Clan – Tzimisce

Una Luna de sangre proyecta luz carmesí sobre la tierra más allá del bosque y algo temible aúlla, agónico, en la noche. Los Tzimisce llaman a estas tierras su hogar ancestral. Desde tiempos inmemoriales los Demonios han sido amos y señores de los dominios de gran parte de Europa del Este. Su Clan es orgulloso y egoísta, y para él las tradiciones sólo tienen valor hasta cierto punto, pese a sus orígenes nobles. De hecho, reivindican haber destruido a su Antediluviano y que, a consecuencia de ese trascendental evento, ayudaron a edificar los cimientos del Sabbat. Practican una extraña Disciplina conocida como Vicisitud que les permite retorcer la piel y los huesos de sus víctimas: suelen refinar sus artes de la carne practicando sobre ellos mismos, pero la usan con la misma frecuencia en lacayos y criados, transformando a boyardos y Szlachta en monstruosos esclavos. La propia Vicisitud es una…

Continuar Leyendo…

Clan – Assamita

Los Chiquillos de Haqim, conocidos como Assamitas por el resto de los Vástagos, son un cuchillo silencioso en la oscuridad, una orden de ejecutores sedientos de Sangre que participa en las guerras secretas de los no-muertos actuando como asesinos a sueldo. Fuera del alcance de las Sectas, los Assamitas son auténticos Independientes y mercenarios, ofreciendo sus servicios a quienquiera que pague su precio en Sangre, al margen de la ley del Príncipe o del Priscus. Para cuando su objetivo se da cuenta de que un Assamita lo está acechando, suele ser demasiado tarde. Huelga decir que los Asesinos son temidos y denostados por muchos otros Clanes. En realidad, los Assamitas son mucho más que unos simples matones y asesinos. El suyo es un Clan complejo pero aislado, basado en tres principios: la sabiduría, la hechicería y la Diablerie. Sin embargo, la mayoría de los Assamitas con los que se encuentran…

Continuar Leyendo…

Marques de Sade – El Sádico

Su padre, Jean-Baptiste, el Conde De Sade, era un tipo culto que se dedicaba privadamente a la literatura y también un libertino que gastó parte de su fortuna en bailes y fiestas de alta sociedad, persiguiendo a mujeres como Madame Pompadour. Era vicioso y abandonó Provenza para largarse a París con el fin de disfrutar no solo de las fiestas de alta sociedad sino también de jóvenes chaperos callejeros. Etiquetas: Personajes Famosos

Continuar Leyendo…