El Clan Ventrue

Avanzando a través de salones del trono y campos de batalla, los Ventrue son los caballeros y los reyes del tablero de ajedrez Cainita. Suyas son las conquistas, las guerras y las Cruzadas; gobiernan desde las mansiones y las salas del trono. Muchos fueron conquistadores en vida y no han cambiado de hábitos en la muerte, mientras otros alcanzaban el éxito como mercaderes o prestamistas. Todos triunfaron en su campo, de todas formas, y como recompensa fueron Abrazados por el clan Ventrue. No hay fracasos entre los Ventrue, sólo éxito y ausentes de venerada memoria.

La tradición es muy importante para los Ventrue, y valoran mucho la edad y el protocolo. Cuanto más tiempo haya pasado un Ventrue como Cainita, más respeto le mostrarán los miembros más jóvenes de su clan. De hecho, muchos Ventrue de cierta edad disfrutan tomando como “aprendices” durante más o menos una década a los nuevos vampiros, para transmitirles su sabiduría y disfrutar vicariamente de los éxitos de sus protegidos.

La posición ocupada en vida no cuenta mucho entre los Ventrue, y los títulos y tierras conservados tras la Transformación no tienen tanto valor como una simple ciudad tomada post mortem. Muchos de los éxitos alcanzados por el clan son el resultado de la acción individual o los esfuerzos de un equipo dirigido por un líder carismático; si se plantea un asunto ante el clan en pleno, lo más probable es que acabe irremediablemente atascado en cuestiones de crédito y procedencia.

Sin embargo, cuando los Ventrue actúan, lo hacen de forma rápida, eficaz y decisiva. Un Ventrue con una ambición es un terrible enemigo, pues no se detendrá ante nada hasta conseguir su objetivo, enfrentándose con cualquiera que se le oponga. Los Ventrue no están por encima de aliarse con miembros de otros clanes, ya que es con sus hermanos de clan con quien más problemas tienen a la hora de colaborar.

Remoquete: Patricios

Apariencia: Siempre inmaculadamente vestidos, prefieren los atavíos propios de la posición que ocupaban en vida. Los Ventrue de varios siglos de edad aprovecharán cualquier oportunidad para ponerse las ropas de sus días entre los vivos. Las reuniones de los Ventrue tienden a parecer un baile de disfraces históricos.

Refugios: Castillos y fortalezas, generalmente controlados por sus descendientes mortales, son los lugares donde duermen los Ventrue. Nunca se encuentran lejos de la civilización.

Trasfondo: Los Ventrue suelen ser escogidos entre las filas de la nobleza. Los demás tienden a ser brillantes líderes militares, aunque también hay una apreciable minoría de prestamistas y mercaderes, y unos cuantos caballeros templarios se han unido también al clan. Los más obsesionados con la tradición se toman el concepto de clan de forma literal, y sólo Abrazan a sus descendientes mortales.

Creación del personaje: Los Ventrue suelen responder al concepto de noble o militar. Lo más normal es que los Atributos Mentales sean los primarios, al igual que los Conocimientos. Muchos tiene los Trasfondo de Recursos e Influencia; hay muy pocos Ventrue que sean pobres.

Disciplinas del Clan: Dominación, Fortaleza, Presencia.

Debilidades: Todos los Ventrue tienen una limitación específica en sus hábitos alimentarios. Sólo pueden beber la sangre de un tipo particular de presa (sacerdotes, paganos, vírgenes, ingleses… etc.), escogido al crear el personaje. Ningún Ventrue se alimentará violando su exclusión de presa, ni siquiera aunque esté famélico, herido, o trastornado.

Organización: Hay una corte Ventrue, con un rey y una reina siempre cambiantes. Con la atención prestada al decoro durante las frecuentes reuniones del clan, suele atenderse más a aumentar la posición que a conseguir de verdad alguna cosa, aunque sea en interés del clan. Si se presenta una buena idea durante una de estas reuniones, es casi seguro que se opondrán a ella una media docena de otros Ventrue que se nieguen a ver vinculado al éxito nada que no lleve su nombre.

Cita: Puede que vuestros deseos tengan importancia en vuestras tierras, barón. Esta noche os encontráis en las mías, y aquí mi palabra es la ley.

Estereotipos

Assamitas: No serían ni la mitad de temibles si luchasen en el campo de batalla, en lugar de golpear desde las sombras y desaparecer.
Brujah: Uno pensaría que habían olvidado Cartago después de un milenio, pero no parece el caso. Tienen un admirable talento para el rencor, y poco más.
Capadocios: Parte de lo que están investigando podría ser de utilidad. El resto no parece tener sentido. Francamente, la mayoría son muy aburridos.
Gangrel: Bestiales en el mejor de los casos, quizá se les pudiese domar y emplear en el arte de la caza, como los perros o los halcones.
Lasombra: La mayoría son más o menos tan nobles como un cuchillo entre los omóplatos. La traición combinada con la complacencia obtiene este encantador resultado.
Malkavian: De las bocas de los dementes llegan las revelaciones. Piensa en Amos y en Ezequiel, y después vigila de cerca de los Malkavian.
Nosferatu: Resulta bastante sorprendente que tantos de los que llevan máscaras demoníacas caigan presa de manías religiosas. Pero, por otra parte, los que están cuerdos tiene impresionantes facultades.
Ravnos: La antítesis de todo por lo que luchamos, los Ravnos deberían ser expulsados del continente y enviados a practicar sus trucos al otro lado del mundo.
Seguidores de Set: La próxima Cruzada debería ser a las aguas del Nilo, para que pudiésemos barrer a esas víboras de la tierra. No os preocupéis por los sarracenos… éstos son los verdaderos infieles.
Toreador: Valora sus opiniones sobre arte y arquitectura, pero no sobre otras cosas.
Tremere: Hay que admirar su ambición y su ingenio para hacerse con el manto de Caín. Por desgracia, hay muy poco más que admirar en ellos.
Tzimisce: Obviamente, en las tierras del este la nobleza significa algo un poco diferente a aquello a lo que estamos acostumbrados en el oeste. Trátalos como lo harías con un fuego de combustión lenta: respetuosamente y a distancia.
Baali: ¿Por qué iba a dudar nadie ante la oportunidad de aniquilar a uno de esos rastreros diabolistas?

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

13 comentarios:

  1. angel montes ramos

    quiero ser miembro del clan ventrue soi poeta escritor y futuro cantante espero respuesta quiero k el clan ventrue me abraze quiero ser un vampiro me considero uno pero no lo soi oficialmente dejo mi correo es [email protected] espero respuesta

    • Si uno quiere pertenecer a algo así, se lo debe tomar seriamente.
      Para llegar a ello, ellos ven como es uno y si vale la pena meterlo en el clan.

  2. angel montes ramos

    soy de toluca estado de mexico deseo con ansia su respuesta y su aprobacion

  3. Lionardo Di Salvagnir

    JAJAJA VAMPIROS, SON UNOS INCULTOS CREYENTES ILUSIONADOS JAJAJAJA POCOS TENEMOS ESE PRIVILEGIO…

  4. TENEIS RAZON HERMANO, JAJAJAJA POCOS TENEIS ESE PRIVILEGIO, TE MIRO EN LA CAMARILLA…

  5. Lionardo Di Salvagnir

    JAJAJA SUSY PENSE QUE NO HABIAS ENTRADO A LA PAGINA, EXPLICAN MUY BIEN NUESTRO CLAN PARA SER SIMPLES MORTALES QUE BUSCAN EN SUS ENCICLOPEDIAS NO LO CREES BELLE???

  6. ESO MISMO DIO JAJAJA, BUENO NENE TE VEO EN LA NOCHE, BUENO MAS EN LA NOCHE POR CIERTO TE INVITO A MI CASA ESTARA SARA, DARIUM, LOUIS, Y MADEL ASI QUE PODRAS ESTAR CON NOSOTROS ASI DURMIREMOS SIN TEMOR DE LO DEL LYCON JAJAJAJA…

  7. Lionardo Di Salvagnir

    JAJAJA SI FUE DIFERENTE A LO ACOSTUMBRADO, POR CIERTO SUEÑAS ANGEL MONTES, PRIMERO CAMBIA TU NOMBRE MORTAL COMUN OK, JAJAJAJA, DESPUES YA VEREMOS, TE DEJO EL CORREO (COMO LE DICEN USTEDES) DE MI REINA (EDITADO) HABER QUE TANTO PODEMOS CAMBIAR DE TI JAJAJAJAJAJA…

  8. Pingback: El Velo de la Noche | Secretos Oscuros

  9. Seria un privilegio pertenecer al clan de los Ventrue.deseo ser aceptada.

  10. Pingback: Los Clanes & Lineas de Sangre – Secretos Oscuros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.