Senderos de Lobos – El Continente

Como ya me he presentado anteriormente solo diré que yo soy Yesugei, al que los francos llaman Oderico, y soy un viajero. En esta oportunidad seré vuestro guía de mis vivencias en el continente. El continente Tras abandonar las Islas Británicas, pasé el resto de la primavera recorriendo Iberia y la Galia, y terminé el viaje en la tierra natal de los romanos. Los nombres de estos lugares siempre cambian, al igual que la gente y los gobernantes. Me refiero a ellos por los nombres que aprendía hace años. Después de todo, las viejas costumbres son difíciles de olvidar para todos nosotros. Iberia Los Gangrel llegaron por primera vez a esa península durante el auge de la migración visigoda, hace cientos de años. En los años siguientes, el clan se extendió por la zona que rodea lo que en la actualidad es Barcelona. También nos extendimos hacia al sur, recorriendo…

Continuar Leyendo…

Senderos de Lobos – Islas Britanicas

Yo soy Yesugei, al que los francos llaman Oderico, y soy un viajero. He caminado más lejos que ningún otro, y he visto más cosas que nadie. Puedo contar con las dos manos los Lupinos a los que he sobrevivido. Los maté con una sola garra. Ya era viejo antes de la llegada de Roma, más viejo aún cuando la vi caer, y seré más viejo cuando se levante otra vez. Yo soy vuestro guía. Geografía Hace poco he recorrido el mundo conocido, llevando las noticias e historias de nuestra raza a los confines de este. Al parecer estamos esparcidos por todas partes, aunque no seamos tantos como recuerdo que éramos antaño. Sin embargo, somos más numerosos de lo que creen los Cainitas, porque no se molestan en contar. Esta es siempre nuestra ventaja, ya que les sorprende descubrir todo lo que podemos hacer. Pero bueno, ya es suficiente. La…

Continuar Leyendo…

Clan – Ravnos Antitribu

Existe un dicho en el Sabbat: es mejor tratar con el mismísimo Diablo que con un Ravnos antitribu, ya que no sacarás nada de ninguno de los dos. En las noches olvidadas de la historia, probablemente poco después de la Convención de Thorns, una facción de los Ravnos se apartó de su herencia gitana tras descubrir el Sabbat. Aunque la secta estaba respaldada por una grandiosa ideología, estos Ravnos separatistas se enamoraron de la “vida” de aquellos vampiros. No se enredaban en complejos acertijos hinduistas sobre el dharma, ni subvertían sus naturalezas bestiales. Estaba compuesta por vampiros hechos y derechos, y ofrecía numerosas oportunidades para el engaño perverso y la curiosidad de estos jóvenes desertores, que se convirtieron en los primeros Ravnos antitribu. Desde entonces no han tenido mucha relación con la secta, sirviéndola cuando era conveniente y aprovechándose de la falta de comunicación provocada por los constantes viajes. Algunos…

Continuar Leyendo…

Clan – Ravnos

Los Ravnos se mueven como los rumores que los rodean. Son el ladrón en la noche, el raksha perseguido por el viento, las pesadillas demasiado temibles como para ser reales. Tanto si se los asocia con el pueblo romaní de Europa del Este o con los ladrones de tumbas ghûl del Asia occidental, la sociedad de los Vástagos carga a los Ravnos con prejuicios de podredumbre moral, suciedad y picaresca. Con una reputación como ésa, se considera a los Ravnos marginados incluso entre aquellos Vástagos que no se alían con las Sectas. Muchos jóvenes Ravnos tienden hacia no-vidas nómadas, moviéndose de un dominio al siguiente o escondiéndose en los límites de los territorios establecidos desde donde pueden escapar si el sentir de los Vástagos locales se vuelve en su contra. Esto exacerba su reputación como vagabundos, gitanos y plagas errantes, pero los vampiros Ravnos se adaptan bien, prosperando en sus…

Continuar Leyendo…

Los pecados de nuestros Sires, Caitiff

Nunca quise el Abrazo. Nunca busque la inmortalidad ni estos extraños poderes. Sólo quería vivir. Cuando le hablé a mi chica de mi cáncer sólo quería un hombro donde llorar. Ella me abandonó dejando que me buscara la vida en mi nueva existencia. Lo único que me avisó fue que tuviera cuidado con el sol. Nunca me habló de clanes, Camarilla o las reglas de crear más Vástagos. Me dejó vivir, que suerte. Ella murió achicharrada por el sol, grabado en video, como aviso para todos aquellos que tuvieran compasión de un humano que se moría. Supongo que era una Gangrel, pero yo era un Caitiff y nadie me enseñó como ser un Gangrel y yo no aprendí. Decidí quedarme en la ciudad que conocía y todo habría ido bien si no hubiera desarrollado Disciplinas de otros clanes. Mi amor a la magia y el ocultismo me dirigió hacia la…

Continuar Leyendo…

La caza y el viaje en Edad Oscura

CAZAR EN EL MEDIEVO OSCURO Cazar no es tan sencillo en el siglo XII como en el XX. No hay “ciudades que nunca duermen”, ni masas anónimas entre las que elegir a alguien en la acera para un trago rápido en el callejón de al lado, ni clubes góticos tenuemente iluminados. Cuando los últimos rayos de sol se ocultan tras el horizonte, las calles de la ciudad quedan completamente a oscuras y vacías de vida humana (salvo la ronda nocturna y los locos). Puertas y ventanas son atrancadas desde el interior de las casas para impedir la entrada de ladrones y demonios nocturnos. En unas pocas de las más grandes ciudades, posadas y tabernas permanecen abiertas durante la noche, pero incluso éstas son locales pequeños, donde los extraños son detectados fácilmente y las desapariciones recordadas. Tal paranoia puede complicar mucho la caza. Los Cainitas con Presencia o Dominación tendrás muchas…

Continuar Leyendo…

Barcos en la Tempestad

Viajar a través de la Tempestad siempre ha sido arriesgado, ya sea a pie, barco o caravana. Los Espectros, Maelstroms, y otros habitantes de la Tempestad esperan al desprevenido viajero. Descripción Puesto que la popularidad y viabilidad de la navegación, y los viajes marítimos, en las Tierras de la Piel, aumentó, el número de naves y barcos reliquia se incrementó. Al principio, éstos capitanes de barco de reliquia usaron sus naves para viajes personales, llevando con ellos tan solo a sus compañeros. Esto fue así durante un tiempo, pero el desgaste de las naves era costoso. Para pagar estas reparaciones, los capitanes empezaron a alquilar sus naves a pasajeros, comerciantes, e incluso a la Jerarquía para transportar cargamentos. La Jerarquía viendolo una manera de conseguir viajes más seguros, y unos oboli decentes, comenzó a buscar la forma de construir un Barco de la Tempestad. Contrataron a varios Artesanos para trabajar…

Continuar Leyendo…