Hadas en el Medioevo Oscuro

Aquí abunda la energía mágica, el Glamour gobierna la realidad, y la Buena Gente preside sus cortes eternas. Desde estas moradas mágicas, los reyes y reinas de las hadas dirigen a sus cortesanos en cacerías nocturnas. Hubo un tiempo en que prado, arroyo y arboleda, la tierra, y toda visión común Me parecían envueltos en luz celestial, La gloria y la frescura de un sueño. Ahora no es, como los días de antaño… Vaya a donde vaya, Sea día o noche, las cosas que he visto se han perdido para siempre. William Wordsworth, “Intimaciones de la inmortalidad a partir de los recuerdos de la infancia” Bosques encantados, anillos de setas, estanques mágicos, praderas y fuertes de piedra: a lo largo de todo el mundo del Medievo Oscuro, son los lindes conocidos entre los reinos de los humanos y las tierras de las hadas. Aquí abunda la energía mágica, el Glamour…

Continuar Leyendo…

Lexico en el Medioevo y Vampiro

Los Cainitas tienen una jerga particular, nacida de muchas lenguas, que le da nuevos matices al significado de ciertas palabras mortales. Es posible hacerse una idea de la generaci6n de un vampiro atendiendo a su forma de hablar y las palabras que emplea. Hay agudas diferencias entre los términos usados por los neonatos y aquellos que prefieren los antiguos. La palabra equivocada en las circunstancias equivocadas suele ser considerada una seria violación de las normas de etiqueta. Habla Común Estos son los términos mas comúnmente empleados entre los vampiros durante la Edad Oscura. Antiguo: Un vampiro de trescientos o mas años de edad. Los antiguos se consideran a si mismos los Cainitas mas Poderosos y suelen enzarzarse en su propia Yihad. El Abrazo: El acto de transformar a un mortal en vampiro bebiendo su sangre y sustituyéndola por una pequeña cantidad de la propia, Beso: Tomar la sangre de un…

Continuar Leyendo…

La Ciudad del Medioevo Oscuro

Así es la vida en el mundo del Medioevo Oscuro… el mundo al que los Cainitas llaman hogar…Una oscura e imponente muralla de fría piedra toscamente labrada, de unos 15 metros de altura, que rodea una extensa superficie de tierra, con torres de guardia en cada una de sus curvas. El espacio entre esos muros está atestado de cientos de edificios terriblemente estrechos, el más alto de los cuales tiene dos pisos y oculta toda la luz. Sólo las angostas, ominosas y desigualmente empedradas calles contrastan frente a las en apariencia interminables hileras de toscas casas de madera, tiendas gremiales, tabernas y posadas.  Incluso entonces, las calles son impredecibles, retorciéndose y girando sin ninguna coherencia. Una población humana de 10.000 individuos se abren camino impacientemente unos por encima de otros a lo largo de esas abigarradas calles y avenidas; atestando los puestos de la plaza del mercado, vociferando y regateando…

Continuar Leyendo…