Aleister Crowley, Samael Aun Weor, Blavatsky, Besant

Magos, esoterismo, teosofia… Un poco de todo encontraras en estos personajes famosos que te entregamos en el día de hoy. Aleister Crowley, mago notable que nació en Leanington, Inglaterra, el año 1875, y al que se considera como uno de los renovadores de las sectas satanistas. Algunos autores le atribuyen la autoridad del satanismo contemporáneo. Hijo de un fabricante de cervezas, fue un niño mimado que desplegó una profunda adversión hacia la secta de los Hermanos de Plymouth, a la que pertenecía su padre. Cuando contaba 19 años entró en contacto con la Golden Dawn, donde fue iniciado en esoterismo y ocultismo, viajando a Escocia y Londres para obtener un grado de importancia en la sociedad. Estudió la Cábala y practico la magia y el yoga. Viajó por diferentes lugares de Oriente y en 1904 escribió un libro titulado “El libro de la ley” que se convirtió en piedra angular…

Continuar Leyendo…

Vikingos y Normandos

El ejército invasor del duque Guillermo de Normandía había trepado el 14 de octubre (1066) a la altura y acampaba cerca de la población de Hastings. Los señores llevaban casi sin excepción la larga cota imbricada, tallada por abajo, los yelmos puntiagudos con el nasal, sus cortas lanzas y las ruidosas espadas largas. Sus escudos tenían la forma de un triángulo alargado de cantos redondos, de modo que protegían los muslos de los jinetes. Los infantes seguían en un grupo abigarrado, armados en parte con hachas de guerra, picas, espadas y arcos de asta, cubiertos en parte con camisas de cota, en parte con corazas de cuero o guateadas. El rey de los anglosajones, Harald, había avanzado con sus peones a una loma a diez kilómetros al noroeste de Hastings. Allí había erigido rápidamente parapetos, y había dispuesto a sus guerreros en una colina. Esperaba el golpe del ejército invasor….

Continuar Leyendo…

La Estrategia Militar

La estrategia militar medieval se centraba en el control de las fuentes de riqueza y, en consecuencia, en su capacidad para la ocupación de tierras. Al principio del periodo, esto equivalía básicamente a destruir o defender los campos, ya que toda la riqueza tenía origen en las tierras de labranza y en los pastos. Con el paso de los años, las ciudades se convirtieron en importantes puntos de control como centros de riqueza derivados del comercio y la manufactura. Conquistar y mantener el control de los castillos era parte esencial de las guerras, ya que éstos defendían las tierras de labranza y pasto. Los ocupantes del castillo controlaban a la población de los alrededores. A medida que iban creciendo, las ciudades también se fortificaron. La defensa y la conquista de ciudades fue adquiriendo gradualmente mayor importancia que el control de los castillos. Los ejércitos de tierra maniobraban para conquistar las…

Continuar Leyendo…