Artifices (Altos Artesanos)

En un mundo ideal, cualquier hombre (o mujer) podría tener los poderes de un mago. Mientras que los antiguos se acurrucaban alrededor del fuego y rezaban a los espíritus, los antepasados de los Altos Artesanos fabricaban telas y máquinas sencillas para cultivar la tierra.

Continuar Leyendo…

Esfera Primordial

Olvida todo lo que te han enseñado hasta ahora; todas las cosas comienzan con el Primordial. A partir de esta Esencia de la creación destilada, fluye toda la materia, vida, ley y conceptos…. Especialidades: Canalización, Percepciones, Llenar Patrones, Vaciar Patrones. El primordial es el estudio de la Quintaesencia. La Quintaesencia también se conoce como Éter o Fuerza Odílica, la naturaleza subyacente del tejido de la realidad, la Primera Esencia o Primordial. Independientemente de su nombre y definición, el Primordial es la materia en bruto de la Auténtica Magia. Existe en todas partes y todas las cosas se componen de él, aunque algunas fuentes son más fáciles de explotar que otras. Las formas más accesibles de magia en bruto son la Quintaesencia almacenada en el Avatar de un mago o cristalizada en forma de Tas. Más peligrosa de usar, pero igual de posible, es la Quintaesencia que mantiene los Patrones de…

Continuar Leyendo…

Vampiros y Religión

Aunque a primera vista puede parecer que toda leyenda relacionada con los vampiros está al margen de religiones, por tratarse de historias totalmente paganas e imaginarias, en mi opinión, prácticamente todas las religiones tienen algún componente vampírico, a pesar de que en algunas son detalles aparentemente sin importancia, todos tienen algo significativo.

Continuar Leyendo…

El auge de los caballeros

En tiempos de Carlomagno, los guerreros a caballo se habían convertido en la élite de las unidades militares francas y esta novedad se extendió por Europa. Luchar desde un caballo reportaba mayor gloria en la batalla porque los jinetes podían moverse velozmente y pisotear al enemigo de menor rango que luchaba a pie. Cuando las caballerías de dos ejércitos se enfrentaban entre sí, la velocidad de la carga y el violento choque que se producía resultaban estimulantes. La caballería gozaba de mayor prestigio por el alto coste de los caballos, las armas y las armaduras. Sólo los individuos adinerados o los siervos de los ricos podían permitirse luchar como jinetes.

Continuar Leyendo…