por el territorio en general que por una localización concreta.

Secretos: Mitru es impresionante en batalla, pero demasiado ingenuo en asuntos de política. Las traiciones de la diplomacia significan poco para él. De hecho, es demasiado honesto, y no debería fiarse tanto de sus aliados, especialmente del Demonio con el que ha establecido una alianza de prueba. El Conde Florescu, knez de un dominio cercano, ha empezado a manipularle haciéndole enfrentarse a amenazas exageradas.

Influencia: Nadie cuestiona la autoridad de Mitru. De hecho, está cada vez más dispuesto a acosar y perseguir a los Cainitas que pasan por su reino. Fuera de estas tierras, tiene una sólida alianza con Marusca y Radu, otros dos príncipes transilvanos.

Destino: Los desesperados suelen convertirse en aquello que más odian. Arnulf era bestial y violento. Cayendo en el Camino de la Bestia, Mitru acaba por sucumbir a los mismos deseos. Asume la posición de poder absoluto de un rey bárbaro, impulsado por los instintos de su Bestia. Sueña con recuperar la era de los épicos príncipes Gangrel que recorrían las oscuras tierras más allá del bosque siglos atrás. Pero en el proceso contrae lazos de sangre para conseguir su objetivo. A mediados del siglo XV, la manada que le rodea puede ser lo único que le salva de convertirse en un tirano.

Clan: Gangrel.
Sire: Arnulf.
Naturaleza: Fanático.
Conducta: Defensor.
Generación: 7ª
Abrazo: 1190.
Edad aparente: Poco más de 20 años.
Atributos Físicos: Fuerza 4, Destreza 4, Resistencia 4.
Atributos Sociales: Carisma 2, Manipulación 2, Apariencia 2.
Atributos Mentales: Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 3.
Talentos: Actuar 3, Alerta 3, Atletismo 4, Esquivar 4, Pelea 2.
Técnicas: Armas Cuerpo a Cuerpo 3, Sigilo 3, Supervivencia 3, Tiro con Arco 4, Trato con Animales 2.
Conocimientos: Investigación 2, Ocultismo 2.
Disciplinas: Animalismo 3, Celeridad 3, Fortaleza 3, Protean 3.
Trasfondos: Criados 1, Influencia 1, Mentor 4, Posición 2, Rebaño 3.
Virtudes: Conciencia 1, Autocontrol 3, Coraje 5.
Camino: Humanidad 6.
Fuerza de Voluntad: 8.

——————————————————————————–

Hilel al-Masaari, sultán de Córdoba
Guerrero de 6ª generación, chiquillo de Pelagon

Naturaleza: Defensor
Conducta: Autócrata
Abrazo: 580
Edad aparente: finales de los 30
Uno de los primeros de la progenie de Haquim en convertirse al Islam, al-Masaari fue un gran defensor de las primeras conquistas musulmanas. Lideró el esfuerzo Assamita de usar esa horda en expansión para desplazar o subvertir los intereses de otros clanes en la región. Con fama de no haber sido derrotado nunca en combate, y habiendo sido en su momento el favorito del califa de la casta guerrera, al-Masaari fue víctima de la política y las intrigas. Acechando en las sombras en los comienzos del Califato Omeya, siguió la ola de conquistas hasta Córdoba, desde donde esperaba que continuase hacia el norte a través de los Pirineos y por el resto del continente europeo. El destino no tenía tales cosas preparadas, y al-Masaari se convirtió en sultán de una gran ciudad musulmana que no traía la menor satisfacción a su espíritu guerrero.

Al no poder renunciar a su dominio sin exponerse a ataques de sus enemigos en Alamut, al-Masaari se ha convertido en una especie de gobernante ausente. Durante la mayor parte de los últimos siglos ha sido visto sólo junto a los guerreros de Córdoba, y una serie de visires han gobernado en su lugar. Durante parte del tiempo al-Masaari ha estado en el campo de batalla, usando las invasiones almorávide y almohade como tapadera para sus propios ataques al norte. Sin embargo, parece que estas dinastías beréberes se pudrieron y derrumbaron antes de que pudiese comenzar a llevar a cabo sus intenciones. Ahora al-Andalus es un caos de Taifas que luchan entre ellas, y los cristianos están avanzando hacia el sur a un ritmo alarmante. Dejar atrás su dominio para que lo tomen es algo que está fuera de toda posibilidad para el sultán, por lo que se está preparando para dejar su retiro y luchar una última y terrible batalla.