Psique o Psiquis

Psique, también conocida como Psiquis, era la menor de las tres hijas de un rey de Asia. Su hermosura no tenía comparación, pero por contra, su carácter era profundamente insufrible. Había sido malcriada y ya nada podía formalizarla, incluso sus gustos eran tremendamente volubles, tal una mariposa o el soplo de la brisa.

Continuar Leyendo…

Vikingos y Normandos

El ejército invasor del duque Guillermo de Normandía había trepado el 14 de octubre (1066) a la altura y acampaba cerca de la población de Hastings. Los señores llevaban casi sin excepción la larga cota imbricada, tallada por abajo, los yelmos puntiagudos con el nasal, sus cortas lanzas y las ruidosas espadas largas. Sus escudos tenían la forma de un triángulo alargado de cantos redondos, de modo que protegían los muslos de los jinetes. Los infantes seguían en un grupo abigarrado, armados en parte con hachas de guerra, picas, espadas y arcos de asta, cubiertos en parte con camisas de cota, en parte con corazas de cuero o guateadas.

Continuar Leyendo…

Auspicios – Galliard

Los que danzan para Selene.   Nacido bajo la Luna Gibosa, eres el Danzante Lunar, el que canta las canciones de antiguas batallas y glorias pasadas. Atendiendo a la llamada de Selene, el Galliard eleva su voz en la noche, invocando la inspiración y la fortuna con su aullido claro y perfecto. Los Galliard sois los guardianes de las tradiciones, y de la historia, conocéis los errores del pasado y recae en vosotros el que no se repitan. Sois los cantantes, los bardos, los artistas y actores. Sois espontáneos, inventivos, sois el alma de vuestras manadas, imaginativos y ardientes. Y también guerreros temibles ya que es la propia Selene la que os da su Rabia, llenándoos de vida y pasión. Buenos líderes en la batalla, y grandes sabios en la paz, dadores de renombre a los caídos por Gaia, desempeñáis un importante papel en la Nación Garou: dar a conocer…

Continuar Leyendo…

Amor Gangrel.

Un breve poema, del amor de Gangrel. rozare tus mejillas besare tus labios te abrazare a mí tan fuerte que no te podrás escapar la ira llenara mi cuerpo me dejare llevar por la pasión cambiare de forma y te haré mía desgarrare tu piel beberé de tu sangre nada me detendrá en vano serán tus gritos comeré tus entrañas las arrojare a lo lejos oleré tu cabello y después te lo arrancare morderé tu cuello beberé toda tu esencia me saciare con tu sangre y beberé hasta la ultima gota de ti solo dejare un cuerpo irreconocible una mancha de sangre en un olvidado bosque al final, gritare tu nombre llorare mi pena, tu muerte y maldeciré mi castigo mi condena eterna. Marius

Continuar Leyendo…