Vlad Tepes: Drácula. Primera Parte.

Y cuando caímos juntos, toda nuestra carne era como un velo. Que tuve que apartar para ver a la serpiente comerse la cola. Algunas mujeres esperan a Jesús, y algunas a Caín. Por lo que cuelgo mi altar y alzo mi hacha de nuevo. Y llevo al que me encuentra al lugar donde todo empezó. Cuando Jesús era la luna de miel y Caín tan sólo un hombre. Y leemos de complacientes Biblias encuadernadas en sangre y piel. Que el vacío está reuniendo de nuevo a todos sus hijos. – Leonar Cohen, “Last Year’s Man” “Ninguna historia de terror nos atemoriza hasta la medula como el mito de Drácula. Todo aquello que consideramos malvado, perverso y aterradoramente seductor acecha tras su regio porte y su colmilluda sonrisa. Mucha gente cree que Drácula solo existió en la ficción. Pocos saben que fue un príncipe de carne y hueso, que gobernó Transilvania…

Continuar Leyendo…

Disciplina – Extinción

Extinción, la muerte silenciosa, es practicada por los asesinos del clan assamita. Empleando los principios del veneno, el control de la vitae y la pestilencia, esta Disciplina de la sangre se concentra en la destrucción de su objetivo por diferentes medios. Extinción no consigue siempre una muerte rápida; los asesinos emplean su secreta letalidad para ocultar su participación en la destrucción de las víctimas. * EL SILENCIO DE LA MUERTE Muchos Assamitas aseguran no haber oído jamás los estertores de sus víctimas. El Silencio de la Muerte rodea al vampiro con una insonoridad mística que irradia de su cuerpo, apagando todo ruido en las cercanías. Dentro de esta zona no se producirá sonido alguno, aunque el procedente de una fuente externa penetrará normalmente en el área. Existen rumores sobre algunos visires Assamita con la habilidad de silenciar una localización, no una circunferencia que los siga, pero nunca se han encontrado…

Continuar Leyendo…

Disciplina – Obtenebración

La Disciplina Obtenebración, dominio de los Lasombra, concede a sus practicantes el poder sobre las tinieblas. La Naturaleza precisa de la “oscuridad” invocada es asunto de debate entre los Guardianes. Algunos creen que se trata de sombras, pero otros, probablemente con acierto, consideran que la Disciplina concede a los Vástagos control sobre su propia alma, a la que permite adoptar una forma más tangible. En cualquier caso, los efectos de la Obtenebración son terroríficos: olas de negrura surgen arremolinándose del vampiro para inundar a sus objetivos con una marea infernal. El uso descomedido de estos poderes es una ruptura evidente de la Mascarada, pero como la Obtenebración es propiedad del Sabbat cualquier neonato o ancilla de la Camarilla descubierto utilizándola debería tener una explicación impecable. Nota: los vampiros Lasombra pueden ver a través de la oscuridad que controlan, pero no así los demás (ni siquiera otros Lasombra). Circulan entre los…

Continuar Leyendo…